(ABI).- El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, aseguró el domingo que la musculatura de la economía boliviana demostró ser capaz de soportar la crisis internacional, que mantiene a la baja los precios de las materias primas, principalmente del petróleo y de los minerales.

Según Arce, la peor etapa de la crisis de precios fue en 2014 y comienzos de 2015, cuando el costo del crudo bajó hasta 27 dólares el barril, en bolsa de Nueva York, pero la economía del país mantuvo sus índices de crecimiento sostenible, a pesar de ese panorama.

“Bolivia el año pasado ha resistido, creo, muy bien la crisis. La musculatura de la economía ha mostrado que es capaz de soportar semejantes caídas”, remarcó, en una entrevista con el programa Esta Casa no es Hotel de la Red ATB.

A su juicio, pensar que los precios de las materias primas sigan cayendo “resulta poco factible”, porque todo muestra que se estabilizas a nivel internacional y este año se prevé que el barril cierre en 45 dólares.

“Entramos a una etapa algo más tranquila en cuanto a las cotizaciones internacionales y algo similar pasa con los minerales, algunos comienzan a estabilizarse”, sostuvo.

No obstante, aclaró que la economía del país no depende en gran parte de los hidrocarburos, como muchos piensan, ya que el sector petrolero sólo representa el 7% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, aunque aclaró que sí reporta la mayor parte de los ingresos económicos.

Afirmó que existen sectores, como agricultura o la manufactura, que aportan más que el petróleo al PIB boliviano.

Consideró que es poco factible que el precio del petróleo vuelva a reportar caídas importantes, pero también aclaró que “es muy difícil” que suba a corto plazo a 100 dólares, “aunque puede suceder”.

Recordó que el Plan Nacional de Desarrollo Social 2016-2020 fundamenta sus logros tomando como base que el precio del barril del petróleo estará en alrededor de 55 dólares el próximo quinquenio.