La existencia de la Central Obrera Boliviana Federación Sindical de Mineros de Bolivia FSTMB y el Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Huanuni SMTMH han estado unidos intrínsecamente. En el presente capítulo, abordaremos estas tres instancias organizativas en su relación dialéctica, sus contradicciones, sus avances y retrocesos dentro del sindicalismo y su relación con el Estado.

1. EL SINDICALISMO

La palabra “sindicato” proviene de unos términos griegos que unidos significan: “con justicia”. Ello señala, de inicio, el rol de los sindicatos: reivindicar justicia para una colectividad de trabajadores asalariados, subordinados y dependientes. El sindicato es una entidad colectiva que defiende los intereses de un grupo de trabajadores.

Para el Estado boliviano “El ‘sindicato’ es un persona jurídica que tiene por objeto la defensa de los intereses de sus asociados, empleadores o trabajadores, que pertenecen a una misma empresa, profesión u oficio, empresas, profesiones u oficios similares o conexos”[1].

En términos generales se entiende por sindicalismo a la doctrina sindical que orienta y enseña a los trabajadores a fijar sus posiciones de clase dentro de un cuadro político social determinado. También puede definirse como la teoría y la práctica que sirve a los trabajadores para defender sus derechos e intereses inmediatos y mediatos; es decir, la doctrina sindical hace comprender a la clase obrera que sus reivindicaciones o conquistas de clase están íntimamente vinculadas al desarrollo económico social y político del país.

El sindicalismo ha constituido un instrumento de lucha contra el capitalismo; sin embargo, el capitalismo a través del Estado fundamentalmente, promueve y alienta tendencias pro-patronales; en este entendido, la doctrina sindical identifica fundamentalmente dos tipos de sindicalismo: el clasista o proletario y el burgués o patronal[2].

En la etapa del Capitalismo pre-monopolista, predominantemente industrial y objeto de estudio directo de Marx, la dominación política de la burguesía sobre los trabajadores asalariados se ejerció básicamente en el marco del Estado-nación pero, desde finales del siglo XIX y comienzos del XX, en el contexto del surgimiento y desarrollo de la fase imperialista del Capitalismo, los trabajadores y los pueblos oprimidos del mundo, en las luchas por su liberación y progreso social se han enfrentado en cada país, no solo a sus respectivas burguesías y otras clases dominantes nacionales, sino también a un sistema internacional de alianza de clases reaccionarias, dirigidas por las burguesías imperialistas de los principales países capitalistas y de sus respectivos Estados.

La diferencia esencial entre la política reformista (impulsada por los gobiernos pro- capitalistas) y la política revolucionaria en los sindicatos estriba en que la primera reduce o trata de reducir la lucha de los trabajadores a conquistas económicas o políticas que, en todo caso mejoren las posiciones de negociación del sistema sindical con las diferentes fracciones de la burguesía y del Estado Capitalista sin poner en riesgo la estabilidad o cuestionar la existencia misma del sistema del capital; por el contrario la política revolucionaria valora las luchas económicas políticas y culturales de la fuerza de trabajo como pequeños grandes ensayos hacia la conquista del poder político para los trabajadores.

2. LA BUROCRACIA SINDICAL

Entendemos burocracia sindical como una fracción de la clase que existe en la realidad y cumple una tarea fundamental en el capitalismo que es la de darles a los trabajadores una dirección política-sindical que no busca su emancipación sino la de que continúen cautivos de la explotación. A partir de garantizar las ganancias a la patronal, esta fracción genera y reproduce sus propios intereses. Para sostenerlos necesitan subordinar las formas colectivas de tomar decisiones a decisiones de cúpula, centradas en el líder máximo del sindicato, al mismo tiempo necesitan relegar, dilatar y descentrar las demandas inmediatas y mediatas que puedan plantear los trabajadores. Los sindicatos son una de las trincheras por las cuales el Estado capitalista penetra con su ideología en la sociedad civil. En este sentido es portadora y diseminadora de la filosofía de la dominación impregnando al obrero de sentido común, tal como lo define el teórico político Antonio Gramsci, sentido que le permite sellar las relaciones de poder entre ellos. Los valores contenidos en las prácticas de la burocracia están en sintonía con los existentes en la vida social, donde se sostiene, a como dé lugar, el orden vigente[3].

