Paris, (PL).- Con una tirada excepcional de tres millones de ejemplares, sale hoy el nuevo número del semanario francés Charlie Hebdo, justo cuando se cumple una semana del ataque contra su sede en el que murieron 12 personas.

La edición, preparada en el edificio del diario Liberación, se tradujo a varios idiomas ya que los pedidos también aumentaron desde diversas partes del orbe.

Sin embargo, gran incertidumbre se genera aquí pues la portada tendrá una caricatura del profeta Mahoma.

El dibujo, circulado desde la víspera por medios locales de prensa, muestra al profeta Mahoma portando una pancarta con el lema “Je suis Charlie” (Yo soy Charlie) y debajo el titular “Todo está perdonado”.

El del próximo miércoles será un “número de los supervivientes” y no una necrológica, una revista para “hacer reír” en memoria de los que perdieron la vida, afirmaron recientemente miembros de la redacción

“Toda la fuerza que nos queda, la pondremos en las ocho páginas. Lo que tenemos que decir, lo diremos en ese número”, apuntó Richard Malka, abogado del semanario.

Esa publicación había sido atacada en otras ocasiones como en 2012, cuando también divulgó caricaturas del profeta Mahoma.

El miércoles 7 de enero dos hombres vestidos de negro y armados con un fusil automático AK-47, irrumpieron al grito de “Alá es grande” en el edificio del mencionado semanario y abrieron fuego antes de huir del lugar, aseguran testigos. El ataque acabó con la vida de 12 personas.

También el jueves y el viernes pasados ocurrieron tiroteos en otras zonas de la capital donde resultaron muertos cinco inocentes.

El viernes en la tarde, dos operaciones policiales simultáneas en dos puntos (uno en la misma ciudad y otro más al noreste), lograron neutralizar a los responsables de los actos.

Desde el 7 de enero se registraron más de 50 actos antimusulmanes en la nación gala, precisó el Observatorio contra la Islamofobia del Consejo Francés del Culto Musulmán.