(ABI).- El presidente Evo Morales lamentó hasta las lágrimas el deceso del titular de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, acaecido el sábado por la tarde en un hospital de Santiago de Chile y decretó duelo nacional sin suspensión de actividades de 72 horas, entre lunes y miércoles, para honrar la memoria de su colaborador en Bolivia.

“Es una pérdida inmensa. Hombre honesto, difícil de reemplazar”, dijo antes de quebrarse, apenas 40 minutos de conocida la noticia.

Villegas falleció a los 61 años de edad, 19 días después de someterse a una cirugía para extirparle un cáncer de esófago.

El mandatario ofreció “toda mi solidaridad a la familia” de Villegas, a la que encareció “mucha fortaleza para afrontar el trance”.

“Todo el apoyo moral y material a su familia”, sostuvo.

Según fuentes familiares consultadas en La Paz, el deceso se registró a causa de una “complicación cardio respiratoria”.

“Es una enorme pérdida para Bolivia, lo siento mucho, lo digo por el amigo, el funcionario y el intelectual”, afirmó el jefe de Estado en declaraciones a la ABI.

Morales dispuso el despegue de avión oficial para el traslado a Bolivia de los despojos mortales de Villegas, que ejerció la Presidencia de YPFB desde febrero de 2009 hasta la fecha.

La esposa, la hija y Hugo, hermano de Villegas, acompañaban al titular de YPFB en el momento del desenlace, según fuentes familiares.

Un consternado Morales instruyó, asimismo, que Carlos Villegas sea enterrado con todos los honores de la nación.

“Será enterrado con todos a los honores de la nación, del Estado”, subrayó.