Domingo 20 de abril del 2014
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Cultura >> Varios
Actualizado el 2008-11-21 a horas: 16:31:22

El run run de la calavera

Ramón Rocha Monroy

En 1983, a mi retorno de México, escribí El run run de la calavera. Dos años de deslumbramiento en México, curiosamente me poblaron la cabeza no de imágenes sino de palabras, de frases, a raíz de la percepción de que, como pocos, el pueblo mexicano tiene una forma muy intensa de decir y nombrar las cosas, a veces directa, a veces elusiva.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




14 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

No me interesaba tanto el mundo de la muerte como la palabra que festeja la muerte. La lectura de Rulfo me sirvió para reconocer que en lo que había escrito hay constantemente la presencia de la muerte. En un libro primerizo que probablemente no debía publicar, mi único libro de cuentos que he publicado, El Padrino, se puede ver que muchos de esos cuentos tienen como tema la muerte.

El run run de la calavera, resultado de este desarrollo, era como comenzar a pisar en un terreno que probablemente no he vuelto a abandonar hasta ahora, sin saber siquiera cómo lo llaman los que saben, y es el macabrismo. He conocido esta denominación, este género, a raíz de un encuentro venturoso con un libro de un conocido caricaturista gallego que se llama Castelao y que tiene, entre su profusa obra en caricatura, una novela corta, bastante menos que una novela corta, que se llama Un ojo de vidrio, el manuscrito de un esqueleto que ha conservado el ojo de vidrio y eso le permite mirar el mundo de allá.

Una obra concisa, una poética sobre la muerte extraordinaria, que se ha editado acompañada con una célebre conferencia de Castelao sobre el arte de la caricatura y cuál es la proximidad del verdadero, del auténtico humorismo humano, demasiado humano, a la muerte, la melancolía, la tristeza. Esa fue para mí como una iluminación, una especie de conciencia tardía de que Castelao murió en 1950 cuando nací yo, o sea que de alguna manera, sin su genio, sin su calidad, de alguna manera tomé la posta de su macabrismo. Él dice que fue un género muy frecuente en la Edad Media, en particular, una edad poblada de espíritus y también de culturas locales, de preguntas sin respuesta, de misterios. Era una experiencia sumamente común, tanto artística como popular, el macabrismo. Probablemente de allí viene las representaciones del cielo y el infierno de la obra del Bosco, y una literatura profusa que habla en tono risueño sobre la muerte.

Me agrada saber que, sin conocer en detalle esto, como lo hubiera hecho estudiando literatura, es como si la memoria de Castelao me hubiera insuflado este culto de un modo próximo al gesto de reírse de la muerte en sus raíces, de hacerle el amor, de representarla no como una vieja desdentada con una tremenda guadaña, sino como una doncella blanca, delicada, seductora, cuyos castos senos han sido clausurados por una pequeña guadañita.

El run run no es una novela costumbrista. Si por algo se sostiene El run run es por la palabra, y si alguna influencia tiene, deliberada, es de Boris Vian. Muchos de los tips y tics de esta novela son producto de otro encuentro casual que tuve con La espuma de los dìas, la obra capital de Boris Vian. A partir de allá, probablemente hice un buen ejercicio de la expresión y además comencé a vislumbrar lo que era un desafío mayor que es trabajar varias voces.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

Trabajo infantil, una dolorosa herida también en Latinoamérica

Cira Rodríguez y Leovani García Olivares *

La Habana, Bogotá, Santiago de Chile, Quito y Brasilia (PL).- La existencia de 168 millones de niños víctimas del trabajo infantil es una de las causas y consecuencia de las desigualdades sociales reforzadas por la pobreza. Un reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

Reflexiones metodológicas y políticas sobre “El capital en el siglo XXI” y el concepto de “capital”

James K. Galbraith *

El economista francés Thomas Piketty acaba de publicar un voluminoso libro, Capital in the Twenty-First Century (El capital en el (...)

La tormenta minera

Raúl Prada Alcoreza

La Ley Minera aprobada en el Congreso, en la Cámara de Diputados, ha ocasionado desgarramientos en los sectores afines al gobierno. (...)

Litio: Los “avances graduales” de la GNRE

Juan Carlos Zuleta Calderón *

El gobierno puede continuar el camino terco, tortuoso y equivocado -sin destino definido y a un muy alto costo para las generaciones (...)

El Sahel, Europa y los componentes de la inseguridad

Julio Morejón *

La Habana (PL).- La reciente reunión de los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea (UE) subrayó la (...)

la frase

El Presidente Evo es la resurrección del pueblo indígena, el Presidente Evo es como Cristo resucitado…

Álvaro García Linera, Vicepresidente de Bolivia

Por quién votará en las elecciones de 2014

  • Evo Morales Ayma
  • Juan del Granado
  • Samuel Doria Medina
  • Rubén Costas
  • Nuevo Partido de la COB
  • Votaré blanco o nulo

Encuesta vigente desde el 01-07-2013

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014

OraculoUmaLuna