(Bolpress y agencias).- El Plan Nuclear Boliviano prevé el desarrollo de la tecnología nuclear en el país para su aplicación en los sectores de la salud, la industria y la energía. “El desarrollo nuclear contribuirá, a través del desarrollo científico y tecnológico de manera soberana, a una mayor seguridad, diversidad e independencia energética; al fortalecimiento de la seguridad alimentaria; a la mejora de la calidad de vida mediante el acceso a un mejor servicio de salud, y a un mayor acceso a la educación con calidad”, dijo el ministro de Hidrocarburos y Energía Luis Alberto Sánchez.

El gobierno del Presidente Evo Morales instruyó desarrollar un “proyecto integral” de energía nuclear, cuya base es la formación, capacitación y entrenamiento de profesionales bolivianos en el extranjero, en la perspectiva de consolidar también la “soberanía científica” del país. En la gestión 2015 se prevé la institucionalización del sector y para ello ya se cuenta con un presupuesto de 12 millones de bolivianos, aproximadamente.

El gobierno de Bolivia prevé construir el primer reactor nuclear con fines pacíficos para el desarrollo de la medicina y el sector energético. Sabemos que será un camino largo, calculamos 10 años para ver los primeros resultados, anunció el Presidente Morales.

En su mensaje a la Asamblea Legislativa, Morales confirmó la decisión de crear una Comisión de Energía Nuclear de alto nivel con los mejores científicos, físicos, matemáticos de Bolivia, y garantizó el presupuesto para que profesionales bolivianos se capaciten en el diseño, construcción y manejo de reactores nucleares.

El vicepresidente Álvaro García Linera insistió en la necesidad de que el país desarrolle en el futuro la energía nuclear, sobre todo para modernizar procedimientos médicos y generar electricidad. Dijo que Bolivia puede entrar a la era de la energía nuclear, siguiendo el ejemplo de otros países de Latinoamérica.

Tenemos que ir avanzando, es algo al que no tenemos que cerrar las puertas, lo están haciendo los países del resto de América Latina, y porqué no Bolivia que tiene muy buenos profesionales físicos, químicos: “Tendremos una élite de científicos formada en los usos pacíficos, energético, pero fundamentalmente en el ámbito médico y en otro tipo de usos benéficos para las sociedades”, destacó García.

El ministro Sánchez explicó que la aplicación de la tecnología nuclear en el sector de salud “permitirá mejorar los niveles de servicio a través del diagnóstico y tratamiento del cáncer y patologías neurológicas y cardiológicas. Para ello se prevé la construcción de un ciclotrón para producir radioisótopos que permitan hacer diagnósticos oncológicos, neurológicos y cardíacos”.

Por otro lado, la tecnología nuclear se aplicará también en el sector agroindustrial, de manera que contribuya a la seguridad alimentaria y al incremento de la productividad a partir de la irradiación gamma con Co-60, que “permite eliminar las bacterias de los alimentos frenando su descomposición, es decir mejora las condiciones de traslado en largas distancias. Además, permitirá mejorar la calidad de la semilla y aumentar la productividad”.

El sector energético es otro de los ámbitos de aplicación en el largo plazo. “El Ministerio de Hidrocarburos y Energía considera como otra de las posibilidades contribuir a la seguridad energética nacional mediante la diversificación de la matriz energética de generación eléctrica”, dijo Sánchez y aseguró que el ámbito del ciclo del combustible “permitirá explorar el potencial de minerales radiactivos (uranio y torio) y evaluar su explotación e industrialización para cubrir las necesidades Programa Nuclear Boliviano”.

Otro ámbito de aplicación es la tecnología y desarrollo, para lo cual se implementará un reactor de investigación que permitirá a los profesionales bolivianos realizar prácticas y entrenamientos en la operación de un reactor nuclear.

Acuerdos firmados

En la gestión pasada el Ministerio de Hidrocarburos y Energía firmó convenios para el estudio de la tecnología nuclear con la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), con el Comisionado de la Energía Atómica y Energía Alternativa (CEA) de Francia, y sostuvo reuniones con delegados del gobierno ruso y de la empresa estatal rusa ROSATOM.

El año pasado visitó el país un representante de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) que comprometió asistencia técnica para aplicar los estándares de seguridad mundial exigidos.

En mayo de 2014 representantes de Bolivia y Argentina suscribieron un acuerdo marco en las ramas energética, nuclear y de comunicación. En octubre, una delegación de alto nivel de Rusia visitó el país para un primer acercamiento con Bolivia respecto a una futura cooperación en el desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos.

El antecedente del encuentro fue la reunión que sostuvieron los Presidentes Evo Morales y Vladimir Putin en julio de 2014 en Río de Janeiro, donde el mandatario ruso ofreció a Bolivia un plan integral para el desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos.

La delegación rusa estuvo encabezada por el embajador de Rusia en Bolivia Alexei Sozanov y los ejecutivos de la Corporación Estatal Rusa ROSATOM Mikhail Lysenko y el director del departamento de Cooperación Internacional Dmitry Kandyba. La estatal ROSATOM cuenta con una experiencia de casi 70 años en el campo nuclear y actualmente opera en más de 40 países.

De igual manera, en noviembre de 2014 representantes de Bolivia y Francia suscribieron una carta de intención para impulsar el desarrollo de la energía nuclear con fines pacíficos. El acuerdo, suscrito por los ministros de Hidrocarburos y de Minería y Metalurgia de Bolivia y por una delegación del Comisariado francés de la Energía Atómica y Energía Alternativa, propiciará el desarrollo de la tecnología nuclear con fines pacíficos y tiene como objetivo iniciar discusiones para definir los programas que permitan el desarrollo de las capacidades técnicas y científicas, así como un sistema industrial integrado de innovación para el desarrollo industrial.

El acta de intención firmada por el ministro Juan José Sosa y el director francés Frédéric Journes se refiere a la energía nuclear con fines pacíficos, con el objetivo de establecer esta tecnología en Bolivia en ámbitos de la seguridad, independencia, diversificación energética, salud, seguridad alimentaria, además del desarrollo de ciencia, tecnología, entre otros.