Trinidad, (ABI).- El presidente Evo Morales expresó seguridad de que Bolivia recuperará por la vía pacífica y dialogada su acceso soberano al Océano Pacífico, en el marco de su informe mensaje al país que conmemora este jueves 190 años de independencia.

“Tengo mucha esperanza, estoy seguro que vamos a ganar esta batalla para que Bolivia vuelva al Pacífico con soberanía”, dijo ante la Asamblea Legislativa Plurinacional que el jueves sesionó por primera vez, de manera extraordinaria para conmemorar la efeméride patria, en la amazónica ciudad de Trinidad, a más de 1.000 km de La Paz.

La convicción de Morales se registra en momentos que La Paz y Santiago mantienen fuego cruzado verbal después que el gobernante boliviano sospechara del cónsul general de Chile en La Paz, Milenko Skoknic, de incurrir en acciones de corte injerencista al sostener reuniones con grupos de opositores criollos.

A su turno, Chile expresó contrariedad por la denuncia de Morales y pareció matar en el vientre la posibilidad de que ambas naciones, enemistadas desde 1879, cuando Chile adicionó por la fuerza todo el litoral boliviano de 400 km de longitud y 120.000 km2 de territorios en la desembocadura del Pacífico, retomen relaciones plenas, inexistentes hace 40 años, con una frase que cobró celebridad los últimos días: “nos vemos en La Haya”.

El gobierno de Morales radicó en 2013 un juicio en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para que Chile se avenga a negociar de buena fe una salida soberana al mar para la mediterránea Bolivia, en base de una decena de promesas formales de Estado durante el siglo XX en tal sentido.

En su mensaje informe a la nación desde la tórrida Trinidad, el jefe de Estado jaleó que la izquierda chilena haya suscripto una declaración reciente del Foro de Sao Paulo de respaldo a la reivindicación marítima de Bolivia.

“Siento que, de verdad, estamos en buen momento. Asambleístas que viajan al exterior con motivos de trabajo siempre vuelven con un documento de apoyo; este último la presencia de nuestros parlamentarios dirigentes del MAS (Movimiento Al Socialismo), al Foro de Sao Paulo. Los partidos de izquierda de Chile apoyaron y firmaron para que Bolivia vuelva al mar con soberanía”, sostuvo en medio de una salva de aplausos.

Mientras ambos países esperan que la CIJ se pronuncie sobre la impugnación que hizo Chile a su competencia para tratar la demanda marítima boliviana, lo más probable a fines de 2015, Morales celebró que 5 expresidentes, entre ellos el conservador Jorge Quiroga y el socialdemócrata Jaime Zamora, que le adversan en la arena de la siempre enervada política local, se hayan sumado al equipo nacional que ha salido a explicar a la comunidad internacional las bases y razones del derecho boliviano de retornar al mar Pacífico con soberanía.

“Al marguen de las diferencias programáticas e ideológicas con los ex presidentes hemos coordinado muy bien; he recibido sus recomendaciones y observaciones y en esa línea a la Asamblea Legislativa Plurinacional, a todos, gobernadores, opositores, saludo a las distintas iglesias”, sostuvo al tiempo de proclamar, en términos de elogio, que “todos nos hayamos movilizado”.

Este mismo jueves, en el marco de una escalada de acusaciones y dichos, en Santiago, el canciller Muñoz aseveró que no existía “ninguna posibilidad” de que la CIJ obligue a Chile a entregar territorio a Bolivia.

“Yo creo que está claro que no hay ninguna posibilidad, ninguna, de que la Corte ya sea ahora o más adelante le diga a Chile que entregue territorio, eso no va a ocurrir, se lo puedo garantizar”, sostuvo en declaraciones a radio Bío Bío.