(ABI).- La gerente nacional de fiscalización del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), Marlene Ardaya, este jueves informó que la deuda que tiene Entel con el Estado y que fue ratificada en la pretensión de cobro de la administración tributaria es de más de 200 millones de bolivianos.

Ardaya sostuvo que este proceso inicial se ganó en la Superintendencia Tributaria, toda vez que se confirmó todo el aspecto técnico de la forma cómo se determinó la omisión del juez.

Explicó también que el procedimiento de acuerdo a la Ley 2492 y el Código Tributario debe seguir algunos pasos, sin embargo en el caso de que Entel solicite la nulidad del primer recurso de alzada, que fue el 93/2007 de la Superintendencia Tributaria, el SIN acudirá al recurso jerárquico en la Superintendencia Tributaria Nacional para luego acudir a la Corte Suprema de Justicia.

“Ellos deben pronunciarse en una segunda instancia si procederán al pago de la administración tributaria o cuál será el mecanismo de honrar la duda al país”, dijo Ardaya.

La capitalizada Entel, días después de que el Gobierno presentó el Decreto Supremo 29087 que busca recuperar la empresa para el Estado, reaccionó con sorpresa por las supuestas irregularidades administrativas que serían el justificativo para su intervención sin que exista alguna resolución administrativa o judicial.

La posición fue dada a conocer por la empresa a través de un comunicado, en el mismo que se expresa la disposición que tiene Entel para ponerse a disposición de la comisión gubernamental ad hoc conformada para la evaluación y negociación de la compra de sus acciones.

Sin embargo, el Gobierno, a través del ministro de Servicios y Obras Públicas, Jerges Mercado, aseguró que recuperar Entel para los bolivianos es un compromiso adquirido por el Poder Ejecutivo, tarea que se llevará adelante buscando alternativas diversas en caso de que se agote el proceso de negociación.