Viernes 19 de septiembre del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Latinoamérica
Actualizado el 2012-02-15 a horas: 17:38:49

Argentina denuncia la militarización del Atlántico Sur emprendida por Gran Bretaña

La ONU interviene en la disputa por las Islas Malvinas

Naciones Unidas, Londres y Buenos Aires (PL).- Argentina obtuvo una importante victoria diplomática al lograr la intervención del secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon como mediador entre Buenos Aires y Gran Bretaña que disputan la soberanía de las Islas Malvinas, ocupadas por la fuerza desde 1833. El gobierno de Cristina Fernández reiteró hoy la denuncia que presentó la semana pasada ante las Naciones Unidas sobre la militarización del Atlántico Sur.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Argentina denunció ante las máximas instancias de Naciones Unidas la militarización del Atlántico Sur emprendida por Gran Bretaña desde las Islas Malvinas, incluida la introducción de armamento nuclear. La demanda fue anunciada por la presidenta argentina Cristina Fernández, después que Londres despachó al destructor HMS Dauntless hacia aguas de las Malvinas.

La presidenta Fernández había reiterado ante la Asamblea General de la ONU el reclamo de soberanía de Argentina sobre el archipiélago, y acusó a Gran Bretaña de usar y abusar de su condición de miembro permanente de Consejo de Seguridad (con derecho de veto) para bloquear el inicio de las negociaciones.

La denuncia del reforzamiento bélico de Londres en la región, sin descartar la introducción de armas nucleares, ocupó el centro de las reuniones que el canciller de Argentina Héctor Timerman sostuvo en la sede de la ONU en Nueva York con los presidentes del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General y el propio Ban Ki-moon. También con el titular del Comité de Descolonización, Pedro Núñez Mosquera (Cuba), y los embajadores de Colombia y Guatemala, los países latinoamericanos que este año ocupan un asiento en el Consejo de Seguridad.

Con pruebas documentales, Timerman mostró a sus interlocutores y al cuerpo de corresponsales en la ONU detalles de la militarización de la región, como la llegada a las Malvinas del submarino nuclear Vanguard, el destructor HMS Dauntless y aviones Typhoon con misiles Taurus, todos de última generación.

Dijo que las bases militares británicas en las islas Ascensión, Santa Helena, Tristán de Cunha, Malvinas y Georgias y Sándwich del Sur y el territorio antártico dominan el Atlántico Sur y el tráfico marítimo y aéreo entre Sudamérica y África y el acceso al Pacífico y el Índico. Se trata de un control ejercido por una potencia militar que se encuentra a 14 mil kilómetros de Las Malvinas, subrayó.

Reveló que el gobierno argentino todavía espera una respuesta de Londres sobre si introdujo o no armas nucleares en la región, como le han preguntado varios países preocupados por esa posibilidad. Ya en 2003 se produjo un accidente en Las Malvinas durante el traslado de material nuclear entre dos barcos ingleses, lo cual pudo derivar en una propagación de radiactividad. Como otra prueba de la escalada militarista británica en la región austral, Timerman indicó que el actual presupuesto de Defensa del Reino Unido fue recortado en todos sus acápites, menos en lo relacionado con Las Malvinas.

El enviado de Buenos Aires también llamó la atención sobre la vigencia del Tratado de Tlatelolco, suscrito por todos los países de América Latina y que convirtió a la región en una zona libre de armas nucleares. (1) Timerman criticó la reiterada negativa del Reino Unido a reanudar las negociaciones dispuestas por la ONU y las ilegales medidas unilaterales dictadas por Londres para la exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables del área de la controversia, una actuación que cobra mayores dimensiones dada la condición de Gran Bretaña como uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, órgano encargado de velar por la paz y seguridad internacionales.

