Sábado 26 de julio del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Economía >> Economía y finanzas
Actualizado el 2010-11-18 a horas: 18:53:04

Siguen vigentes el 21060 y la explotación capitalista de la naturaleza

Comentario al Plan Nacional de Desarrollo del gobierno del MAS

Simón Yampara Huarachi *

Debemos estar conscientes de que hay varias maneras de expresión y acercamiento al “modelito económico” como ha llamado el Ministro Arce. Si bien podemos entender que estas aproximaciones son de tipo axiomático, vemos que corresponde a valores de una sola matriz: la occidental centenaria en este espacio, falta la otra, los valores de la matriz ancestral milenaria, ¿Dónde estará?

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El Ministro Arce, en su diagnóstico, nos habla de cinco crisis del capitalismo senil: climático, energética, alimentaria y macro económica, pero no nos habla de la crisis mayor como es la crisis de sistema de generación de valores civilizatorio occidentales del cual dependen los cinco tipos de crisis señaladas. Pero a su vez no nos ha dicho nada sobre la re-emergencia de otros sistemas de valores como la oriental, donde la adecuación del sistema del capitalismo esta en esos horizontes, pero también en nuestro país la ancestral andina milenaria que está provocando la visión plural, procesos interculturales como otro sistema de generación de valores. Ahora lo que no está claro es la identificación del modelo, que parece algo forzado, pues nos hablan desde la Vicepresidencia de un capitalismo andino-amazónico y socialismo comunitario, pero ahora el Ministro nos habla de un “modelito” que denomina “económico social comunitario productivo”, la verdad es que no entendemos ¿cuán nuevo y diferente del sistema del capitalismo? Otro elemento que no me queda claro es: Pensar Bolivia sobre la base del 20% de la población favorecida por el actual modelo (datos PNUD) y en qué queda el 80% que está en otra dinámica. Es más, no nos ha hablado de los paradigmas de vida, pues los dos sistemas de generación de valores: la ancestral milenaria tiene su propio paradigma como es el suma qamaña y el occidental centenario tiene su paradigma del rollo de desarrollo y progreso. ¿Cómo se aparta de este segundo y entra o recoge el primero? Constitucionalmente, la nueva CPE plurinacional habla de economía plural lo que implica la coexistencia de modelos plurales, pero solo se habla de un modelito ¿Por qué?

El comentario reflexivo que presento no es sobre la base del documento del Plan, sino, sobre la base de una guía de preguntas que los organizadores de PNUD me invitaron a este comentario y me han pasado. Es una reflexión primaria, no por eso superficial sino, más bien sobre aspectos estructurales y de descolonización. Eso tiene que ver con gestión de valores matriciales de encuentros y desencuentros coloniales, la continuidad de las mismas, el cambio y la descolonización. Como verán, no solo está la contradicción entre el suma qamaña y el socialismo comunitario, pues ambos pertenecen a paradigmas de vida matricialmente concebidos desde las distintas civilizaciones: una es suma qamaña y otra es el desarrollo, donde se acuña el socialismo comunitario; son dos cosas distintas como el agua y aceite, que conviven eso es distinto, ahora eso en medio de la colonización y la colonialidad y en condiciones de asimetría e iniquidad de factores que es necesario internalizar y tomar conciencia antes de asumir procesos inversos y perversos como la descolonización, porque si no, bajo esta palabra vamos re colonizar antes que descolonizar.

