El presidente Evo Morales pidió hoy acabar con la llamada “hora boliviana” y reemplazarla con la “hora del Estado Plurinacional de Bolivia”, para terminar la ya tradicional cultura de la impuntualidad, vigente en el país.

“Quiero decirles que vamos a acabar con la hora boliviana por ahora se llama hora Evo”, mencionó.

La impuntualidad en la asistencia a las reuniones es uno de los males generalizados en Bolivia, en los que incurrían incluso autoridades de gobierno. Hace más de una década el expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada era conocido por llegar generalmente tarde a sus citas, incluidas las protocolares. Sánchez de Lozada comenzaba su jornada laboral al promediar las 10 de la mañana.

La situacon cambió con la llegada de Evo Morales quien muchas veces comenzó su jornada laboral antes de las 6 de la mañana.

El gran deseo que tenemos, no ser impuntuales. “Después no se llamará hora boliviana sino hora del Estado Plurinacional de Bolivia, llegar anticipadamente”.

El mandatario instó a las autoridades a asistir a los acontecimientos públicos y citas de trabajo u otras reuniones unos 10 a 20 minutos antes de la hora fijada, y nunca después de dos horas, como ocurría con algunos gobernantes.