Buenos Aires, (PL) El Cuerpo Médico Forense de Argentina inició la autopsia al fiscal Alberto Nisman, hallado muerto hoy en su apartamento el día que debía ser interrogado en el Congreso sobre su investigación de un atentado a un centro judío.

La munición hallada en el cráneo del fiscal Alberto Nisman pertenece al proyectil disparado por la pistola que estaba debajo del cadáver, la cual era propiedad del occiso, adelantaron hoy peritos al canal de noticias C5N.

Nisman era el procurador que investigaba desde hacía 10 años el atentado de 1994 contra una asociación judía argentina sin resultado alguno y que súbitamente acusó la pasada semana a la Presidenta y al canciller de encubrir a los autores de tal ataque.

Su denuncia acompañada por una estridencia mediática opositora iba a ser analizada este lunes en la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, en la que los legisladores del oficialismo afirmaron que lo interrogarían para desenmascarar lo que consideran una falsa imputación.

Las primeras pericias revelan que la bala que se extrajo del cráneo de Alberto Nisman pertenece a la pistola calibre 22 registrada a su nombre que se encontró en el lugar del hecho, reportó C5N; de todas formas, todavía no hay un informe oficial.

Para el secretario de Seguridad, Sergio Berni, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas, y los investigadores del caso, todo indica que se trató de un suicidio.

La puerta del departamento, en el piso 13 de la torre Le Parc de Puerto Madero estaba cerrada por dentro y el cuerpo del fiscal en el baño en una posición que obstaculizaba abrir la puerta.

El fiscal Nisman fue incisivo en acusar a Irán de estar detrás del atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), y ahora acusó al Gobierno de intentar encubrir a los presuntos culpables con el Memorando de Entendimiento sellado con Teherán.

Ese acuerdo sin embargo fue concebido para que él y un juez argentino pudieran interrogar a los imputados iraníes por su presunta implicación, pero Nisman rechazó toda opción para realizar ese interrogatorio.

Ya en 2003, fue detenido en Londres el exembajador iraní en Argentina, pero las autoridades británicas tuvieron que liberarlo por falta de pruebas e inconsistencia en el planteo en su contra, y fue hasta indemnizado.

Resultados

Los resultados de la autopsia se esperan para el transcurso del día, según adelantó el doctor Roberto Godoy, director de la institución forense, mientras se realizan pericias para determinar si hay pólvora en sus manos, indicó el canal de noticias C5N.

Tras calificar la muerte del procurador de hecho doloroso, el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que las fuerzas de seguridad darán todo su apoyo para garantizar un total esclarecimiento.

Desde hacía 10 años Nisman investigaba el atentado terrorista en 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina sin resultado alguno.

En los últimos tiempos a espalda incluso del juez de la causa el fiscal desvió su pesquisa en confidencia con el jefe de los servicios secretos argentinos, Alberto Stiusso, alias Jaime, separado del cargo en diciembre por la presidenta Cristina Fernández.

Se conoció ese desvío de la investigación cuando Nisman acuso el miércoles último a la mandataria, su canciller y a otros funcionarios del Gobierno de encubrir a Irán.

En específico atacó el Memorando de Entendimiento con Teherán, concebido para que él mismo y un juez argentino con observadores internacionales pudieran interrogar a los ciudadanos iraníes acusados de presuntamente participar en el atentado.

El propio Nisman rehusó hacer esas entrevistas, en tanto documentos secretos revelados por Wikileaks indicaron que estuvo ligado también con el servicio de inteligencia israelí Mossad y la CIA norteamericana.

Fue encontrado muerto de un disparo en la cabeza en la madrugada de este lunes en su departamento de la lujosa Torre Le Parc, ubicada en el barrio porteño de Puerto Madero. Se habla de un suicidio.

La imputación del fiscal aconteció en medio de una intensificación de la campaña política al inicio de este año electoral contra la Presidenta y el modelo popular nacional que impulsa por parte de los grupos concentrado de poder acompañados por la prensa hegemónica.

Legisladores opositores convocaron al fiscal, en medio de un gran show mediático, para que presentara sus acusaciones contra la mandataria y el canciller en la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados.

Pero se encontraron que los diputados del oficialismo confirmaron su participación y que lo iban a interrogar profundamente para llegar a la verdad de por qué desvió clandestinamente la investigación y acusó ahora a la Presidenta, y para quién en realidad trabajaba.

La prensa objetiva argentina inmediatamente comenzó a analizar las aristas de su impugnación y consideró que se sustentaba sobre falsedades.

La prensa hegemónica opositora que tanto revuelo desató con el anuncio de la imputación de Nisman, ahora da a entender que los imputados por este están implicados en su muerte.

En una arista llamativa en la muerte de Nisman, el Gobierno de Israel emitió este lunes tras conocerse el deceso un comunicado en el que insta a las autoridades argentinas a continuar el rumbo de las actividades que llevaba el procurador, o sea la acusación contra Irán, lo cual solo beneficia a su política.

El servicio MinutoUno que divulgó aquí la noticia del comunicado de Tel Aviv señaló que la Cancillería israelí lamentó la muerte del fiscal “en trágicas circunstancias”, término que suele usarse en ese país -refirió- para aludir al suicidio.

Medios de la oposición fueron los primeros en informar este lunes que ya el juez Ariel Lijo anunció que asumirá la investigación de la denuncia de Nisman contra el Gobierno, la misma que la jueza María Servini descartó como inconsistente y falta de pruebas.

Lijo es el mismo magistrado que lleva adelante un proceso por presunta corrupción contra el vicemandatario Amado Boudou, utilizada en la campaña política y mediática de la oposición contra la Presidenta y el modelo popular nacional que impulsa.