La ministra de Desarrollo Rural, Agropecuario y Medio Ambiente Susana Rivero renunció a su cargo por razones personales y de forma irrevocable.

Según algunos trascendidos de medios locales, los empresarios habrían ejercido presión para que Rivero renuncie, molestos por algunas disposiciones recientes que liberalizan la importación de alimentos y que prohiben la exportación de algunos productos agrícolas.

No hace mucho, los gremios campesinos también pidieron al Ejecutivo que Rivero salga del gabinete debido a una supuesta ineficiencia y falta de interés en los pequeños sectores productivos.