Eso es como sigue:

Sistemas matriciales de generación de valores civilizatorios

Variedad de expresiones culturales

Paradigmas de vida

Matriz ancestral milenaria con epicentro histórico en Tiwanaku

Pluralidad de expresiones intra e inter-culturales

Suma qamaña/ vivir y convivir en armonía integral de los diverso mundos

Matriz centenaria europea en Bolivia

Relativa diferenciación cultural

Desarrollo progreso con prevalencia de la iniciativa privada (socialismo comunitario)

Cada matriz precisa su pacha; su tiempo espacio, para florecer, reproducirse y proyectarse, aquí cuando se habla de socialismo comunitario, no solo que es un simple apellido, sino se quiere forzar dos paradigmas en uno. Es decir el socialismo corresponde al paradigma del desarrollo y lo comunitario, si tomamos en el sentido andino, correspondería al paradigma de vida del suma qamaña. En este sentido, no es más que seguir con el paradigma de desarrollo con el saludo comunitario a la bandera. Otro aspecto, que no siempre se diferencia es entre sistemas de valores civilizatorios con los valores culturales, se prefiere hablar más de los valores culturales y la propuesta de las relaciones e interacciones interculturales, encubriendo la diferenciación de los sistemas de los valores civilizatorios como es lo andino-amazónico milenario y lo occidental-centenario para el caso boliviano. Las variantes de cada sistema, la pluralidad de expresiones de cada una, se toma para encaminar procesos interculturales fundamentadas en las 36 nacionalidades como logro y cada uno como expresión cultural, cuando ellos pertenecen a toda una matriz civilizatoria ancestral milenaria, donde su potencialidad y práctica es la diversidad cultural, pero otra distinta es el sistema de valores que se ha sembrado desde la invasión colonial, que debe tener cierta variación no se tanto como la diversidad.

Metafóricamente podemos hablar de dos árboles: la kiswara y el eucaliptus, que tienen su propia procedencia, semilla, raíces, tallos, ramas, hojas, flores etc. Aquí solo se quiere mirar desde las ramas hacia arriba y asociar las ramas de kiswara a la de eucaliptus, sin importar que provengan de semillas, raíces y tallos distintos. Esto, como verán, nos remite a diferenciar las identidades y su sistema tanto botánico como biótico, para diferenciar y respetar como sistema de identidades diferentes, pero que conviven un espacio territorial. Esto es lo que hay que hacer para encaminar el cambio y sobre todo la descolonización de las bases estructurales coloniales del Estado y sus leyes, el monismo jurídico colonial que sustenta el derecho y la propiedad privada, que tiene atrapado a los bolivianos en un chhakhi colonial y pawi/confusión/pérdida de horizonte de paradigmas, vergonzante para la gente aymara-qhichwa que está en función de gobierno.

¿Cuál es el horizonte del desarrollo económico en el país?

