(Rimaypampa.com).- El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, ordenó dos semanas antes del Referéndum del 21 de febrero comprar con dinero público promociones para el Sí en el Facebook. “Todos los ministerios deberían comprar un espacio (…) en el Face, todos sin excepción”, instruyó a los relacionistas públicos del gobierno el domingo 7 de febrero, en una reunión que se realizó en Palacio entre las 15 y 19 horas.

Quintana exigió hacer las gestiones de compra cuanto antes. “El miércoles voy a controlar; Ministerio que no tenga le voy a sacar la cabeza, el miércoles todo el mundo ya con contratos de promoción en el face, todos”, señaló, según un audio al que tuvo acceso Rimay Pampa.

La relacionista pública del Ministerio de Economía, Leyla Medinacelli, hizo notar al Ministro que no puede haber contratos porque la compra de promociones a Facebook se realiza a través de tarjetas de crédito. También le informó que no hay presupuesto.

“Utilicen el mecanismo administrativo que sea (…) Usted está peleándose con las sombras (…). Cada ministerio aporta 50 mil, 20 mil, 30 mil, 100 mil dólares, los ministerios ven lo que tienen que hacer (…) no está en el presupuesto, eso es lo de menos, no hay problema”, respondió Quintana.

Una fuente que participó en la reunión explicó que los relacionistas públicos sabían que administrativamente no se podía justificar la compra de promociones de Facebook porque se adquiere con tarjeta de crédito, por tanto, “sabían que tenían que echar mano del TGN y luego solapar o encubrir con otros conceptos”.

El ataque de Valverde desmotivó y paralizó el SÍ

El Ministro de la Presidencia, involucrado en el caso Tráfico de Influencias junto al presidente Evo Morales y la expareja de éste, Gabriela Zapata, reconoció en ese encuentro de domingo de Carnaval que la denuncia de Carlos Valverde, difundida el 3 de febrero, fue “un golpe muy duro”.

A partir de ese ataque, “hemos visto (en la campaña) como una desmotivación, hemos sentido una especie de impacto, me preocupa que no se haya reaccionado de manera coherente con mensajes de una sola línea”, subrayó y agregó que lo que más afectó fue el hecho de que la denuncia involucró al Presidente en un conflicto de tipo moral.

Quintana arengó a los relacionistas públicos indicando que “hemos perdido una batalla, estamos en guerra” y sugirió “recomponer el teatro de operaciones”.

En la reunión también participaron la ministra de Comunicación, Marianela Paco; su antecesora y responsable de campaña del Movimiento al Socialismo (MAS), Amanda Dávila; funcionarios del Legislativo y de La Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (AGETIC).

Paco pidió a sus compañeros de partido no sentirse apabullados. “De pronto unas horas hemos bajado la guardia”, dijo sin antes asegurar que “vamos a ganar la batalla (…) jalando el gran camión de la revolución”.

Tras la arenga, los relacionistas públicos del MAS hicieron una evaluación de la campaña del Sí en las redes sociales. En ese sentido, admitieron que el caso Zapata o tráfico de influencias era como una bola de nieve y que había que trazar una estrategia para evitar que siga creciendo en las redes sociales.

Gabriel Campero, relacionista público del Ministerio de Medio Ambiente, propuso, como estrategia para revertir la tendencia en favor del NO, invertir en pago de promoción de contenidos por Facebook en lugar de gastar 10.000 bolivianos o más en banderas, “Nosotros hemos realizado el trabajo y hemos tenido excelentes resultados”, indicó.

“Compramos seguidores”

La exministra de Comunicación, Amanda Dávila, luego de presentar un seguimiento de las páginas digitales en favor del NO y del Sí, reconoció que la reelección de Evo Morales iba en desventaja en las redes sociales.

Indicó que la cantidad de gente que hace campaña por el NO es de carne y hueso, y manifestó que “podemos duplicar en estos 10 días, compramos seguidores, pero no era esa la política”. Dávila dio a entender en la reunión que algunas decisiones en materia de redes sociales son asumidas después de consultas a expertos.

Los relacionistas públicos del MAS concluyeron en coordinar mejor la articulación de mensajes que muestren a Evo Morales como víctima, cambiar el escenario y la agenda para opacar el caso Zapata, pagar a Facebook para promocionar el sí y usar robots para viralizar mensajes en favor del gobierno.

“Es bien contundente (…) es un robot, ya lo estamos probando ahora en 25 computadoras (que) está haciendo el trabajo de viralizar (…) lo único que se necesita es poner la cuenta Facebook, la cuenta twitter en la computadora y ese robotcito empieza a mandar todos los contenidos”, recomendó a sus colegas uno de los participantes.

Al despedirse, Quintana subrayó dos posibles consecuencias del NO. “El 21 se definen dos escenarios: si ganara el NO y nos quisieran llevar a revocatorio, créanme que sería el mejor escenario”, manifestó.

“Pero el peor escenario del NO, va a ser la lucha feroz interna, las internas, como dicen, porque hay algunos que ya tienen tentaciones presidenciales, hay algunos que ya se sienten en carrera”, advirtió y se despidió de los relacionistas públicos.

* El autor es periodista y abogado. Texto tomado de http://www.rimaypampa.com/2016/04/quintana-ordeno-ministerios-comprar.html