La Paz y Caracas, (ABI).- El presidente Evo Morales afirmó el martes por la tarde que las recientes medidas impuestas por el Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela son una amenaza para la democracia y la paz social en América Latina y el Caribe.

“Esta decisión tomada por Estados Unidos no es sólo una amenaza a Venezuela sino a toda América Latina y El Caribe, es una amenaza a las democracias, a la paz social”, remarcó en su intervención en la Cumbre extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que se celebra en Caracas.

El Presidente boliviano, tras recordar la experiencia de Bolivia que dijo sufrió injerencia e intervención de ese país norteamericano, afirmó que América Latina y El Caribe ya no se encuentran “en una época de imperios sino de pueblos”.

“Las intervenciones militares no es ninguna solución en estos tiempos, no estamos en tiempos de imperio, sino en tiempos de pueblo, de gobiernos electos por el pueblo y con el pueblo y para el pueblo”, refrendó.

En esa línea, el mandatario boliviano afirmó que es el mejor momento para estar unidos frente a cualquier amenaza y ante la cercanía de la Cumbre de las Américas, prevista en Panamá.

Morales expresó a “nombre del pueblo boliviano” su solidaridad con el gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, e informó que los movimientos sociales de Bolivia están dispuestos a defender la revolución bolivariana.

“Quiero decirle al pueblo venezolano que Bolivia es la hija predilecta de Simón Bolívar y expresa toda la solidaridad y las juventudes están dispuestas a venir acá a combatir frente a cualquier intervención e invasión de parte de Estados Unidos”, sustentó.

El pasado lunes, Obama decretó nuevas sanciones, incluyendo el congelamiento de bienes y restricción de visas contra funcionarios venezolanos por supuestas violaciones a los derechos humanos en ese país, al que consideró “una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y a la política exterior de Estados Unidos”.

A contramano, Morales dijo que Estados Unidos es el único país de la región que ejecuta la pena de muerte, hecho que viola los derechos humanos por lo que, a su juicio, “no tiene ninguna moral” para hablar sobre ese tema.

A reglón seguido dijo que si el presidente Barack Obama pretende hacer historia, debe acabar con el bloqueo económico a Cuba y derogar los recientes decretos contra Venezuela para presentarse en la Cumbre de las Américas en Panamá, programada para abril.