Hay dos visiones para respondernos a esta pregunta, la primera la visión oficial en manos del partido en gobierno que se enmarca en un abanico que va desde el capitalismo andino-amazónico hasta el socialismo comunitario, pasando por la propia filosofía del plan nacional de desarrollo. Esto nos demuestra que la visión oficial sigue siendo ambivalente, lo que en los hechos ha determinado solo el continuismo de los modelos pre existentes en cuanto a la gestión e inversión pública. Está claro que dentro de esta visión oficial la única variante han sido los procesos de estatización, pero sin un marco mínimo de claridad en la gestión de dichas estatizaciones. Como podemos enterarnos cuál es el plan y objetivos de desarrollo de ENTEL o de las generadoras hidroeléctricas, está claro que no es parte del Plan Nacional de Desarrollo. Por otro lado está la visión implícita de la economía real del pueblo, en la cual conviven sistemas económicos variados como el qhathu, en la lógica andino amazónica, que tiene que ver con el circuito de una triada: aéreas/ talleres/empresas de producción, la puesta en ferias/mercados y la celebración festiva por la producción y transacción; los emprendimientos privados en la lógica occidental, los vaivenes del mercado internacional y la crisis financiera y por último la geopolítica, por ejemplo brasileña, que influye directamente en el desarrollo y estancamiento económico del país. En este último, el horizonte de desarrollo está completamente condicionado al mercado del gas y las importaciones de diesel y otros carburantes. Es decir el desarrollo está hipotecado. ¿Cuáles son las políticas fundamentales o estratégicas del nuevo modelo de desarrollo? De hecho, debemos cuestionarnos si efectivamente existe un nuevo modelo de desarrollo. A nivel de enunciado y formulación teórica esta de alguna manera en el Plan Nacional de Desarrollo y suma qamaña, donde no se clarifica entre el modelo de desarrollo capitalista/neoliberal, un estatismo y pretensión de un socialismo comunitario, pero ¿dónde queda Suma Qamaña en la lectura de sistema de valores matriciales? Independientemente de lo anterior, la política fundamental ha sido la profundización del rentismo como expresión de continuidad colonial y neoliberal, con máscara de redistribución de lo ínfimo hacia los más pobres, pero conservando el gruesos de los ingresos en el 20% de la población más rica (último informe de PNUD). ¿No existe una contradicción entre las políticas macroeconómicas, las políticas públicas de explotación de los recursos naturales y de integración territorial, con la propuesta del “vivir bien” y la cosmovisión de los pueblos indígenas? De hecho, dos ejemplos pueden ilustrar mejor: 1) La apertura y construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, y 2) la explotación minera de Corocoro. Es decir, la manera de aprovechar los recursos naturales sigue siendo la tradicionalmente de extracción sin los cuidados ecológicos, menos la devolución, la reciprocidad y la convivialidad de los ecosistemas naturales y de producción. Esto se ha explicado además en acápite del horizonte del desarrollo económico. ¿Cuál es la diferencia de las políticas macroeconómicas del modelo neoliberal con la nueva política macroeconómica del gobierno de Evo Morales? La única diferencia de la actual política macroeconómica del llamado consenso de Washington, es que se revierte el rol de la encomia en propiedad de los recursos desde las transnacionales hacia el Estado, pero el resto no se ha modificado, lo primero ha permitido alcanzar en cierto grado una mayor profundización de las políticas sociales, pero que no eran ajenas a las propias políticas recomendadas por el Banco Mundial y otros organismos internacionales. Un verdadero cambio hubiese sido invertir los recursos logrados con las estatizaciones al sector productivo sobre todo de alimentos y riquezas cosa que no ha ocurrido. Otro ejemplo que muestra la conservación de las políticas anteriores es el régimen minero, que no ha sido tocado, siendo hoy casi la totalidad de la minería un beneficio para los propietarios de los emprendimientos mineros, llámense transnacionales, cooperativas o minería chica.

En el fondo es lo mismo, hasta sigue vigente el DS 21060, que se quiere matizar con la Estatización, medidas del 52, postulando en un titubeo entre el capitalismo andino-amazónico y socialismo comunitario, que incluso desde la lectura matricial occidental puede que sea coherente; sin embargo desde la lectura cosmo-convivencial andino-amazónico y el paradigma de vida del suma qamaña es contraproducente, desarrollista que sigue buscando el progreso y beneficio de algunos sectores como la banca y el sistema financiero privado. No basta postular cuando en los hechos se sigue con las políticas neoliberales a los cuales se critica ideológicamente pero se encamina en los hechos y el comportamiento de las políticas económicas, sin mayor diferenciación y acción que transforme y sustituya. ¿En qué medida existe un cambio en el patrón de desarrollo de “base estrecha”, primario-exportadora de los recursos naturales? Seguimos siendo dependientes de la exportación de las materias primas, de la minería a los hidrocarburos, posiblemente a futuro del salar, el litio, pero cuanto hemos industrializado y sacado provecho en beneficio de la población del país y sobre todo los pueblos de la civilización andino amazónico, sigue siendo un desafío, una tarea a encarar. Solo cacarean como saludo a la wiphala lo de Suma Qamaña traducido simplistamente como “vivir bien”. Es más, no se apartan de la continuidad colonial, de políticas neoliberales y del sistema capitalista, aunque se afirman ideológicamente anti neoliberales y anti capitalista, pues provienen de la misma matriz civilizatoria occidental, aquí vemos con pena que le falta la energía aymara al presidente y su gobierno, pues no es suficiente tener aymaras y mujeres de pollera en el gabinete. Eso sin pensamiento aymara es solo adorno político. La importación de alimentos es hoy tan grande como en el pasado, lo que muestra que esa denominada “base estrecha” funciona también en el sentido inverso.

