(ABI).- El viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, “fue cobarde y brutalmente asesinado” en la localidad de Panduro, a 186 kilómetros de La Paz, después de ser tomado de rehén por mineros cooperativistas cuando intentaba promover el diálogo, declaró consternado el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

“A estas horas de la presente jornada todos los indicios indican que nuestro viceministro Rodolfo Illanes ha sido cobarde y brutalmente asesinado”, remarcó Romero en una conferencia de prensa ofrecida a las 23:00 en Palacio de Gobierno.

Conmovido, Romero estimó que el ajusticiamiento de Illanes habría ocurrido entre las 17:00 y 18:00 en Panduro, donde policías y mineros protagonizaron en violentos enfrentamientos por el control de un tramo de la principal carretera de Bolivia.

El Ministro de Gobierno recordó que Illanes pidió de cuenta propia persuadir a los cooperativistas mineros en el lugar del bloqueo alentado por el conocimiento de los dirigentes de la protesta, en demanda de la aceptación por parte del Gobierno de la inserción de inversión extranjera en las operaciones de pequeños y medianos mineros que explotan concesiones focales otorgadas por el Estado.

“Los cooperativistas hicieron una serie de declaraciones en la que reconocían que tenían secuestrado al viceministro Illanes aunque utilizaron la palabra ‘retenido‘. Por distintos medios de comunicación les hemos exhortado a liberar al Viceministro. (….) Estamos desarrollando las diligencias necesarias para que nos entreguen el cuerpo inerte del viceministro Illanes”, puntualizó el ministro Romero.

“Queremos no solo expresar nuestro repudio a este hecho criminal sin precedentes sino al mismo tiempo solicitar a la justicia que esclarezca este asesinato y establezca responsabilidades a los institutos jurídicos que rigen en el estado plurinacional de Bolivia”, arengó Romero.

Es la primera vez en los últimos 50 años que se ajusticia a un alto funcionario del Ejecutivo. Medios locales informaron sobre el presunto asesinato de Illanes secuestrado en horas de la mañana, por “hordas” de mineros privados en represalia por la incursión de la Policía que buscó durante todo el día despejar la carretera que vincula de este a oeste Bolivia.

Más temprano, el director de radio Fencomin (Federación de Cooperativas Mineras), Moisés Flores, declaró a la red Erbol que Illanes pereció a mano de sus captores al final de la tarde del jueves.

En Cochabamba, el fiscal Ever Veizaga informó que una autopsia corroboró que el cooperativista minero Severino Ichota Poma, de 45 años, falleció por un impacto de una bala en la cabeza ayer el miércoles en Cochabamba.

“La causa de la muerte fue lesión de centros encefálicos superiores, traumatismo cráneo encefálico severo perforante por proyectil de arma de fuego”, dijo en conferencia de prensa.

La víctima falleció por un disparo en la frente en un choque entre policías y afiliados a la Cooperativa Minera El Progreso – Kami Ltda., en las inmediaciones de la localidad de Bombeo.

Según Veizaga, la bala que mató a Ichota no fue encontrada con la autopsia porque ingresó y salió de su cráneo, por lo que anunció que se la buscará en la zona en que fue presumiblemente disparada.

El primer cooperativista muerto en enfrentamientos contra policías fue Fermín Mamani Aspeti y su cuerpo se encontró con un impacto de bala en el tórax en la región Sayary, en la carretera Cochabamba-Oruro, donde un grupo de sus compañeros instaló un bloqueo.