Más de 100 muertos y medio millar de heridos se registraron en ambos sucesos A pedido de Mesa la ONU investigará los hechos de febrero y octubre ocurridos en el país La Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a pedido del presidente de la República, Carlos Mesa, iniciará la investigación de los sucesos trágicos ocurridos en febrero y octubre en el país, cuyo saldo fue de al menos 120 muertos y más de medio millar de heridos.

Más de 100 muertos y medio millar de heridos se registraron en ambos sucesos

A pedido de Mesa la ONU investigará los hechos de febrero y octubre ocurridos en el país

(Bolpress.com).- La Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a pedido del presidente de la República, Carlos Mesa, iniciará la investigación de los sucesos trágicos ocurridos en febrero y octubre en el país, cuyo saldo fue de al menos 120 muertos y más de medio millar de heridos.

Mesa en conferencia brindada hoy en Palacio de Gobierno, conjuntamente con Koffi Annan, secretario general de la ONU, dijo que es decisión de la justicia boliviana pedir la participación de esta organización de paz mundial en el esclarecimiento de los hechos ocurridos en febrero y octubre, por lo que la carta de invitación, requerida en estos casos, fue entregada a Annan en la víspera.

A su turno Annan al referirse a los sucesos conocidos como la “masacre de febrero” y las jornadas sangrientas de octubre” dijo que la pérdida de la vida humana es una tragedia para todos, por lo que consideró que mejor es superar los conflictos de forma pacífica y por la vía constitucional.

“Estoy impresionado por cómo Bolivia salió de la crisis, fue un asunto resuelto por la vía constitucional, por eso Bolivia debe sentirse orgullosa, es un gran logro, incluso un ejemplo para las regiones”, señaló.

Tanto los hechos de febrero como los de octubre fueron producto de la política equivocada impuesta por el entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, quien no escuchó las demandas de la población, la cual en febrero pretendió ser castigada con un “impuestazo” (impuesto directo al salario) y en octubre, ser obviada en la decisión de exportar gas a mercados de estadounidenses.

Sin embargo, fue en octubre cuando la población en su integridad inició la denominada “guerra del gas”, que más adelante derivó en la expulsión de Sánchez de Lozada, quien huyó a Estados Unidos.