¿Cuál es la viabilidad del proceso de industrialización del país? ¿Cuál es la estrategia y las políticas concretas para fortalecer e impulsar dinámicas productivas y económicas de la población? Hay dos tres problemas que no se superan: uno es la competencia y la dependencia del saber tecnológico externo; lo otro es la lógica económica, la orientación del paradigma de vida con privilegio del uso y disfrute privado de beneficio de sectores de iniciativa privada que se quiere combinar con lo Estatal, la infracción permanente al hábitat natural- de pueblos, el ecosistema y las leyes medio ambientales como superar siempre va ser un desafío y hasta desinteligencias políticas. De esta forma, se deja a la iniciativa privada la política de desarrollo industrial en la medida de sus propias capacidades de capital, sin que exista una plataforma que permita mínimos factores de competitividad. Un ejemplo claro de esto es que el mercado financiero orientado al crédito productivo no se ha reactivado, prueba clara son las líneas de crédito del Banco Central para la exploración e industrialización para YPFB que nunca se ha ejecutado. ¿Cuál es el límite del intervencionismo estatal en la economía? Hoy día, en continuidad con el modelo neoliberal, se interviene en el tipo de cambio a través de la oferta y contracción de divisas, se influyen los precios a través de la compra de liquidez (dinero), a través de deuda fiscal, se mantiene el régimen impositivo y en caso de hidrocarburos se ha incrementado en forma importante, y, también se interviene fuertemente en las políticas salariales, pero el límite en teoría debería ser el que permita mantener la estabilidad en la economía a costa del sacrificio del pueblo y del desarrollo económico. Cuando debería impulsarse la creación de nuevos empleos, y incremento de la demanda de bienes y servicios y establecer mejores políticas de redistribución del ingreso que obviamente modificarían políticas de estabilización, propias del 21060. Esto hay que evaluar frente a procesos geopolíticos y económicos en los que nos movemos, entre la economía de China, Japón, Corea y Brasil en tránsito por Chile. Es decir el problema geopolítico –económico del pacifico sur. Eso debemos saber aprovechar.

* Aymara, Qullana, investigador de la cosmo-convivencia andina, líder del Movimiento Katarista de katari para la complementariedad MKC en alianza con el Movimiento Sin Miedo (MSM).

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 13

min.

... a fondo

CSUTCB, máxima instancia superior de las rebeliones

Felipe Quispe Huanca *

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), como una organización de esencia y presencia de las naciones “indias”, cumple 35 años de vida revolucionaria. Ha sido una instancia superior, generó y regeneró las movilizaciones de los labriegos del agro y las ciudades, como una organización sindical ha (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

¿Será Argentina la primera en abandonar al sistema quebrado?

Dennis Small *

En un veredicto escrito por el idiota juez aristotélico Antonin Scalia, el 16 de junio la Corte Suprema de los Estados Unidos se (...)

Explorar El Capital

La actual crisis del capitalismo ha coincidido con un renovado interés en El Capital de Marx. La revista británica Socialist (...)

Capitalismo, violencia y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

De Libia a Venezuela pasando por Siria y México, Ucrania, Afganistan o Irak... en lo que va de la década actual hemos (...)

G77 + China: Elementos críticos para el debate

Carlos C. Peñaranda Pinto y C. Ernesto Peñaranda Sánchez

El grupo de los 77 es presentado como la organización intergubernamental más grande de los países en vías de (...)

la frase

Juan Evo Morales Ayma no ganará las próximas elecciones, pero las comprará, (ya) las está comprando…

Semanario Aquí

Por quién votará en las elecciones de 2014

  • Evo Morales Ayma
  • Juan del Granado
  • Samuel Doria Medina
  • Rubén Costas
  • Nuevo Partido de la COB
  • Votaré blanco o nulo

Encuesta vigente desde el 01-07-2013

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014

OraculoUmaLuna