Un Papa de la Iglesia Católica y un Patriarca de Moscú y de toda Rusia y cabeza de la Iglesia Ortodoxa rusa se verán por vez primera, después de casi cinco siglos.

El Patriarcado de Moscù fue creado en 1589 convirtiéndose desde entonces autoacéfalo, es decir autónomo de la Iglesia madre de Constantinopla. Por cuatro siglos el problema de un encuentro entre el Papa y el Patriarca no se puso. Empezó a ser una posibilidad en los años noventa del siglo pasado cuando Juan Pablo II manifestó su vivo deseo de reunirse con Alejo II, para poner fin a una gran controversia entre Moscù y la Santa Sede. El Patriarca ruso de hecho pensò que el papa polaco aprovechase la oportunidad de la extrema debilidad de la Iglesia Ortodoxa Rusa, después de 75 años de vida muy difícil bajo el regimen soviético, para poder fortalecer la presencia de los católicos en Rusia y los católicos orientales de Ucraína llamados “uniati” por los ortodoxos y poco tolerados por estos ùltimos. Fue entonces que, sin consultar el Patriarcado Ruso, Juan Pablo II instituyó en abril de 1991, en la entonces URSS, cuatro administraciones apostólicas, que en 2002 fueron transformadas en diócesis, una decisión que irritó muchísimo el Patriarca Alejo II.

En junio de 1997 en Granz (Austria), se celebró la Segunda Asamblea Ecuménica Europea, y se pensó en un encuentro entre el Papa católico y el Patriarca ortodoxo; antes del encuentro la reunión fue anulada por el veto de Moscú.

Bajo el pontificado de Ratzinger se volvió a hablar de una reunión en territorio “neutro” ni en Italia ni en Rusia, pero este eventual encuentro no se concretó por la muerte en el año 2000 de Alejo II. En 2009 fue nombrado su sucesor el Patriarca Cirilo II.

Ahora, finalmente, la hipótesis se está volviendo realidad: el Papa católico Francisco y el Patriarca ruso ortodoxo Cirilo II se encontrarán por pocas horas en el aeropuerto Internacional José Maaratí de La Habana, en Cuba

Jorge Mario Bergoglio ha encontrado en distintas oportunidades, en Estambul, Roma y Jerusalem a Bartolomeo I, el Patriarca de Constantinopla que es el primus inter pares de los jerarcas ortodoxos, pero el patriarcado de Moscú no ecepta el “eccesivo” poder de Constantinopla. Se trata sobretodo de una cuestión numérica: del patriarcado de Rusia dependen la mitad de los doscientos millones de ortodoxos, mientras que en Turquía, Bartolomeo I tiene menos de cinco mil fieles.

Esta reunión se celebrará a pocos meses del Concilio Pan-Ortodoxo que se llevará a cabo en la isla de Creta en Grecia en junio del presente año, el primero, de este tipo, después de casi mil años, que, aunque no directamente, tocará el conflicto entre Ortodoxos y Católicos por la primicia papal.