El ministro de Planificación del Desarrollo Gabriel Loza Tellería firmó la recepción de 5.2 millones de dólares, que constituyen una donación de parte de la entidad del Banco Mundial denominada “Alianza Global Basada en Resultados” (GPOBA, por sus siglas en inglés). El dinero ayudará a entregar energía eléctrica renovable a los segmentos con menos ingresos de la población rural boliviana. Los recursos provienen de la Corporación Financiera Internacional (IFC) del Grupo Banco Mundial y de la Cooperación Británica (DFID), y son administrados por la GPOBA.

“La realización de este proyecto demuestra que el Gobierno Boliviano continúa comprometido con la lucha por un acceso universal a la electricidad mediante soluciones innovadoras para proveer energía a los más necesitados”, señaló Carlos Felipe Jaramillo, director del Banco Mundial para los países andinos.

El proyecto proporcionará electricidad a más de 7 mil hogares bolivianos pobres, pequeñas empresas, escuelas y hospitales en las zonas rurales más dispersas del país mediante la instalación de sistemas domiciliarios de energía solar. Además proveerá de sistemas pico FV para aproximadamente 2 mil hogares .

“Esta iniciativa tiene como antecedente la experiencia del proyecto del Banco Mundial de Infraestructura Descentralizada para la Transformación Rural (IDTR), que ha estado trabajando para proveer electricidad en 14 zonas rurales de Bolivia”, recordó Susan Bogach, la gerente del proyecto. El Proyecto IDTR se inició en 2003 y puso a competir al sector privado en la provisión del servicio, permitiendo una cobertura mayor en un 30% de lo esperado.

La GPOBA es un fondo alimentado por varios donantes y administrado por el Banco Mundial, que financia proyectos de ayuda basada en resultados (“Output-based aid”, OBA). Su aproximación a los actores del desarrollo es selectiva y a escala, lo cual le está permitiendo obtener importantes aprendizajes que más tarde son enseñanzas de futuro. El fondo se ocupa de entregar subsidios basados en el rendimiento, que son entregados solo cuando los proveedores han entregado los servicios convenidos. Los resultados de este proyecto de electricidad mediante energía solar incluyen no sólo la instalación de los equipos, sino también el desarrollo de los mercados locales de repuestos y partes. “Ello permite garantizar la sostenibilidad del modelo, lo cual es muy importante, porque necesitamos que los beneficiarios tengan un acceso constante a los servicios entregados”, afirmó Patricia Veevers-Carter, gerente general de la GPOBA.