Martes 29 de julio del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Regiones
Actualizado el 2011-10-19 a horas: 17:55:36

“¡Evo decía que todo cambiaría; mentira, mentira, la misma porquería!”

“Bienvenidos hermanos del TIPNIS”, grita la multitud conmovida en La Paz

Redacción Bolpress

Más de 1.200 originarios de tierras bajas integrantes de la VIII Marcha Indígena llegaron este miércoles a la ciudad de La Paz luego de 64 días de caminata. Decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas de todas las edades y clases sociales colmaron calles y avenidas para darles la bienvenida.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El 15 de agosto salió de Trinidad la VIII Marcha Indígena en defensa del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) con rumbo a la ciudad de La Paz, y dos meses llegó a su destino, después de sortear innumerables obstáculos, incluidos bloqueos masistas y una brutal represión policial.

Los indígenas de tierras bajas siempre fueron bien recibidos en la sede de gobierno en anteriores movilizaciones, y por ello no dudaron ni un instante que en esta oportunidad también gozarían de la hospitalidad paceña. Sin embargo, nunca imaginaron tan cálido y conmovedor recibimiento de una multitud de trabajadores, profesionales de clase media, comerciantes, estudiantes y pueblo pobre en general.

No se necesitó una convocatoria formal, ni listas ni fichas ni advertencias de multas y represalias; el pueblo se manifestó de manera espontánea, con lágrimas, aplausos, gritos, risas, estribillos y vivas; los más osados con abrazos y besos. Fue una catarsis de toda la ciudadanía que sentía indignación e impotencia desde la intervención en Yucumo. Sobraron los regalos, aportes, donaciones y la comida, además de flores, mixtura, papel picado y sobre todo carteles; todos encontraron alguna forma de dar la bienvenida a la marcha, desde niños de kínder, jóvenes de colegio, vecinos, madres de familia, oficinistas, activistas, universitarios...

Los indígenas recorrieron este miércoles el último tramo de la VIII Marcha. A primera hora partieron de Urujara al norte de la ciudad, pasaron por los barrios de Chuquiaguillo, Villa El Carmen y Villa Fátima, bordearon la plaza Villarroel, continuaron bajando por la avenida Busch hasta el estadio Hernando Siles, siguieron por la avenida Camacho, subieron por la calle Ayacucho, ingresaron a la Plaza Murillo, donde se encuentran los Palacios del Ejecutivo y Legislativo, y luego de dar un vuelta triunfal continuaron hasta la Plaza Mayor, donde fueron agasajados por una multitud.

Miles de niños, estudiantes y ciudadanos formaron un cordón humano a lo largo del trayecto; todos aplaudían, saludaban y ovacionaban a los marchistas como a héroes que retornan de la guerra, algunos con un nudo en la garganta y sin poder contener las lágrimas. Niños y jóvenes de colegios fiscales de Villa el Carmen esperaron impacientes a los visitantes con bolsas de refresco y emparedados. Los vecinos de la zona también aguardaron bien provistos de alimentos. Más tarde todos comprendieron que su solidaridad había rebasado la capacidad de los estómagos de los marchistas. Cuadras más abajo, en Villa Fátima, las caseras del mercado aventaban alimentos y frutas a una volqueta que transportaba víveres para los indígenas.

A medida que avanzaba la marcha, más gente se plegaba y la hilera humana crecía y crecía con nuevos contingentes de estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), alumnos de secundaria, jóvenes activistas, maestros, amas de casa y población en general.

La gente tuvo la oportunidad de ver esos rostros cansados, quemados por el sol, pero llenos de esperanza, optimismo, emoción y sorpresa; ninguno de los marchistas se imaginó que la reacción del pueblo sería así, con tanto cariño, con los brazos abiertos. Después de muchos años, todos se sintieron hermanados, la selva, el campo y la ciudad, los de tierras altas con los de las bajas, hermanados por la insatisfacción, por la decepción, por la indignación y también por la esperanza de que después de un acontecimiento como el de hoy ya nada será igual… 

“Esta marcha no es pagada, es voluntaria”, exclamaban los marchistas urbanos, en alusión a la movilización que montó el MAS el 12 de octubre, repartiendo bonos y obligando a marchar a los funcionarios públicos. “Si Evo quiere coca, que plante en Orinoca”, gritaban los paceños y paceñas, dando rienda suelta a su creatividad estimulada por la bronca contenida: “¡Evo bellaco, el TIPNIS no es tu cato!”; “¡Evo decía que todo cambiaría; mentira, mentira, la misma porquería!...”. El Vicepresidente Álvaro García Linera también tuvo lo suyo: "¡Evo a Chonchocoro, Linera a Obrajes!", "¡El TIPNIS no se toca, que toquen al Linera todo lo que quieran!", "¡Linera loca … el TIPNIS no se toca!"...

