(ABI).- El presidente Evo Morales promulgó el lunes una ley que viabiliza la segunda fase del teleférico La Paz-El Alto, que establece la construcción e implementación de seis nuevas líneas, con un presupuesto de 450 millones de dólares.

“Estamos garantizando 450 millones de dólares para esta segunda fase, que son seis líneas”, destacó Morales, y explicó que con la ejecución de esa nueva etapa las ciudades de La Paz y El Alto contarán con nueve líneas, tomando en cuenta las tres construidas con anterioridad.

Según Morales, la Línea Azul, primera de las cinco nuevas partirá de la Estación 16 de Julio de la Línea Roja (El Alto), se dirigirá hacia la zona Chacaltaya, luego hasta la Universidad Pública de El Alto y terminará en la zona de Río Seco.

Entretanto, dijo que la segunda línea, Naranja, partirá de la Estación Central de La Paz, pasará a la Plaza Riosinho hasta la avenida Periférica y concluirá en la Plaza Villarroel, puerta de ingreso a la zona Villa Fátima.

Sostuvo que la Línea Celeste, que es la tercera, nacerá en la Plaza Villarroel, bajará hacia el monumento Bush, Plaza Triangular, avenida Arce y se conectará con la Línea Amarilla, en la estación Del Libertador.

La cuarta línea, Morada, dijo que saldrá de la Terminal del Transporte Interdepartamental de El Alto (terrenos Aduana), llegará hasta el Faro Murillo y terminará en el sector Las Monjas, ubicado al lado del Palacio de Telecomunicaciones, en la avenida Mariscal Santa Cruz (La Paz).

Agregó que el quinto ramal, de color Marengo, iniciará en la Estación Irpavi, aledaña al Colegio Militar (donde termina la Línea Verde), seguirá hacia Achumani y terminará en el barrio de Cota Cota, al sur de la ciudad de La Paz.

Por último, añadió que se construirá la Línea Café, que será la más pequeña y saldrá del monumento Bush, y llegará hasta la zona de Villa Copacabana.

No obstante, el Mandatario pidió a la gerencia de Mi Teleférico que la Línea Café sea rebautizada por Blanca, con el propósito de completar los colores de la bandera Wiphala, que es un símbolo nacional.

El Jefe de Estado boliviano destacó la implementación de las seis nuevas líneas del teleférico y aseguró que ese proyecto es un referente boliviano y despierta gran interés en la comunidad internacional.

“Nuestro teleférico es el orgullo de nuestro pueblo y a nivel internacional”, subrayó.

Por otro lado, el gerente de la empresa estatal Mi Teleférico, César Dockweiler, relievó que con la construcción de las seis nuevas líneas, que tendrán 23 estaciones y se extenderán por 20 kilómetros, Bolivia tendrá el teleférico más largo, grande e importante del mundo.

Aseguró que la construcción de las seis nuevas líneas exigirá un doble esfuerzo respecto al aplicado en la primera fase. “El impacto en las ciudades de La Paz y El Alto se duplicará”, subrayó.

De acuerdo con fuentes oficiales, las tres primeras líneas ya inauguradas en 2014 (Roja, Amarilla y Verde) transportaron en ocho meses a 14 millones de pasajeros y recaudaron 40 millones de bolivianos, un 8,8% producto de alquileres y publicidad.

“El teleférico boliviano tiene un récord mundial, en un sólo día, en la Línea Amarilla, el 25 de diciembre del año pasado ha transportado a 76.000 pasajeros en un sólo día”, remarcó.