Aún esperándose los resultados que emergerán de la segunda vuelta electoral en tres departamentos, ya existen en el país seis gobernadores electos por mayoría absoluta de votos. Cuatro son del MAS y dos de la oposición. Entre ellos el gobernador reelegido de Pando, Luis Adolfo Flores Roberts, es quien obtuvo el mayor porcentaje de votos a nivel nacional, confirmándose la tendencia prevista por las empresas encuestadoras Ipsos y Mori antes de los comicios subnacionales del 29 de marzo.

Diversos círculos de opinión en la capital Cobija atribuyen el éxito electoral del Gobernador reelecto a una capacidad de gestión que tuvo un salto cualitativo a partir de la puesta en vigencia del Estatuto Autonómico Departamental, en octubre del 2012, el primero de su género en el país validado por el Tribunal Constitucional.

El ejercicio autonómico le permitió al gobernador Flores desligarse de una tutela centralista de La Paz que prevalecía tras la militarización de Pando por los sucesos de Porvenir en septiembre del 2008. Con la Autonomía Departamental en vigencia desde hace tres años, la Gobernación desplegó recursos administrativos, técnicos y financieros de modo expedito hacia el ámbito municipal, y los niveles de coordinación directa con el presidente Evo Morales y el vicepresidente García Linera —sin intermediación alguna— se optimizaron, lo cual fue determinante para el éxito electoral reciente.

Flores Roberts, como el Gobernador más votado de Bolivia, obtuvo el 65,73% de votos en el territorio departamental de Pando. Le siguen Juan Carlos Cejas en Potosí con el 62,21%, Iván Canelas en Cochabamba con el 61,61%, Rubén Costas en Santa Cruz con el 59,44%, Víctor Hugo Vásquez en Oruro con el 57,65% y Félix Patzi en La Paz con el 50,09%, según el conteo oficial difundido por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) sobre un total de 3’941.008 votos válidos sufragados en estos seis departamentos, los que representan el 86% de los 4’567.515 votos válidos del sufragio nacional. El restante 14% de los votos espera su destino final en los tres departamentos —Beni, Chuquisaca y Tarija— que irán a segunda vuelta.

Voto al Gobernador ligado a 13 municipios, menos dos

El alto porcentaje cercano al 70% obtenido por Flores Roberts en la votación departamental es superior incluso al 53,15% que obtuvo su partido, el MAS, en la votación municipal del mismo departamento, habiendo conquistado con el voto popular 13 de 15 alcaldías distribuidas en las cinco provincias, excepto Cobija en la provincia Nicolás Suárez y Santos Mercado en la provincia Federico Román.

Da la casualidad de que en los 13 municipios donde el MAS conquistó el voto mayoritario, los niveles de coordinación con el Gobierno Autónomo Departamental para el desarrollo de proyectos concurrentes, muchos de ellos provenientes del programa Evo Cumple, fueron altamente satisfactorios para las poblaciones beneficiadas, lo cual no se dio precisamente con el municipio de Cobija, el más importante por su densidad demográfica.

El pasado 4 de abril, al conocerse la derrota de la ex alcaldesa Ana Lucía Réis (quien fue apoyada desde el Ministerio de la Presidencia), el Gobernador reelecto admitió que los niveles de coordinación con este municipio capital no fueron adecuados. “Ha existido una crítica a la gestión municipal anterior, seamos honestos, yo en su momento también he declarado, la gestión ha sido cuestionada por mucha gente, por los barrios de Cobija, especialmente en los temas de agua potable y salud”, declaró Luis Flores Roberts a la red Erbol.

En el caso del municipio de Santos Mercado, un sector del MAS habría cometido el error de imponer como candidata para Alcaldesa a la ex consejera departamental Betcy García Ruiz, quien rivalizó con el gobernador Flores desde su curul en la Asamblea Legislativa Departamental.

