La Paz y Ciudad del Vaticano, (ABI).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, en la reunión que sostuvo el viernes con el papa Francisco, en ciudad del Vaticano, reiteró el planteamiento de canonización del padre Luis Espinal, quien fue torturado y asesinado en 1980 por la dictadura de esa época.

“También planteamos en su visita a Bolivia y acá en el Vaticano la canonización del padre Luis Espinal”, indicó Morales en un breve contacto con la prensa.

Espinal, jesuita de origen español, destacó por su compromiso con los desfavorecidos y su actitud crítica frente a la alianza de la Iglesia Católica con los sectores conservadores en el poder.

El Presidente indígena explicó que el Papa le recomendó seguir los procedimientos establecidos para la canonización de figuras destacadas, es decir, que los jesuitas, a cuya orden pertenecía Espinal, deben presentar la biografía y la historia del padre, entre otros requisitos.

“Entendí que sólo es cumplir con los procedimientos para que el padre sea reconocido en canonización”, mencionó.

El jefe de Estado de Bolivia llegó a Ciudad de Vaticano invitado por el papa Francisco para participar del tercer encuentro mundial de movimientos sociales.