(ABI).- El gobierno construirá siete plantas de industrialización de alimentos naturales como quinua, soya, leche, café y cítricos en los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, Santa Cruz y Beni con financiamiento venezolano.

El Ministro de Desarrollo Rural, Agropecuario y Medio Ambiente Hugo Salvatierra informó queen Oruro funcionarán tres plantas. en Challapata, Quillacas y en la ciudad capital.

La inversión es de 25 millones de dólares provenientes del crédito de 100 millones que fueron otorgados por el gobierno venezolano, en el marco del Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP) y la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América Latina y el Caribe (ALBA).

“Estamos en la fase final del diseño para la adquisición de las plantas, se está trabajando también en la capacitación de los campesinos para que aprendan a administrar las mismas”, dijo el ministro Salvatierra a la agencia Enlared.

Las plantas serán instaladas en los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí, Santa Cruz y Beni. “Será un trabajo coordinado con las prefecturas, municipios y comunidades productoras para la instalación de las plantas con las cuales mejoraremos la calidad de la alimentación y los ingresos económicos de los campesinos”, aclaró la autoridad.

El prefecto Aguilar anunció, por su parte, que de las siete plantas tres serán instaladas en su región para industrializar la quinua. Las sedes serán Challapata, Quillacas y la capital orureña.

“Por lo menos un millón de dólares otorgados por el gobierno venezolano serán destinados para apoyar su construcción”, manifestó.

El apoyo a los productores de quinua vendrá además del gobierno de los Países Bajos que donará 4.1 millones de dólares para impulsar el mejoramiento e incremento en la producción de ese alimento milenario.

De su parte, el embajador del Reino de los Países Bajos, Ronald Muyzert, explicó que la donación servirá para otorgar créditos a los productores y a los comercializadores.

“Hay muchas recomendaciones que tienen que ver con la calidad de producción que actualmente es baja. Los bolivianos son creativos, así que deben buscar otras maneras de industrializar este producto”, añadió.

El diplomático aseguró que en la quinua ha creado expectativa en mercados europeos y asiáticos por la utilización en diferentes comidas.

“Consideramos que es un producto con muchas oportunidades en el mundo porque tiene muchas aplicaciones, conocemos que casi el 90% de la producción de quinua en el mundo es boliviana y en Holanda se consume cada vez más”, dijo.