(ABI).- Según la Encuesta Nacional sobre Exclusión Social y Discriminación de la Mujer, elaborada por la Coordinadora de la Mujer, con el apoyo del Banco Mundial (BM) y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), 49,7% de las mujeres son víctimas de algún tipo de violencia en Bolivia.

Los datos de ese estudio, en el que participaron 3.192 mujeres entre 15 y 75 años de edad, fueron presentados en un acto realizado en instalaciones del Centro Cultural de España, en la ciudad de La Paz y contó con la participación de autoridades del Gobierno, de la AECID y del BM.

“El 49,7%, casi la mitad de las mujeres consultadas en la Encuesta Nacional sobre Exclusión Social y Discriminación de la Mujer declararon haber sido víctimas de violencia psicológica, sexual o física en algún momento de su vida”, remarca un boletín institucional.

Además, el documento revela que 29% de todas las mujeres que sufrieron violencia, no buscó ayuda en ninguna parte, ni siquiera dentro de la familia, lo que implica que 2 de cada 3 mujeres víctimas de violencia reportan que el lugar fue su propio hogar.

Otro de los datos llamativos es que 51,2% de las mujeres indígenas encuestadas, es decir, 5 de cada 10 madres, no decidieron sobre el número de hijos que tuvieron.

Siempre según ese boletín institucional, 92% de las mujeres encuestadas hubieran querido estudiar más y se percibe una variedad de obstáculos y un alto nivel de discriminación en el sistema educativo.

Además, 43% de las encuestadas indica que si no tuvieran que realizar las tareas domésticas y del cuidado de sus niños, pasarían más tiempo trabajando y 26% optarían por estudiar más.

“Esto implica que con una distribución más igualitaria de las tareas dentro del hogar y con un acceso más amplio a esquemas de cuidado, existe un potencial enorme de aumentar la productividad de las familias y del país”, concluye el documento.

En esa línea, la directora de prevención de la violencia contra la mujer, dependiente del Viceministerio de Igualdad de Oportunidades, Giovanna Cornejo, dijo que “todo trabajo que pueda visibilizar la situación de las mujeres es bienvenido y este estudio es un apoyo y una base para trabajar en políticas públicas”.

“La discriminación en contra de las mujeres es una realidad evidente. Las mujeres somos el 50 por ciento de toda población, no somos un sector y en esa medida todos tenemos que trabajar”, respaldó.

Esa encuentra fue realizada con el objetivo de generar información estadística relevante y actualizada sobre la situación de las mujeres bolivianas y sobre expresiones de la desigualdad, discriminación y exclusión que persisten e impiden el ejercicio de sus derechos.

Ese informe se basa en una encuesta similar realizada por la Coordinadora de la Mujer en 2006 y abarca las siguientes áreas de estudio: Educación; Derechos Sexuales y Reproductivos; Violencia; Participación política y social y Derechos económicos.

“Esta encuesta pretende dar continuidad a la iniciativa del 2006 ubicándonos en un nuevo momento histórico marcado por un hito como fue la aprobación de la Constitución Política del Estado que reconoce un conjunto de derechos para las mujeres” afirmó Mónica Novillo, Directora de la Coordinadora de la Mujer.