¿Se imaginan a todos los países de la UNASUR pidiendo visa y reduciendo personal diplomático de Estados Unidos?

Tendría impacto mundial un hecho con esas características. Tendría más impacto, si ese anuncio se hiciera al unísono.

Pero quizá nunca ocurra. Quizá el miedo es más fuerte. Quizá la traición es decisiva.

Chile, Colombia y Perú posiblemente se “echen para atrás”. En cambio Bolivia y Ecuador me parecen los incondicionales.

Se vienen batallas y riesgos y alianzas. Obama no está pintando un paisaje, está pintando una cárcel. Obama no quiere perder el patio trasero. ¿Y nosotros los dueños del patio, que hacemos? ¿donde nos escondemos, donde nos escapamos, donde nos salvamos, donde nos vencemos? Y digo donde nos vencemos, pues nos harán pelear entre nosotros, eso quiere Obama, es su estilo, así ha logrado que entre árabes se maten con ese cuento del estado islámico. Quizás estamos obligados a vencernos entre nosotros, o quizás, muy de los quizás, posiblemente la onda sea apoyarnos entre nosotros.

Creo que apoyarnos es: Que los 12 países de la UNASUR pidan lo que pidió Venezuela, que pidan visa a los “made in usa”, y que reduzcan el personal diplomático de sus arañas embajadas.