Italia, candidando la ciudad de Milán a acoger la Exposición Universal 2015, ha escogido como tema: Alimentar el Planeta, convirtiendo este evento en el mayor realizado en todo el mundo sobre la alimentación y la nutrición.

Por seis meses, desde el primero de mayo hasta el 31 de octubre, Milán se convertirá en un escaparate mundial en el cual los Países, de todos los continentes, harán ver lo mejor de sus propias tecnologias para dar una respuesta concreta a una necesidad vital: es decir, capacidad de proporcionar alimentos sanos, seguros y suficientes para todos los pueblos, respetanto el Planeta y sus equilibrios.

En una superficie de 1,1 millón de kilómetros cuadrados, participarán más de 140 Países y Organizaciones Internacionales y se espera en 20 millones de visitantes de todos los continentes, en los seis meses que durará la Exposición Internacional. Estos son los números de este importante acontecimiento internacional que se celebrará en Italia y que se trasformerá en una plataforma de comparación de ideas y soluciones compartidas sobre el tema de la alimentación, estimulando la creatividad de los Países y promoviendo innovaciones para un futuro sostenible.

Pero no sólo, Expo Milano 2015 ofrecerá a todos la oportunidad de conocer y degustar los mejores platos del mundo y descubrir la excelencia de las tradiciones agroalimenticias y gastronómicas de cada país.

El crecimiento de la población mundial, los efectos climáticos y las consiguientes dificultades de suministro alimenticio que enfrenta el planeta, lo ponen delante a un desafio. Un cultivo tradicional de Bolivia puede contribuír a este desafio. Nos referimos al “trigo de los incas” es decir la quinua, los incas la llamaban “chisaya mama”, madre de todos los cereales. Durante la Exposición Universal de Milán se relatarán sus extraordinarias propiedades alimenticias reconocidas por la FAO y declarada en 2013 por la Asamblea General de las Naciones Unidas “Año de la Quinua” en reconocimiento a las prácticas ancestrales de los pueblos andinos, que han preservado la quinua como alimento para las generaciones presentes y futuras, mediante conocimientos y prácticas de vida en armonía con la naturaleza.

Bolivia es el primer productor de quinua en el mundo que desde hace 5.000 años es la base alimenticia de los pueblos andinos preincaicos e incaicos y que posee los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano converténdolo en un alimento muy completo y de fácil digestión. Tiene un excepcional equilibrio de proteínas, grasas y carbohidratos y entre los aminoácidos presentes en sus proteínas destaca la lisina (importante para el desarrollo del cerebro), la arginina y la histidina, básicos para el desarrollo humano durante la infancia. También es rica en metiotina y cistina, además de minerales como el hierro, potasio y fósforo mientras es pobre en grasas y no contiene gluten, por lo que es recomendable para los celíacos.

Existen varios tipos de quinua, la Quinua Real: es una variedad que se produce exclusivamente en la región de los grande salares bolivianos y por su extraordinario contenido de proteínas tiene un alto valor biológico. La Quinua Blanca es de sabor más sutil de todas las variedades existentes y es la más común. La Quinua Roja era “adorada” por los incas, los guerreros incas comían bolas de quinua roja para obtener más fuerza y resistencia.

Tradicionalmente los granos de la quinua se tuestan y con ellos se produce harina que se utiliza para la elaboración de distintos tipos de panes, tanto tradicionales como industriales, ya que permite mejorar las características de las masas, hacièndola más resistente, lo cual favorece una buena absorción de agua. También pueden ser cocidos, añadidos a las sopas, (pesque) usando como cereales o pastas e incluso se fermentan para obtener cerveza o chicha, la bebida tradicional de los Andes. Ultimamente se producen también fideos hechos con el harina di quinua.

Al interior del espacio expositivo de BOLIVIA (de 125 m2) los visitantes podrá degustar la típica quinua boliviana y otros productos nativos. Simultáneamente en el espacio acontecimientos, se llevarán a cabo seminarios y reuniones con empresas bolivianas.