(ABI).- La ministra de Comunicación, Marianela Paco, calificó el jueves de “poco seria” la respuesta de Chile sobre la invitación que hizo Bolivia al canciller Heraldo Muñoz y al agente ante La Haya, Felipe Bulnes, para una entrevista en el canal estatal y dio por cerrado el tema.

“Ellos no pueden venir para esta entrevista a nuestro territorio, consideramos que no es seria esta postura que han asumido políticos de Chile que digan una cosa un día y retrocedan y cambien de idea y parece extraño, poco respetuoso para nuestro país”, dijo en conferencia de prensa.

Hoy se conoció que Muñoz, debido a una recargada agenda, desistió de visitar Bolivia para ser entrevistado en el canal estatal Bolivia TV, pero abrió la posibilidad de canalizar esa entrevista en su país, Chile.

No obstante, el 2 de octubre cuando Paco, invitó a Muñoz y a Bulnes, a una entrevista similar a la que brindó el portavoz de la demanda marítima boliviana, Carlos Mesa, a Televisión Nacional de Chile, el primero expresó su complacencia y dijo: “acepto encantado, ya era hora”.

La Ministra de Comunicación confirmó la postura de las autoridades y diplomáticos de Chile, luego de haber recibido una carta en el Consulado de Bolivia en Santiago, que expresa como argumento las recargadas labores del Canciller y el Agente para no visitar Bolivia y conceder la entrevista sobre su posición en torno a la demanda marítima boliviana radicada en La Haya en 2013.

Tras la carta que envió la Cancillería chilena al Consulado de Bolivia en Chile, Paco anunció que con esa acción se da por cerrado ese tema.

“Nosotros somos muy responsables como Gobierno, somos serios, somos respetuosos, por tanto en estricta aplicación de esas prácticas diplomáticas damos por cerrado este asunto”, dijo.

Asimismo, aclaró que la entrevista a las autoridades chilenas, fue sugerida por el diputado chileno de oposición, Jorge Tarud, en el marco de la reciprocidad; sin embargo, con la respuesta de la Cancillería de Chile, rechazaron ese principio.

“Se evidencia que el principio de reciprocidad exigido no lo quieren, lo han rechazado, somos pueblos de la cultura del diálogo, por tanto una condición del diálogo es escuchar al otro y en este caso pues han rechazado también y se confirma con esta carta”, agregó.

La autoridad señaló que se ratifica como Gobierno y pueblo boliviano la unidad, firmeza y confianza en los argumentos de la demanda marítima.

“Ratificamos como Gobierno, junto a nuestro pueblo boliviano, muestra unidad, nuestra cohesión, nuestra firmeza y nuestra confianza en esa fuerza de la razón que nos da la historia y hace que busquemos justicia ahora ante tribunales internacionales”, mencionó.