Atenas, Paris (PL). Los primeros sondeos tras el cierre de los colegios electorales en Grecia ofrecieron una ligera ventaja del No, en el referéndum celebrado hoy, a la espera de que el Ministerio del Interior ofrezca los resultados definitivos.

Instantes después de las 19.00 horas cuatro canales de televisión ofrecieron los resultados de otras tantas encuestas realizadas a lo largo de la jornada sobre el voto emitido, y en todas ellas la ventaja fue de unos tres puntos en favor de la opción del gobierno.

Los ciudadanos griegos estaban convocados a un referéndum en el que se trataba de dilucidar si había una mayoría en favor de la propuesta de los acreedores, que suponía muevas medidas de austeridad y mayor ajuste fiscal, o en contra, lo que otorgaría al ejecutivo una mayor fuerza y legitimidad en la mesa de negociaciones.

Nuevas negociaciones

En Paris el ministro francés de Economía, Emmanuel Macron, abogó hoy por retomar las negociaciones con el fin de impedir que Grecia salga de la Eurozona. Para Macron, más allá del resultado del resultado del referéndum de este domingo en ese país europeo, es necesario retomar las negociaciones. Añadió que si gana el NO, eso debe estar lejos de significar la salida automática de la zona de la moneda común.

Hay que encontrar un compromiso para Grecia basado en las reformas, en una deuda sostenible, en una evolución de la situación financiera -para lo que nosotros también tendremos que hacer esfuerzos-, en un acompañamiento administrativo, político, apuntó durante un foro económico.

A su juicio, el problema de fondo que ha llevado a la crisis actual ha sido la irresponsabilidad de los responsables griegos durante un decenio, que dejaron que los salarios subieran y no hicieron reformas, pero también el resto de los socios del euro, que veían lo que ocurrían y no dijeron nada.

La población helena votó en esta jornada sobre el programa de rescate propuesto por las instituciones europeas y el Fondo Monetario Internacional, un plan que incluye exigencias no aceptadas por el gobierno encabezado por el primer ministro, Alexis Tsipras.

Con el plebiscito, el Ejecutivo busca lograr un respaldo popular que refuerce sus posiciones en la mesa de negociación con la troika de acreedores, y le ayude a conseguir mejores condiciones en la extensión del rescate.

Acorde con información divulgada, el presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Ángela Merkel, se reunirán mañana en esta capital para evaluar las consecuencias del referéndum.