Los musulmanes superan a los católicos

Rodolfo Faggioni

agosto 13, 2007Publicado el: 4 min. + -
El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Roma – Actualmente en el mundo hay más musulmanes que católicos. Los adherentes de Mahoma son 1.332.000.000 mientras que los fieles de la Iglesia de Roma llegan a 1.115.000.000. El sobrepaso ha sido silencioso y de modo inevitable, dado la dinámica demográfica que favorece a los países de cultura islámica.

A afirmar este histórico cambio son algunos datos estadísticos que han sido publicados en estos días. El Anuario Pontificio observa que la población mundial de fe católica se mantiene estable. Desde el año 2000 al 2005 los católicos han aumentado de 1.045.000.000 a 1.115.000.000 con un incremento del 6,7%, un crecimiento por debajo del aumento de población que ha sido del 6,9%. Se ha tenido por lo tanto una ligera regresión en términos de pocentaje sobre la población total del planeta.

Al mismo tiempo, el World Christian Database, instituto estadounidense especializado en "trend" religioso, ha calculado que en el 2005 los musulmanes han llegado a superar las 1.332.000.000 unidades. Aunque estos datos puedan ser divididos entre sunníes y chiíes, el sobrepaso a los católicos es evidente. La comunidad sunnía que es mayoritaria en el mundo islámico, puede contar con 1.152.000.000 de creyentes contra una menoría de los chiíes de casi 180 millones de devotos. En el último censo que se realizó en el 2005, los musulmanes representaban el 20.45% de la población

mundial calculada en unos 6.464.000.000 habitantes, mientras que en 1983 llegaban sólamente al 13.6%. El aumento se debe sobretodo a un índice de nacimientos muy elevado entre la población de religión islámica y no ha un expansionismo o proselitismo religioso en naciones tradicionalmente de religión no musulmana. Los católicos en 1983 llegaban al 18% de la población mundial mientras que ahora llegan al 17,2%.

La perspectiva cambia completamente y de modo radical si se considera la entera población cristiana del mundo, es decir católicos, ortodoxos, protestantes “tradicionales” y sobretodo los nuevos movimientos religiosos de derivación evangélica. El número total de cristianos en el mundo es de 2.153.000.000, es decir una tercera parte del planeta, una realidad en expansión porque los cristianos, complesivamente, han aumentado de tres puntos en porcentaje respecto a 25 años atrás.

Las Iglesias cristianas históricas como la católica, luterana, ortodoxa y anglicana están pero en una situación de detención, mientras se multiplican y crecen los nuevos movimientos evangélicos. La visita del Papa Benedicto XVI a Brasil ha evidenciado la agresividad de estos grupos en América Latina; todavía, el expansionismo de estas "sectas" es un fenómeno mundial. Leyendo las estadísticas elaboradas país por país por Wolrd Christian Database, se descubre que son las nuevas "iglesias independientes cristianas” en conquistar, muy a menudo. El porcentaje más alto de aumento de nuevos adeptos.

Esto vale también para la República China. En el gigante asiático el instituto de investigaciones americano, ha calculado una presencia de 109 millones de habitantes de religión cristiana, de los cuales 81 millones son clandestinos: se trata siempre de una menoría importante, practicamente el 8,4% de la entera población china. Los cristianos chinos son una mayoría respecto a la menoría musulmana constituída por casi 20 millones de fieles, más o menos la misma población que practica la religión budista.

En el Vaticano estos datos son aceptados con escepticismo. El portavoz del Pontificio Consejo para el diálogo interreligioso ha declarado que no son siempre exactos. En la Iglesia Católica –explica- tenemos cifras ciertas, sin ningún error. Las parroquias católicas diseminadas en todo el mundo, registran a sus bautizados; de nuestros fieles tenemos nombre y apellido, en algunos países el acto de bautizo vale como registro civil, mientras que en las otras religiones no es así. ¿Cómo se puede decir que uno es musulmano? –continúa el portavoz- ellos no son registrados, para convertirse a la religión musulmana lo único que hay que hacer es recitar un versículo del Corán delante a dos testigos, o recitar la shahada que es la profesión de fe. El prelado afirma que la Iglesia Católica está siempre viva en el mundo llevando su obra misionaria con seriedad y dedición.

Atrás