Santa Cruz, (ABI).- El presidente Evo Morales condenó el viernes la actitud del ex comandante de la Policía, Oscar Nina, acusado por legitimación de ganancias ilícitas y probables vinculaciones con el narcotráfico y pidió a la entidad del orden cuidar su imagen institucional.

“Duele mucho que los ex comandantes tengan algunas vinculaciones, condenamos y repudiamos, (porque) todo en la vida se sabe y no porque uno es comandante puede aprovecharse porque esta de comandante”, dijo en un acto público en el que inauguró el Plan de Seguridad Ciudadana “Vivir Bien” en Santa Cruz.

Morales aclaró que esas acciones ilícitas no son de responsabilidad de la institución y consideró que los culpables deberían ser “investigados y juzgados”, en apego a las leyes.

El miércoles, Nina fue aprehendido en la ciudad de Santa Cruz y un día después fue remitido a la cárcel de Palmasola junto con otras dos personas de manera preventiva, entre ellas su hijo, un teniente de policía.

El ex comandante es acusado de legitimación de ganancias ilícitas y posibles vinculaciones con el narcotráfico.

Según el Ministerio de Gobierno, la fortuna del ex comandante de la Policía alcanza a unos 3 millones de dólares y se presume que el ex uniformado tuvo relación con en el narcotraficante mexicano Joaquín “Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa.

En esa línea, el Jefe de Estado pidió a la Policía cuidar su imagen para recuperar la confianza del pueblo.