(ABI).- Los representantes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) abandonaron el miércoles las instalaciones del Viceministerio de Gobierno, después de sostener una breve reunión con el equipo de ministros que atenderán sus demandas, porque según dijo el presidente de la institución Jhonny Llally, no existen condiciones para entablar el diálogo.

“En este momento nosotros nos estamos retirando porque realmente no hay condiciones y tampoco quieren hablar”, dijo.

Ese encuentro que se inició a las 12h45, tenía el objetivo de coordinar y esclarecer las condiciones para iniciar el diálogo y concluir con las medidas de presión.

El dirigente explicó que en esa reunión los ministros de Estado no garantizaron el cumplimiento de los acuerdos mediante la firma del presidente Evo Morales, por lo que solicitaron la presencia del jefe de Estado para iniciar un nuevo encuentro.

“Realmente los ministros han firmado todo esto y no se ha dado cumplimiento, hemos pedido de que el señor Presidente todos los trabajos haga cumplir con su firma”, sostuvo.

Llally indicó que en tanto no exista voluntad de dialogar las medidas de presión continuarán en la ciudad de La Paz.

Tras ese resultado, decenas de manifestantes de Comcipo se enfrentaron con la Policía, últimos que requirieron al uso de agentes químicos y chorros de agua para dispersarlos.

Miembros de Comcipo se encuentran movilizados en la ciudad de La Paz desde el 6 de julio en demanda de atención a un pliego de 26 puntos, así también cumplen un paro indefinido en la ciudad de Potosí.

Incendios provocados

Las protestas de los mineros del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que intentaron tomar con dinamita el edificio del Ministerio de Gobierno tras la decisión unilateral de romper el diálogo con el Gobierno y se enfrentaron posteriormente a los policías, provocaron otro incendio de magnitud en inmediaciones de la zona Rosassani, reportó la Red ATB.

La televisora mostró imágenes en las que se observaba, cómo el fuego amenazaba ampliarse a algunas viviendas aledañas y a otras jardineras.

Esa amenaza obligó a los bomberos a llegar al lugar con cisternas para apagar el fuego.

Los mineros de Comcipo reaccionaron violentamente, después que los dirigentes de esa entidad abandonaron el diálogo propuesto por el Gobierno para resolver su pliego de peticiones y comenzaron a lanzar “cachorros” de dinamita y bloquear las calles adyacentes a ese edificio público.

Minutos antes, se reportó otro incendio en el consulado de Alemania, que está ubicado al frente del Ministerio de Gobierno y que se habría producido por la explosión de una dinamita.