(ABI).- El vicepresidente Álvaro García Linera denunció el martes un “matonaje electoral” que es un intento de la oposición de ejecutar un fraude para evitar el conteo del voto campesino e indígena, en el referendo constitucional, que respalda mayoritariamente al proceso de cambio y al presidente Evo Morales.

“Es un matonaje electoral y es un intento de fraude electoral que está desplegando en las últimas horas las fuerzas opositoras de derecha en contra del voto campesino y el voto indígena, que es el voto que aún falta por contabilizar”, dijo.

En conferencia de prensa, en La Paz, García Linera dijo que ese voto campesino, registrado en las regiones alejadas de La Paz, Cochabamba, Potosí, Chuquisaca y Santa Cruz, pretende ser “escamoteado” por la derecha.

Denunció que la oposición se está trasladando a esas regiones alejadas a chantajear a las autoridades electorales y mediante un movimiento intimida a los responsables en el conteo en salas plenas.

García pidió a la oposición a calmar su desesperación porque el conteo está garantizado, ya que participaron representantes de partidos, observadores y la prensa.

“La garantía de la transparencia es absoluta pero en un acto de desesperación política la derecha va a intentar anular este voto rural campesino e indígena”, sostuvo.

Según el Tribunal Supremo Electoral, la opción del ‘No‘ tiene una ventaja de 8,4 puntos sobre el Sí en el cómputo del 82% de 29.224 actas en el país tras el referendo constitucional celebrado el domingo, sin contar con la totalidad del voto rural y del exterior.