El papa Francisco criticó hoy con dureza a la curia de la Iglesia católica, de la que ennumeró un catálogo de enfermedades entre las que citó “un alzheimer espiritual”. La crítica fue hecha durante su discurso anual a los miembros del gobierno de la Iglesia, la llamada curia, que ejerce funciones legislativas, ejecutivas y judiciales

“Como cada cuerpo, como todo cuerpo humano, está expuesto a la enfermedad, al mal funcionamiento”, dijo el Papa, quien luego nombró una lista de 15 enfermedades.

En la primera de las enfermedades el Papa citó “la enfermedad de sentirse ‘inmortal‘, ‘inmune‘ o incluso ‘indispensable‘ descuidando los necesarios y habituales controles. Una Curia que no se autocrítica, que no se actualiza, que no trata de mejorarse es un cuerpo enfermo”.

Citó también la fosilización mental y espiritual, lo mismo que la enfermedad de la excesiva planificación y del funcionalismo.

El papa Francisco criticó0 también lo que llamó “esquizofrenia existencial”, y la que definió como “la de quienes viven una doble vida, fruto de la hipocresía típica del mediocre y del progresivo vacío espiritual que licenciaturas o títulos académicos no pueden llenar”.

Según el Papa la curación es fruto de la conciencia de la enfermedad y de la decisión personal y comunitaria de curarse.

“Una vez he leído que los sacerdotes son como los aviones: sólo hacen noticia cuando caen, pero hay muchos que vuelan”, agregó.

Discurso completo del papa Francisco