El ex comnandante de la Policía Boliviana Oscar Nina, fue detenido en la víspera por orden del Ministerio Público. Nina, comandante policial entre 2010-2011 está acusado de legitimar ganancias ilícitas. El jefe Policial acumuló un patrimonio de 3 millones de dólares, cuando su salario mensual no pasó de 1.450 dólares.

Según los fiscales que investigan el caso Nina recibió dinero de narcotraficantes que llegaron de México y de Colombia en 2011, cuando él se desempeñaba como director de la Fuerza Especial deLucha contra el Narcotráfico (FELCN).

Nina fue enviado el jueves a la cárcel de Palmasola de Santa Cruz- junto a su hijo, el teniente Óscar Hugo Nina Morales, y su exedecán, el capitán Xavier Raúl Millán Salazar.

Según informes de el diario El Deber, en su defensa Nina dijo que que todos sus actos tenían el aval de los exministros de Gobierno, Sacha Llorenti y Alfredo Rada, además del actual viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres.

“Óscar Hugo Nina declaró que cuando era comandante general, los grupos Gigein de Inteligencia le habrían entregado un sobre con documentos referente a actos de corrupción en la Felcn de Santa Cruz. Ese sobre habría sido antes de la captura del general René Sanabria en Panamá y que le informó al ministro Sacha Llorenti y le pidió que investigara”, dice un informe del matutino cruceño.

Tras conocerce las declaraciones, el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, aseguró hoy que sus antecesores, Sacha Llorenti y Alfredo Rada, no tienen ninguna relación con las supuestas actividades ilícitas de Nina.

“El que los cite (Nina) no quiere decir que existe una relación política. Para el Ministerio de Gobierno está clarísimo de que no hay ninguna relación entre las actividades ilícitas del ex general Nina con las autoridades de Gobierno”, dijo Moldiz.

Según Moldiz, los acusados y su defensa buscan desviar la investigación por supuesta legitimación de ganancias y enriquecimiento ilícito.

Moldiz dijo que Nina tuvo vínculos con el hijo del narcotraficante mexicano Joaquín Chapo Guzmán en 2011, pero aseguró que en Bolivia no hay una penetración de los carteles de la droga.

“El proceso de investigación permitirá establecer el nexo de Nina con narcotraficantes mexicanos o de otros países”, agregó.

Amenazas a los fiscales

En Santa Cruz el fiscal de ese distrito, Gomer Padilla, dijo que él y la comisión que investiga a Nina, y a su familia, recibieron amenazas verbales, y que analizan la posibilidad de pedir garantías para su seguridad.

“Ayer luego de la audiencia hubo un reporte verbal de policías y fiscales que estaban presentes, reportaron ciertas amenazas (por parte de los imputados). Lo estamos tomando con serenidad evaluando hasta donde tienen importancia esas amenazas que fueron verbales”, dijo Padilla a la oficial ABI.

En 2011 otro ex jefe antinarcóticos René Sanabria se declaró culpable ante un tribunal estadounidense de conspirar para enviar cocaína hacia Norteamérica.