(ABI).- El Desfile del Orgullo Gay se desarrolló la noche del sábado en el centro de la ciudad La Paz en medio de colorido y alegria con el objetivo de reivindicar la Ley 807 de Identidad de Género, promulgado en mayo de este año y que reconoce los derechos del colectivo Trans, Lésbicos, Gays y Bisexuales (TLGB).

“Es una lucha de años, una lucha que desde casi la clandestinidad libraron los hermanos y hermanas del TLGB, pero podemos decir que hemos avanzado y Bolivia reconoció el derecho a la orientación sexual de los ciudadanos bolivianos”, manifestó el viceministro de Descolonización, Félix Cárdenas.

La autoridad que encabezo el desfile, dijo que el Gobierno está dando señales claras y firmes que cualquier ciudadano acomplejado pretenda hacer creer que este sector no tienen derecho y ellos son la perfección, lo que hacen es instigación a la discriminación y el odio, y eso es un delito penado por ley.

En Santa Cruz, agregó, realizaron una contra marcha, pero fueron identificados y advertidos que están incurriendo en delito, de todas formas La Paz es ejemplo porque no solamente aplaudió al colectivo TLGB sino que sus autoridades como el Alcalde, Luis Revilla y el Defensor del Pueblo, David Tezanos, participaron del desfile,

En representación del colectivo TLGB, David Aruquia, expresó su alegría porque la población paceña con su presencia en el desfile dijo “no a la intolerancia, no a la discriminación, no a la exclusión como ocurrió en Santa Cruz”.

Cree que la presencia masiva de paceños significa que Bolivia tiene que verse como país inclusivo, democrático y diverso, porque la ley no es una legislación que afecta a toda la sociedad, pero si permite al colectivo TLGB tener derecho a una identidad y ejercer derechos ciudadanos, políticos, sociales y acceso a la educación, a la salud y al trabajo.