Los argumentos argentinos no pudieron ser desmentidos con categoría por el embajador británico en la ONU Mark Lyall Grant, quien trató de enfrentar la ofensiva de Timerman con una conferencia de prensa en la cual se limitó a señalar que “nada ha cambiado en relación a nuestro puesto de defensa en las islas” Malvinas. No obstante, admitió que hay submarinos nucleares de bandera británica “por todo el mundo” y que Londres aumentó su poderío militar en ese archipiélago desde 1982, cuando Argentina y su país fueron a una guerra que costó la vida a 649 argentinos y a 255 ingleses.

La postura argentina está respaldada desde la década de 1960 por una sucesión de resoluciones del Consejo de Seguridad, la Asamblea General y el Comité de Descolonización de la ONU. Y en el plano internacional por declaraciones de agrupaciones regionales como el Mercado Común del Sur, la Unión de Naciones Suramericanas, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y las Cumbres Iberoamericanas.

La cuestión de las Malvinas está en la agenda del Comité Especial de Descolonización que cada año aprueba una resolución sobre el asunto. La más reciente fue adoptada en junio del año pasado y reiteró la necesidad de una solución pacífica y negociada de la controversia sobre soberanía que existe entre los gobiernos de Argentina y el Reino Unido. El texto resaltó el amplio respaldo internacional a esa negociación y lamentó que aún no hayan comenzado a aplicarse las resoluciones de la Asamblea General sobre esta cuestión.

Sin embargo, faltaba un fuerte impulso a la larga batalla de los argentinos para poder ejercer su soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. El detonante para la nueva y exitosa campaña diplomática realizada en la sede de la ONU por el canciller Timerman, fue la creciente militarización del Atlántico Sur emprendida por el Reino Unido.

El 13 de febrero, dos modernos cazas británicos Typhoon escoltaron a una aeronave ligera pilotada por un capitán de la aerolínea British Airways bajo el pretexto de las tensiones por Islas Malvinas, informó el diario The Mirror. El piloto Chris McLaughlin, de 51 años, y su esposa Corrine sobrevolaban las Malvinas en una avioneta Cessna como parte de un recorrido de caridad dirigido a recaudar fondos para un hospital londinense, donde 18 meses atrás Chris salvó la vida tras someterse a un trasplante de hígado.

En pleno vuelo, la pareja advirtió la presencia de los cazas de la Real Fuerza Aérea que de acuerdo con el rotativo británico “fueron enviados para custodiarlos debido a la creciente tensión con la Argentina”. Sin embargo, hasta ahora, el Gobierno austral sólo ha llamado a Londres para que los europeos acaten la resolución de la ONU sobre una resolución pacífica negociada al conflicto.

El 15 de febrero, Argentina reiteró la denuncia que presentó la semana pasada ante las Naciones Unidas sobre la militarización del Atlántico Sur por parte del Gobierno de Reino Unido. En un comunicado, la Cancillería estimó que el reciente envío a las islas Malvinas de parlamentarios británicos dedicados a temas militares corrobora su demanda.

Según la nota oficial, la presencia de miembros de la Comisión de Defensa del Parlamento de Gran Bretaña en ese archipiélago ratifica las prioridades del Gobierno de Londres de militarizar el Atlántico sur. Recuerda que el arribo de los parlamentarios acontece tras el envío a la zona de un destructor y un submarino nuclear británicos y la llegada a Malvinas "en uniforme militar" del príncipe Guillermo de Inglaterra. Advierte el texto que Reino Unido transformó las Malvinas "en una pieza clave de un sistema de bases militares" (...) para el control del Atlántico Sur, los accesos interoceánicos y la proyección a la Antártida".

La Cancillería argentina sostiene que con su permanencia en ese archipiélago, el gobierno británico se asegura "la explotación de los recursos naturales del Atlántico Sur que pertenecen al pueblo argentino". El gobierno de Cristina Fernández exige a Reino Unido un informe sobre la presencia de un submarino atómico en esa zona libre de armas nucleares y sostiene que no cejará en su denuncia frente a la ONU.

Las recientes declaraciones del primer ministro del país europeo David Cameron, quien acusó a Argentina de “colonialista”, atizaron las diferencias. El Reino Unido sostiene que debe seguir controlando las islas porque así se lo piden sus propios habitantes. Las Malvinas tienen 3,000 pobladores, Georgia del Sur menos de 30 personas y Sándwiches del Sur están deshabitadas.

