El presidente Evo Morales posesionó hoy a un nuevo gabinete integrado por 21 ministros, ocho de ellos ratificados. La posesión de las nuevas autoridades que acompañarán a Morales en su tercer gobierno se realizó hoy en un acto realizado en palacio de gobierno.

Las autoridades ratificadas en sus cargos son:

Ministro de la Presidencia

Juan Ramón Quintana

Ministro de Relaciones Exteriores

David Choquehuanca

Ministro de Economía

Luis Arce Catacora

Ministro de Minería

Cesar Navarro

Ministro de Educación

Roberto Aguilar

Ministra de Desarrollo Rural

Nemesia Achacollo

Ministro de Culturas

Pablo Groux

Ministro de Deportes

Tito Montaño

Los nuevos ministros son:

Ministro de Gobierno

José Hugo Moldiz

Ministro de Defensa

Jorge Ledesma

Ministro de Planificación

René Orellana

Ministro de Hidrocarburos

Luis Alberto Sánchez

Ministra de Desarrollo Productivo

Ana Verónica Ramos

Ministro de Obras Públicas

Milton Claros Hinojosa

Ministra de Justicia

Virginia Velasco Condori

Ministro de Trabajo

Gonzalo Trigoso

Ministra de Salud

Ariana Campero

Ministro de Medio Ambiente y Agua

María Moreira López

Ministro de Autonomías

Hugo Siles Núñez

Ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción

Lenny Valdivia

Ministra de Comunicación

Marianela Paco Durán.

Durante el acto Morales pidió a sus ministros aplicar los requerimientos de la Agenda Patriótica, la primera planificación nacional a largo plazo que debería coronar en 2025, y también instrumentar los postulados del programa electoral de gobierno profesado antes del 12 de octubre último.

“Tenemos la obligación de arrancar esta gestión con la Agenda Patriótica” 2025, sostuvo en un discurso pronunciado en el presidencial Palacio Quemado de La Paz.

El canciller ratificado, David Choquehuanca, que le precedió en el uso de la palabra había pedido ajustar los modelos de vida y comportamiento al nuevo tiempo, el Pachacuti.

Morales urgió, asimismo, a los 21 ministros, 13 nuevos y 8 ratificados, “repasar todos los compromisos de las elecciones” de octubre, que ganó con holgura (62%).

Morales había postulado entonces la culminación, hasta 2020, de su proyecto de industrialización de los hidrocarburos y el litio bolivianos, al tiempo de convertir a Bolivia en un país autónomo en la producción de los alimentos que consume su población y que alcance rango de exportador en este rubro.

También la construcción de un moderno ferrocarril que cruce de este a oeste el territorio boliviano y que recale en el puerto peruano de Ilo y plantee una conectividad de los océanos Pacífico y Atlántico.