Invitación a leer la Fadocracia

Ramón Rocha Monroy

noviembre 8, 2007Publicado el: 1 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Hace tiempo que consulto el blog fadocracia.blogspot.com, de José Luis Exeni, cuyas pautas tiene la gentileza de enviarme, y siempre hallo buen juicio y, sobre todo, buena leche, que hace falta en miles de hectolitros. El último post que recomienda es una advertencia muy seria sobre la política de confrontación en la cual nos estamos hundiendo irremisiblemente. De ella hemos tenido una amarga experiencia el 11 de enero, que pronto cumplirá su primer luctuoso aniversario. El 11E fue un golpe de odio cuyas heridas no han cicatrizado, como tampoco una pregunta clave: ¿Hasta dónde fue un movimiento espontáneo y hasta dónde fue digitado? ¿Qué fuerzas movieron las fichas en el tablero y con qué fines? ¿A quiénes les movió únicamente su interés político y no el respeto por la vida humana?

José Luis Exeni escribe frases breves y sentenciosas, con un dejo de humor constante, de modo que no es farragoso leerlo y suele invitar a conocer otros blogs importantes, como el de Alejandro Salazar, ese extraordinario artista plástico y caricaturista que firmar Al-Azar, que ha hecho ya valiosas publicaciones y hoy las divulga, ¡al fin!, en http://aljazar.blogspot.com/.

¿Qué dice José Luis Exeni de la guerra a la cual parece que nos delizáramos irremisiblemente? Dice: "La guerra, ese paréntesis. "La guerra por el IDH", esa consigna. "La guerra por la capitalidad", esa coartada. La guerra..."

"Hace más de veinticinco siglos, en aquellos míticos tiempos/territorios de los reinos combatientes, el maestro Sun Tzu enseñó que toda guerra está basada en la simulación. Por ello un buen estratega domina el arte de la maniobra, las ventajas de la anticipación, el peso de las circunstancias, el oficio del secreto.

He ahí las armas de la victoria: fingir desorden, aparentar inferioridad, ocultar intenciones, ofrecer carnadas al contendiente, provocar su cólera, acosarlo... ¡Vivir a expensas del enemigo! ¿Les suena conocido?"

"Tengo la impresión de que, en la Bolivia de 2007, las renovadas batallas (verbales) nuestras de cada dos o tres días, que en el fondo del túnel agitan los espantajos del "quiebre institucional", la "guerra civil" y la "disgregación nacional", tienen mucho que ver con la tan fecunda estrategia."

"Y en ello el Gobierno central, en una trinchera, y los Prefectos-dirigentes cívicos de la Media Luna, en la otra (con la complicidad de los "reciclados" y el solaz de los mass media), vienen afinando-agitando sus fusiles, sin matices, para impulsar/frenar el actual proceso de transformación sustancial en el país."

"Dice Clausewitz que la guerra es la prolongación de la política por otros medios. Vale. Por eso como ciudadanos comprometidos con el cambio habremos de trabajar, incansables, para que en Bolivia dicha "pro-lon-ga-ción" no sea más que una evitable/minoritaria tentación."

"¡Que la política salga victoriosa!, es la divisa. ¿O a las armas, compañer@s?"

Atrás