Mientras Cameron se refiere a Buenos Aires como una potencia colonial que quiere pisotear la autodeterminación de dicho "pueblo", el columnista Isaac Bigio considera útil comparar esa actitud con la que adoptó Londres ante su actual Territorio Británico del Océano Índico, del cual hace más de cuatro décadas expulsaron forzosamente a toda su población nativa (que entonces era tanta como la de las Malvinas) a fin de alquilar hasta 2016 el atolón de Diego García a los EEUU para fines bélicos. (2)

Generalizado apoyo al gobierno argentino

El gobierno de Cristina Fernández recibió el apoyo de representantes de sectores afines, de la oposición y de movimientos sociales, al considerar que el reclamo por las islas Malvinas hermana a los argentinos. Luego del anuncio de levantar el secreto sobre el Informe Rattenbach, un documento clave sobre la guerra de Malvinas, y de denunciar ante las Naciones Unidas la militarización del Atlántico Sur por el Reino Unido, son reiteradas las declaraciones de solidaridad con la mandataria argentina.

El diputado opositor y ex candidato a gobernador bonaerense, Francisco De Narváez, afirmó que alrededor del tema no se pueden mezclar cuestiones internas o diferencias políticas, “es una cuestión de Estado que no conoce disputas partidarias, sociales o culturales”. En declaraciones a Radio 10, De Narváez consideró correcto el mensaje de Cristina Fernández en el que solicitó al gobierno británico desmilitarizar y no escalar el conflicto militarmente.

Por su parte el titular de la bancada de diputados del Frente Peronista Enrique Thomas aseguró a la agencia Télam que ese movimiento político respaldará todos los reclamos del gobierno nacional ante los organismos internacionales. También el parlamentario de Socialismo para la Victoria Jorge Rivas significó que la de Malvinas es una causa pacífica, popular y democrática, al tiempo que calificó a los caídos en la guerra de 1982 como víctimas de la dictadura.

La vicejefa del gobierno porteño María Eugenia Vidal destacó que más allá de las diferencias partidarias o políticas con la presidenta o con el kirchnerismo, el partido de derecha Propuesta Republicana (PRO, de oposición) apoya cualquier iniciativa que esclarezca lo que pasó en las Malvinas.

Por las centrales obreras, el secretario general de la regional La Matanza de la Confederación General del Trabajo Carlos Gdansky destacó que la comparecencia de la mandataria fue un acto de reafirmación de soberanía nacional, en un reclamo histórico que pasa por el andarivel diplomático y político. Entre los apoyos institucionales a las decisiones de la presidenta argentina sobresalen el de la Unión Industrial Argentina, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios, los Pequeños y Micro empresarios y la Asociación Bancaria.

Por su parte, el actor estadounidense Sean Penn abogó por el fin del colonialismo que ejerce Reino Unido sobre las Islas Malvinas. “El mundo no puede tolerar enfoques ridículamente arcaicos que apoyen el colonialismo”, subrayó luego de un encuentro con la presidenta Fernández en la Casa Rosada.

Penn destacó los pasos de Buenos Aires para buscar una salida diplomática a este diferendo que data de 1833 y aseguró estar “consciente de que es un momento algo sensible desde el punto de vista diplomático” entre los dos países por “la cuestión de las Islas Malvinas”. “Quiero destacar lo importante que me parece seguir con los esfuerzos diplomáticos y las comunicaciones como única manera de solucionar los conflictos”, enfatizó el también activista político.

