El mes de Junio será decisivo para el destino de la Unión Europea. El 10 se inaugura la Copa Europa de Fútbol que se jugará en Francia. La posibilidad de postergarlo o cambiar de sede, después de los ataques a París y Bruselas, no ha sido sólo una hipótesis, ha sido algo real por el peligro de ataques suicidas por parte del Estado Islámico.

Hospedar y proteger 24 seleccionados de fútbol con todos sus componentes durante un mes requerirá un esfuerzo no común, se jugarán 51 partidos en diez ciudades distintas y la participación de los espectadores será de casi tres millones, la “inteligence” francesa estará en contacto continuo entre el sistema informativo y la policia, se tratará de una prueba muy difícil en un país con fuertes tensiones sociales en medio a una revuelta popular contra una ley de liberización del mercado.

El 26 de Junio se vuelve a votar en España, Madrid no tiene un gobierno desde hace medio año, la clase política ha demostrado no poseer los instrumentos necesarios para hacer frente a un sistema de dos grandes partidos políticos como había soñado la jóven democracia española.

Las negociaciones no han producido nada. Los únicos partidos que han hecho un pacto de gobernabilidad son los que tienen más de perder que de ganar, nos referimos a los “socialistas” del PSOE y a los “centristas” de Podemos.

La lección que ha dado Madrid, es que en muchas naciones europeas la derecha está dividida entre ”populares” y “anti-europeos”, también la izquierda tiene dos alas la “populista” y la “tradicional” y las dosson incapaces de trabajar y colaborar juntas porque una ha nacido para matar a la otra.

El “Premier” conservador Mariano Rajoy, contestado abiertamente, incluso por su antiguo “mentor” José María Aznar, se ha sentado a orillas del río para ver pasar a los cadáveres de sus enemigos.

Pero la perspectiva de una campaña electoral parecida a la de seis meses atrás, deprime la economía española con altibajos repentinos, saludado con satisfacción sólamente por los separatistas catalanos.

Junio será un mes electoral también en Italia. Se trata de elecciones administrativas, se elegirán a alcaldes en las ciudades más importantes de la península como Roma, Milán, Nápoles, Turín y otros centros menores. Estas elecciones se anuncian muy difíciles para el actual gobierno de centro-izquierda y es posible que en las ciudades más importantes como la capital Roma y Milán ganen los partidos de oposición

También la parte Este de Europa comienza a vacilar, nos referimos a los países que formaban parte de la URSS y que decisamente han tomado la vía del “neonacionalismo” y de la “xenofobía”. Nos referimos de modo especial a Hungría y a Polonia. En Polonia, en la ciudad de Cracovia, en el mes de Julio se reunirán miles de jóvenes católicos que celebrarán las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ), un evento que promete ser de gran intensidad espiritual por la presencia del papa Francisco.

El 23 de Junio, en Gran Bretaña se celebrará el referendum sobre la permanencia en la Unión Europea. La mayoría de los ingleses apoyan el objetivo de mantener el país dentro del bloque de 28 naciones, a pesar de este apoyo, se prevé que algunos miembros del gobierno respaldarán la campaña a favor de que la isla siga su propio camino fuera de la burocracia de Bruselas. Según las últimas encuestas, será un referendum arduamente disputado.

Y para terminar, no hay buenas noticias ni siquiera de esos pequeños países que forman parte de la UE y que deberían ser el lazo de unión con los fundadores de Europa. Grecia no ha logrado respetar las condiciones que firmó para permanecer en el Euro. En Austria, en la región del Brenner, en las últimas elecciones los candidatos de la extrema derecha han obtenido más votos que los candidatos gubernamentales. En Portugal la izquierda está ”experimentando” un ejecutivo “anti-austerity”. En los países del Norte, como Holanda, uno de los primeros en Europa en legalizar los matrimonios homosexuales y la eutanasia y donde la crisis se nota menos, están contrarrestando la apetura a los emigrantes.

Es bueno recordar que Europa nació de una tragedia, el hecho de que hoy en día la situación sea compleja, no significa que no pueda ser propicia.