Súper-Chavez

Isaac Bigio

septiembre 26, 2006Publicado el: 1 min. + -

Si antes Washington tenía como Némesis a Berlín, Moscú o Beinjing, hoy Caracas quiere ser la capital mundial del anti-bushismo.

La retención del canciller venezolano en Nueva York ha reforzado la prédica de Chávez de que le quieren asesinar. Es el único presidente que viaja por todo el mundo haciendo simultáneamente dos campañas electorales (para ser re-electo y para llegar al consejo de seguridad de la ONU). Apadrina a Cuba, Irán, Belarús, Sudán y a cualquier régimen que tenga roces con EEUU (aunque éste tenga un mal récord en derechos humanos).

Osa insultar al mandatario norteamericano en su casa como nadie lo ha hecho. Su prédica ha cobrado tanta fuerza que basta con que mencione que lee un libro de Chomosky para hacer que éste se vuelva el mayor best-seller. Insinúa fraudes en los comicios de Perú y México donde no ganaron sus favoritos o hacer una insurrección si no es re-electo.

Chávez no es súperman, pero ningún otro mandatario electo en América latina se ha atrevido antes a quererse erigir tanto como el contrapeso de Washington a nivel regional y mundial.

Atrás