Notas:

1. El Tratado de Tlatelolco (TT) para la desnuclearización de América Latina y el Caribe firmado el 14 de febrero de 1967 entró en vigor en abril de 1969 con el objetivo de asegurar la ausencia de armas nucleares en la región, contribuir a la no proliferación de esos artefactos y promover el desarme general y completo. El TT fue el primer convenio que prohibió las armas nucleares en una región entera altamente poblada y dio paso a la creación y funcionamiento del Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe, encargado de verificar el cumplimiento de las obligaciones emanadas del Tratado. Los protocolos anexados al instrumento proveen las primeras garantías de seguridad legalmente vinculantes que deben respetar los países poseedores de armas nucleares, de cara a los miembros de la zona latinoamericana y caribeña. También defiende el uso de la energía nuclear con fines pacíficos y prohíbe el ensayo, uso, fabricación, producción o adquisición de toda arma nuclear, así como recibirlas, almacenarlas, instalarlas, emplazarlas o cualquier forma de posesión.

2. Isaac Bigio recuerda que esa base militar norteamericana se encuentra en un lugar estratégico debajo de las Maldivas e India y en medio del océano con más presencia musulmana, el mismo que une al África, el sur de Asia, Indonesia y Australia. Ésta ha jugado un gran papel en el ajedrez estratégico ante Moscú y Beijing y luego en las distintas guerras de Afganistán e Irak, siendo uno de los lugares a los cuales son trasladados e interrogados prisioneros islámicos en condiciones más oscuras y menos supervisadas que las de Guantánamo. De allí pueden o han podido partir expediciones hacia varios escenarios de guerra como los de Vietnam y otros del sudeste asiático, Sri Lanka, Pakistán, Bengala, Himalaya, el Golfo Pérsico, Somalia, etc. A fin de militarizar a Diego García (bautizada así por el navegante español que la visitó en el siglo XVI) los EEUU precisaron que Reino Unido hiciera una limpieza total de todos sus nativos (los chagasianos), quienes provienen de pescadores, recolectores de coco y esclavos africanos y malayos que llegaron allí mucho antes que los antepasados de los actuales pastores de ovejas y marineros blancos británicos de las Malvinas.

A pesar que la corte ha resuelto que fue ilegal la expulsión de los chagasianos y que ellos tienen derecho a retornar a sus tierras, los sucesivos gobiernos británicos les siguen vetando el poder volver. Mientras la corona envía a las Malvinas a un destructor y al Príncipe Harry dando a entender que está dispuesto a ir a una guerra que cueste nuevamente casi tantas vidas como la de los habitantes que tienen esas islas ubicadas al extremo opuesto del planeta, los chagasianos por ser negros, descendientes de esclavos y un estorbo para un millonario arreglo militar con EEUU, no pueden regresar a sus hogares, pues ellos son los verdaderos ‘mal venidos’.

* Con reportes de Victor M. Carriba, jefe de la corresponsalía de Prensa Latina en Naciones Unidas.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 14

min.

... a fondo

CSUTCB, máxima instancia superior de las rebeliones

Felipe Quispe Huanca *

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), como una organización de esencia y presencia de las naciones “indias”, cumple 35 años de vida revolucionaria. Ha sido una instancia superior, generó y regeneró las movilizaciones de los labriegos del agro y las ciudades, como una organización sindical ha (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

¿Será Argentina la primera en abandonar al sistema quebrado?

Dennis Small *

En un veredicto escrito por el idiota juez aristotélico Antonin Scalia, el 16 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos se (...)

Explorar El Capital

La actual crisis del capitalismo ha coincidido con un renovado interés en El Capital de Marx. La revista británica Socialist (...)

Capitalismo, violencia y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

De Libia a Venezuela pasando por Siria y México, Ucrania, Afganistan o Irak... en lo que va de la década actual hemos (...)

G77 + China: Elementos críticos para el debate

Carlos C. Peñaranda Pinto y C. Ernesto Peñaranda Sánchez

El grupo de los 77 es presentado como la organización intergubernamental más grande de los países en vías de (...)

la frase

Juan Evo Morales Ayma no ganará las próximas elecciones, pero las comprará, (ya) las está comprando…

Semanario Aquí

Por quién votará en las elecciones de 2014

  • Evo Morales Ayma
  • Juan del Granado
  • Samuel Doria Medina
  • Rubén Costas
  • Nuevo Partido de la COB
  • Votaré blanco o nulo

Encuesta vigente desde el 01-07-2013

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014