Alrededor de 1.500 rentistas mineros bloquean desde ayer un punto estratégico de la carretera que conecta La Paz, Oruro y Cochabamba. Los bloqueadores exigen la devolución de sus aportes al Fonvis.

Hasta anoche había cerca de 700 vehículos varados en el lugar. Las salidas de buses al interior del país fueron suspendidas desde el mediodía en la Terminal de La Paz.

Por otro lado, representantes de la Asociación de Jubilados del Magisterio de La Paz aseguraron que aguardarán hasta el martes primero de marzo una respuesta de las autoridades a su demanda de devolución de la cuota mortuoria y el bono de cesantía.

En tanto, los maestros urbanos activos amenazan con organizar un Congreso de Educación Popular y se niegan a participar en el segundo congreso nacional, previsto para el 7 de marzo. Los docentes no descartan movilizaciones en contra del congreso oficial.

En Cochabamba, decenas de campesinos de las seis federaciones del Trópico de Cochabamba bloquean todo el centro de la ciudad y continúan con la segunda semana de vigilia exigiendo al gobierno la inmediata aprobación de la Ley de Hidrocarburos y la Ley de Convocatoria a la Asamblea Constituyente.