La Paz y Nueva York, (ABI).- El gobierno de Evo Morales buscará desde el lunes en Nueva York atraer capitales extranjeros para acicatear aún más el crecimiento de la economía de Bolivia, fundada en sus sectores y empresas estratégicas, afirmó el domingo el ministro de Economía, Luis Arce.

“Son 5 sectores: estamos hablando de hidrocarburos, minería, electricidad, turismo y manufactura”, afirmó en declaraciones a la radio y televisión estatales que le entrevistaron vía skype desde Nueva York.

Se trata del foro ‘Invirtiendo en la nueva Bolivia‘ que coauspician La Paz y el diario británico especializado en economía Financial Times (FT).

“Para ello hemos desplegado todo este trabajo para que, con el Financial Times pudiéramos tener una reunión con altos ejecutivos de empresas extranjeras deseosas de invertir en Bolivia, para mostrarles los proyectos que estamos haciendo, la estabilidad económica con la que cuenta Bolivia, la estabilidad social, la estabilidad política que nos hace muy diferentes, en esta coyuntura del resto de los países de América Latina”, enfatizó.

Junto a sus colegas de Planificación del Desarrollo y Minería, René Orellana y César Navarro, Arce lidera la avanzada de Bolivia en Estados Unidos, donde el lunes se verificará el foro.

“Son 5 sectores que se han privilegiado para que puedan, en esta ocasión, poderse compartir con los empresarios extranjeros de los proyectos que queremos hacer, el proceso y la estrategia de industrialización que tiene Bolivia”, sostuvo el Ministro boliviano.

Arce destacó el óptimo clima propicio que Bolivia ofrece en el momento para la inversión extranjera, una década después de ejercer políticas de recuperación de sus recursos naturales y empresas estratégicas y luego de 20 años de registrar la privatización de la mayor parte de sus empresas y sectores estratégicos.

“Nosotros ya no estamos en la fase de recuperar los recursos naturales. Felizmente eso lo hemos logrado en mayo de 2006”, afirmó Arce al tiempo de asegurar que, a diferencia de la mayor parte de los países de la región, Bolivia, que viene de poner en vigencia la nueva Ley de Inversiones, ofrece condiciones extraordinarias al capital extranjero.

“Bolivia tiene el crecimiento económico más rápido de América Latina. Hemos abandonado el viejo modelo neoliberal de mercado” por otro en que el Estado planifica, dirige y ejecuta, sostuvo Arce.

Morales, que partió después de mediodía del domingo de la ciudad de Cochabamba y que llegará a Nueva York hacia las 02h00 bolivianas (06h00 GMT) del lunes, se encontrará en el foro con inversionistas, banqueros, y representantes de organismos internacionales.

Arce, que precisó que el foro de Nueva York demandó una inversión de poco menos de 500.000 dólares, de los cuales el erario público boliviano empozará sólo 92.000, dijo que el sondeo de inversionistas extranjeros busca acelerar el crecimiento de la economía boliviana hasta 2020, bajo la previsión que su Producto Interior Bruto se sitúe en los 50.000 millones de dólares, 18.000 más que en 2015.

Se trata de captaciones para que “hasta el 2020 vayamos a superar los 50.000 millones de PIB”, insistió.

Bolivia, que contiene la segunda reserva de gas natural de Sudamérica, además del primer acopio mundial de litio, y cuyo PIB crece sin pausa desde 2007 a un ritmo promedio de 5%, pretende atraer la más alta tecnología para incorporarla a la industrialización de sus recursos naturales.

El Ministro decano de la administración Morales precisó que los capitales privados que converjan en Bolivia se sujetarán a las reglas de juego del país y que de ningún modo volverá a rifarse los recursos naturales y empresas del país.

Arce reseñó el propósito de la administración Morales de atraer “inversión extranjera bajo el marco de nuestras nuevas reglas, de la nueva Constitución y de la lógica de que esta imbuido el gobierno nacional”.

Subrayó que “las posibilidades de inversión extranjera están en función de nuestro Plan Nacional de Desarrollo, de nuestra estrategia de desarrollo, que el gobierno boliviano ha marcado tanto por la Agenda Patriótica, como por el Plan Nacional de Desarrollo Quinquenal”.

Por último, señaló que la expectativa rebasó la previsión de Bolivia y el FT y que cerca de 50 inversionistas se quedaron afuera del foro por falta de espacio en el hotel anotado para la celebración de la cita de Morales con los inversionistas.

“Muchos de estos empresarios están viendo a Bolivia como una alternativa de inversión”, reseñó.