Como el 2001, las aguas silenciosamente comenzaron a inundar calles, canchones y viviendas el pasado domingo en la mañana. Los afectados no pudieron vaciar las aguas que se anegaron en los patios de las viviendas, pese a que trabajaron toda la madrugada de ayer. Maquinarias de la comuna viacheña apenas se abastecen para asistir a damnificados.

El Alto, (APA).- Un nuevo rebalse del río Pallina a consecuencia de las fuertes precipitaciones pluviales podría afectar con inundaciones severas al menos a 13 urbanizaciones de la ciudad de Viacha, situado a más de 20 kilómetros de El Alto, donde la mencionada cuenca ya afecto a la Villa Pocitos Chuquiaguillo, cuyas viviendas ya están en medio de las aguas.

La cuenca que se alimenta de ríos que se generan de una extensión de la carretera a Oruro (provincia Aroma), la provincia Pacajes y el norte de la ciudad de El Alto, el 2001 virtualmente devastó más de 10 villas de la mencionada ciudad, donde las viviendas construidas en base a piedras y adobes se desplomaron, dejando en las calles a más de una centena de familias.

Silenciosamente, la mañana del pasado domingo las aguas que salieron de su cauce del río Pallina, comenzaron a anegar las calles, la cancha, las avenidas y los patios de los vecinos de Villa Pocitos Chuquiaguillo, quienes vieron impotentes como una gran laguna que se formó rodeo de agua las viviendas. La desesperación se apoderó de los vecinos que vieron como sus patios se llenaban de agua por el rebalse de la cuenca que no deja dormir a los pobladores de Viacha desde hace 25 años, desde que comenzaron a establecer urbanizaciones.

Tres familias, de las seis más afectadas ya evacuaron sus viviendas y se trasladaron con sus pertenencias hacia las casas de sus familiares, otras tres serán evacuadas en las próximas horas, una vez de que se pueda rescatar algunos de sus enseres, de acuerdo al informe de las autoridades de la comuna de la mencionada ciudad.

Hasta ayer en la mañana, los afectados con la inundación no pudieron sacar todos sus enseres de sus viviendas anegadas con las aguas, debido a que necesitan apoyo.

Las villas en peligro

En caso de que se de un nuevo rebalse del río Pallina, según el informe de las autoridades de la comuna de Viacha afectaría a las villas de Pocitos Chuquiaguillo, Santa Isabel, Letanías, Charahuito, San Felipe, Villa Remedios, Bolívar, 18 de Noviembre, Fabril, Playa Verde, San Juan, 16 de Julio y Jisk’a Sarija, cuyos vecinos permanecen alertas para defenderse de la aguas y comienza a tomar sus previsiones.

Inclusive, según el informe del alcalde de Viacha Arsenio Lamas, se tiene un lugar para albergar a las familias damnificadas en la parroquia de la mencionada ciudad. Al margen, a través del consejero departamental que representa a la provincia Ingavi, se hacen gestiones ante la Prefectura del Departamento de La Paz y Defensa Civil.

Lamas informó también que actualmente cuatro volquetas, dos retroscavadoras y una pala mecánica trabajan intensamente en trabajos de emergencia, sobre todo en la construcción de defensivos en base a tierra y piedras. Al margen, también se dispusieron bombas para vaciar las aguas que se llenaron en los patios de las viviendas.

A tiempo de asegurar que la comuna de Viacha ejecuto los trabajos de previsión para la época de lluvias, el alcalde Lamas considera que la construcción de un dique podrá regular las aguas del mencionada río y así se podría evitar nuevos desbordes del río Pallina. Manifestó que su administración elaborar el proyecto en la presente gestión.

Se sabe también que la comuna junto a Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) realizaron la canalización del menciona río, pero eso no evito que nuevamente se desborden sus aguas.

A partir del desborde que se produjo el 2001, la mayor parte de los vecinos que tienen sus viviendas próximos al río Pallina, construyeron los cimientos de sus paredes de ladrillo con cemento. Esa situación evitó que las paredes se desplomen hasta el momento.

A consecuencia de la inundación que provocó el rebalse del río en Viacha, muchas de las puertas de calles de las viviendas quedaron infranqueables porque están en medio del agua, algunos de los vecinos entran a sus viviendas con escalera por la parte donde las aguas no llegaron aún.

Erasmo Camacho, Martha Choque, Esteban Atahuichi y Eramo Choque, cuyas viviendas fueron anegadas, pidieron la cooperación de las autoridades de la Prefectura del Departamento de La Paz y Defensa Civil, para que les otorguen maquinaria pesada que permita la construcción de defensivos. Una comisión de consejeros departamentales que llegó al lugar y que estaba integrado por Adalberto Copa, se comprometió a gestionar apoyo.