Tom Pellens
(Cipca).- En junio del presente año, el gobierno de Evo Morales lanzó el nuevo Plan Nacional de Desarrollo, destacando el desarrollo rural y a nivel de políticas comerciales se apunta al aprovechamiento complementario de la dinámica de la demanda externa y las potencialidades del mercado interno.

El Plan incluye como un componente importante el desarrollo agropecuario, haciendo hincapié, entre otros, en la soberanía alimentaría, en el carácter ecológico del sistema productivo agropecuario y en el desarrollo tecnológico de la producción agraria. Solo estoy mencionado algunos elementos del nuevo Plan, que pueden fortalecer la producción del pequeño productor campesino, muchas veces estigmatizado como productor “inviable”.

En este artículo se plantea una propuesta muy concreta para poner en práctica el Plan Nacional de Desarrollo a partir de las oportunidades que puede generar un cultivo como el limón para mejorar los ingresos de la familia campesina.

El limón es unos de los productos, que no llama una particular atención, pero es de consumo regular y frecuente. En Cochabamba la variedad de limón con más preferencia es el Sutil. Es pequeño y ácido, utilizado por la población para combatir resfríos y en la preparación del “chuflay”.

La producción del limón tiene una presencia amplia en los Valles y el Oriente de Bolivia; generalmente en escala reducida y producida por pequeños productores campesinos. Zonas importantes de producción son la Cuenca del Río Caine (Cochabamba-Potosí), la Cuenca del Río Pilcomayo (Chuquisaca-Potosí), Río Chico (Chuquisaca), Bermejo (Tarija), Provincia Ichilo (Santa Cruz), el Carmen (Santa Cruz) y La Guardia-El Torno (Santa Cruz). También se puede observar la producción de limón en las zonas tropicales de los Yungas de La Paz y el Chapare Cochabambino. En algunas zonas tradicionales de producción, como por ejemplo el Cono Sur de Cochabamba, la producción esta disminuyendo por falta de asistencia técnica y atención a los cultivos.

La producción del limón genera un importante ingreso económico para el pequeño productor. En el caso de las 200 familias-limoneras en la zona de Julo, Torotoro de la Cuenca del Río Caine, la producción de limón es la fuente de ingreso económico más importante. En promedio las familias de la Cuenca del Río Caine, tienen 123 plantas, o sea una plantación de un quinto de hectárea. La producción estimada es de 3,9 toneladas promedio por familia, lo que significa un aporte de aproximadamente 3.900 Bs. al ingreso familiar anual, generando un flujo monetario continuo durante el año. Se estima que la producción total actual en la zona de Julo, Torotoro, de la Cuenca del Caine, llega a aproximadamente 800 toneladas/año con una productividad de 20 Tn/Ha.

Los pequeños productores de limón deben enfrentar desafíos grandes. El primero es controlar los riesgos que pueden afectar su producción y sus ingresos actuales. En varias zonas productoras de limón se puede observar la desesperación del productor de limón, debido a la presencia de plagas y enfermedades en sus plantaciones, con resultados negativos en su producción, inversión, ingreso y ánimo como productor.

El segundo desafío es el incremento del rendimiento de las plantaciones de limón. Con la introducción de nuevas plantas injertadas, más tolerantes a enfermedades y plagas, se proyecta que en tres años la producción promedio por familia será de 5,6 Tn. de limón y se generará un aporte de 5.700 Bs. al ingreso familiar anual. Ya que el incremento de la cantidad siempre será limitada por la escasa tierra que posee el pequeño productor. Si se puede aumentar la cantidad de limón de primera calidad, el precio promedio de venta subirá y también el ingreso económico.

Un tercer desafió es el fortalecimiento de los ventajas competitivos del limón Sutil de la Cuenca del Río Caine y el aprovechamiento de las oportunidades en el mercado. La oferta del limón Sutil nacional en el mercado es altamente estacional. En época de lluvias se observa una abundante oferta. En época seca la oferta escasea. Los precios fluctúan entre 8 Bs./cien hasta 18 Bs./cien en el mercado mayorista en Cochabamba (Fuente: SIMA, 2005).

Esta estacionalidad provocó la entrada de limón Sutil peruano en el mercado interno durante la época de escasez, de tal manera que el limón peruano domina más y más los mercados de Cochabamba y La Paz. Aunque el limón Sutil del Caine tiene ventajas competitivas, como su tamaño, su presentación fresca y su producción orgánica, el limón peruano ofrece durabilidad de la fruta y regularidad en su entrega, factores importantes para intermediarios y compradores.

El desafió para el limón Sutil de la Cuenca del Río Caine, es la apropiación de estos factores competitivos del limón peruano y garantizar una buena producción todo el año, para luego recuperar el mercado interno. No es una meta inalcanzable, ya que hay una positiva aceptación del limón local en el mercado y el precio del limón Sutil de la Cuenca del Río Caine esta generalmente por debajo del limón Sutil Peruano.

Con el mejoramiento de la calidad del producto y un mejor proceso de suministro al mercado, los pequeños productores de limón pueden incrementar sus ingresos. Si el precio promedio de venta sube de 4 Bs./cien a 6 Bs./cien, el ingreso por el limón aumentaría hasta 8.500 Bs. anual y el ingreso anual de la familia promedio llegaría a 20.000 Bs., que esta por encima de la línea de pobreza.

El nuevo Plan Nacional de Desarrollo puede ser un apoyo para una propuesta productiva de limón siempre que tome en cuenta lo siguiente: (1) Apoyar a la innovación para contrarrestar las desventajas competitivas actuales del limón del Caine; (2) ofrecer la asistencia técnica sostenible para un manejo ecológico de la producción, cosecha y poscosecha del limón, y (3) estimular el aprovechamiento del mercado interno.

La pregunta clave es quien tomará la responsabilidad de realizar la propuesta. ¿Dejamos al pequeño productor buscar su propio camino, con todos los obstáculos en el acceso a tecnología, servicios y mercados? ¿Será otra vez que las ONG tienen que intervenir? ¿Será que el Estado se apropia el desafío de apoyar al pequeño productor de limón? En mi opinión, el Estado tiene aquí una responsabilidad grande en el marco del desarrollo rural y en coordinación con planes de desarrollo local de los Gobiernos Municipales.