Los masistas observaron estupefactos, tal vez con envidia, la imponente movilización espontánea. Algunos periodistas comentaron que la contramarcha masista del 12 de octubre "en defensa de Evo y del proceso" se quedó chiquita comparada con la procesión pro indígena de este miércoles, en cantidad, calidad y entusiasmo.

Desmoralizados y sin argumentos, los militantes del MAS continuaron difamando a los indígenas "ingenuos y manipulados" por la “derecha”. “Más allá de la legitimidad de sus demandas, es increíble que los marchistas no puedan discernir que están siendo utilizados para dañar la imagen del presidente Evo Morales, esa derecha que nunca bajo la guardia y no la bajará”, dijo la opinadora Lilian Ergueta en una de las tantas cadenas evistas que pululan en Internet.

Los masistas en general culpan a los indígenas de que la derecha reaccionaria haya mutado y ahora sea ferviente defensora de los indios y de la Pachamama. Con esa retorcida lógica, Ergueta y otros masistas difaman a los marchistas del TIPNIS y los responsabilizan de que “nada menos que el canal 36 cadena A (que a toda luces tiene muy definida su posición derechista) solicite ayuda para los ‘hermanos’ indígenas del TIPNIS con un fondo de música ‘Coraje’, aquella pieza musical emblemática de las luchas revolucionarias…”.

El canal estatal Bolivia TV se vio obligado a transmitir en directo la multitudinaria marcha ciudadana que ingresó a Plaza Murillo, pero la reportera y el presentador de noticias intentaron minizarla e incluso desacreditarla. A ambos les llamó mucho la atención la masiva participación de "gente ajena"; consideraron que la presencia de amas de casa y de otra gente "sospechosa" "desvirtuó" la marcha indígena.

Para pesar de los masistas, no solo las amas de casa se solidarizaron con los indígenas, sino también las caseras de 30 mercados paceños que el martes prepararon más de tres mil raciones de mate de coca para los marchistas y 500 tazas de chocolate para sus hijos. Este miércoles distribuyeron más de dos mil platos de sajta de pollo en la Plaza Mayor, y cocinarán al menos 15 mil raciones de desayuno, almuerzo y cena para alimentar a sus hermanos de tierras bajas en los próximos cinco días.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 - 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 6

min.

... a fondo

CSUTCB, máxima instancia superior de las rebeliones

Felipe Quispe Huanca *

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), como una organización de esencia y presencia de las naciones “indias”, cumple 35 años de vida revolucionaria. Ha sido una instancia superior, generó y regeneró las movilizaciones de los labriegos del agro y las ciudades, como una organización sindical ha (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

¿Será Argentina la primera en abandonar al sistema quebrado?

Dennis Small *

En un veredicto escrito por el idiota juez aristotélico Antonin Scalia, el 16 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos se (...)

Explorar El Capital

La actual crisis del capitalismo ha coincidido con un renovado interés en El Capital de Marx. La revista británica Socialist (...)

Capitalismo, violencia y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

De Libia a Venezuela pasando por Siria y México, Ucrania, Afganistan o Irak... en lo que va de la década actual hemos (...)

G77 + China: Elementos críticos para el debate

Carlos C. Peñaranda Pinto y C. Ernesto Peñaranda Sánchez

El grupo de los 77 es presentado como la organización intergubernamental más grande de los países en vías de (...)

la frase

Juan Evo Morales Ayma no ganará las próximas elecciones, pero las comprará, (ya) las está comprando…

Semanario Aquí

Por quién votará en las elecciones de 2014

  • Evo Morales Ayma
  • Juan del Granado
  • Samuel Doria Medina
  • Rubén Costas
  • Nuevo Partido de la COB
  • Votaré blanco o nulo

Encuesta vigente desde el 01-07-2013

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014

OraculoUmaLuna