Desmienten que Quintana haya sido el “posible artífice”

Una nota publicada este jueves por la Agencia de Noticias Fides (ANF), insinúa que el Ministro de la Presidencia habría sido “posible artífice de las 13 victorias en Pando“.

El periodista Sebastián Sabené Siviora, estrecho colaborador del gobernador Luis Flores, negó tal posibilidad. “El señor Ministro de la Presidencia en ningún momento se hizo presente en Pando durante el actual proceso electoral. Nuestro candidato, el doctor Flores, coordinó la campaña directamente con el presidente Evo y el vicepresidente Álvaro García Linera cuando así se lo requería”, declaró Sabené a Sol de Pando.

En efecto, Juan Ramón Quintana no es visto en Pando con la habitual frecuencia anterior a la vigencia del Estatuto Autonómico Departamental. Durante la reciente campaña electoral en esta región del norte amazónico, el Ministro de la Presidencia concentró sus actividades proselitistas exclusivamente en el departamento del Beni, donde intentó desfacer los entuertos de un caos jurídico y político que derivó en una segunda vuelta electoral para el próximo 3 de mayo.

“En todo caso debo aclarar que el Ministerio de la Presidencia coordina permanentemente con nuestra Gobernación para canalizar las visitas a Pando del hermano presidente Evo Morales en temas de gestión y desarrollo, tal como tiene que ser institucionalmente según nuestro Estatuto Autonómico; pero en el tema de la campaña para la reelección, que entendimos como una continuidad de la gestión autónoma, toda la estrategia ha sido desarrollada por un equipo dirigido personalmente por el doctor Luis Flores”, precisó el periodista Sabené Siviora, quien es Director de Comunicación en la Gobernación.

Según Carlos Alberto Fernández Cayuba, trabajador castañero y militante del MAS, Quintana y Flores habrían roto relaciones desde el momento en que el Gobernador, amparado en el Estatuto Autonómico, se negó a seguir las directivas del Ministro en asuntos relacionados con contrataciones y designaciones arbitrarias que se imponían desde La Paz. “El compañero Flores no quiso seguir la ruta de Ana Lucía (la Alcaldesa, nr) metiendo la pata con contratos irregulares y designando personal de manera prebendal, y por eso el Gobernador fue más eficiente que la Alcaldesa no sólo en la gestión sino incluso en la última campaña electoral”, reveló Fernández. Tras las elecciones del 2010, cuando dirigió la campaña en Pando aún bajo los aires de la militarización post-masacre de Porvenir, Quintana habría intentado obligar a Flores —con el fin de mantener militarizado al departamento— formar un innecesario grupo de choque encabezado por el sicario Estéban “Chito” López (ex colaborador estrecho de Leopoldo Fernández y miembro de la banda del narcotraficante Mauro Vásquez), quien fue visto y filmado el 11 de septiembre del 2008 disparando y produciendo bajas entre los campesinos del MAS masacrados en el río Tahuamanu, en Porvenir. Flores tuvo fuertes discusiones con Quintana respecto a ese tipo de contrataciones de personal dentro la Gobernación y la relación entre ambos se desgastó severamente. “Ahora las dos alcaldías que hemos perdido en Pando fueron precisamente con las candidatas del señor Quintana”, comenta Fernández Cayuba refiriéndose a Ana Lucía Réis en Cobija y Betcy García en Santos Mercado.

Quintana buscó anular la candidatura de Luis Flores apadrinando la postulación de Miguel “Chiquitín” Becerra, su aliado en Porvenir, mediante una acción frustrada de su operador político en Pando, el ex diputado Galo Bonifaz. Según una crónica de El Deber firmada por el periodista Ruy D’alencar, en su intento por imponer la candidatura de Becerra, Bonifaz denostó despiadadamente contra Flores.

El presidente Morales debió intervenir para alejar a Quintana, Becerra y Bonifaz del espacio autónomo forjado por Flores Roberts durante su pasada gestión en el Gobierno Departamental. Esa fue la clave de las trece victorias del MAS en Pando, menos dos.