(ABI).- La ministra de Comunicación, Marianela Paco, sostuvo el domingo que la cadena estadounidense CNN distorsionó y devaluó el estado de derecho del país, porque privilegia la cobertura a sectores vinculados al imperialismo y evidencia una suerte de servilismo mediático.

“(Busca) distorsionar y devaluar nuestro estado de derecho, porque una de las características de la democracia es el estado de derecho que significa vigencia plena de las leyes, que significa vigencia plena de las instituciones y que cada cual cumple su rol y se respetan los derechos. ¿Cómo busca distorsionar o como lo distorsiona?, sabemos que esa cadena siempre ha sido servil del imperio que busca privilegiar ciertos sectores y da cobertura a ellos”, remarcó, en entrevista con medios estatales.

En ese sentido, advirtió que existe un tema pendiente con CNN, porque hasta el momento no se disculpó por la forma agresiva e irrespetuosa con la que trató uno de sus presentadores, Fernando del Rincón, al ministro de Gobierno, Carlos Romero, en una entrevista difundida el pasado 15 de diciembre.

Paco sostuvo que el presentador de CNN sólo se limitó a reconocer, un día después de la entrevista, los errores cometidos en el manejo de datos, pero no por la forma agresiva e irrespetuosa con la que trató a la autoridad boliviana.

“Pareciera que se hubiera visto forzado a reconocer un error, pero sólo en el manejo de datos, no se ha disculpado por la forma agresiva e irrespetuosa con la que se ha referido y ha manejado la entrevista con nuestro Ministro, entonces, es un tema pendiente todavía”, remarcó.

La Ministra de Comunicación afirmó, con pruebas en mano, que en la entrevista de CNN se identificaron cuatro grandes mentiras: la primera fue cuando la cadena norteamericana afirmó que se “arrestaron a 200 personas” por el caso de corrupción del ex Fondo Indígena, cuando en realidad fueron 24.

La segunda mentira de CNN -dijo- se concretó cuando esa red de noticias dijo que accedió a información sobre los arrestados de la Fiscalía General del Estado, situación que fue desmentida mediante una carta enviada por esa institución a ese medio de comunicación.

Paco dijo que la tercera mentira fue cuando CNN afirmó que realizó múltiples intentos para comunicarse con autoridades del Gobierno para concretar la entrevista, cuando sólo realizó un intento por medio de watshapp.

Agregó que la cuarta mentira tiene que ver con la información de que el Gobierno pidió la réplica un día después de una entrevista a legisladores opositores, situación que calificó de falsa porque la réplica fue pedida el mismo día.