3. EL SINDICATO MIXTO DE TRABAJADORES MINEROS DE HUANUNI

3.1. ANTECEDENTES MEDIATOS[4]

Desde inicio del siglo XX y en la denominada era de los barones del Estaño los trabajadores mineros de Huanuni resistieron a la explotación patronal. En 1917 los trabajadores conformaron un Directorio Sindical a la cabeza de Fermín Gómez. En 1919, desde el 13 hasta el 17 de noviembre, sostuvieron una heroica lucha que culminó con la conquista de las ocho horas de trabajo, conquista que posteriormente sería incorporada al derecho socio-laboral boliviano. El 15 de junio de 1938 se funda el Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Huanuni (SMTMH) bajo la Presidencia de Germán Busch, donde se eligió como primer Secretario General a Emilio Carvajal. A finales de septiembre de 1940 se produjo un levantamiento de los mineros de Huanuni encabezados por la palliri Lola Irahola que tuvo repercusión nacional. En 1944, entre el 10 al 13 de junio se realizó en Huanuni el Primer Congreso de Trabajadores Mineros de Bolivia, fundándose el 11 de Junio la FSTMB. Dos años después se aprobó en Pulacayo la histórica Tesis Minera.

En la década de los 40 se produjeron numerosos levantamientos sociales, entre ellos aquella que termin0 en la Masacre de Huanuni, el 30 de mayo de 1949, donde se produjo la caída y detenciones de numerosos dirigentes mineros. Posteriormente, los diferentes gobiernos de turno repitieron las masacres una y otra vez pretendiendo acallar la voz de los mineros de Huanuni, que llegan a constituir la vanguardia del movimiento minero boliviano, junto a los mineros de Siglo XX y otras minas. Abril del 1952, tuvo la cuota de sangre de los mineros de Huanuni en los campos de Sora Sora y Oruro.

Los trabajadores de Huanuni demostraron solidaridad de clase a lo largo de su existencia. Fue una consecuencia de haber adoptado el Sindicalismo Revolucionario y clasista como principio de conducta sindical. Durante la Guerrilla de Ernesto “Ché” Guevara, Huanuni impulsó la realización del Ampliado Minero que debía aportar económicamente y con trabajadores que debían incorporarse a la guerrilla donde ya se encontraban los trabajadores Simón Cuba y Moisés Guevara. Asimismo declaró Huanuni Territorio Libre. Este Ampliado culminó en la sangrienta masacre del 24 de Junio de 1967 en la mina Siglo XX y días posteriores en otras minas. Durante las décadas de 1970 y 1980 el SMTMH fue enemigo declarado de las dictaduras sufriendo cruentas intervenciones militares con muertos, heridos e infinidad de presos.

Durante el periodo neoliberal que se inaugura con el gobierno de Paz Estensoro el año 1985, el Sindicato resistió a las draconianas medidas implementadas por los sucesivos gobiernos neoliberales. El SMTMH participó en 1986, combativamente, en la Gran Marcha Por La Vida[5] y las posteriores Huelgas de Hambre realizadas en interior mina y La Paz.

En 1987 ante el derrumbe de los precios del estaño, los trabajadores aprobaron en Asamblea General el trabajo “hormiga” que consistía en trabajar al básico y realizar trabajos de envergadura que hasta hoy son base de la producción. Las ofertas extralegales[6] redujeron dramáticamente la cantidad de trabajadores en la Empresa. En los años 90 se produjeron 3 ofertas extralegales, incluyendo los famosos “1000 Dólares por año”. Que dividió a los trabajadores de Huanuni y permitió el ingreso de la Empresa trasnacional inglesa Allied Deals.

3.2. HUANUNI PRIVATIZADA

En 1997, la compañía inglesa Allied Deals tomó a cargo la producción del cerro Posokoni (Huanuni) y de la fundición Vinto en 1999, ofertando casi 30 millones de dólares por ambas. Sin embargo, un mes después se supo que el Estado boliviano sólo recibiría 14.7 millones dado que en equipos, materiales y estaño acumulado sólo tendría un valor de 15 millones. Luego de un año de entreveros jurídicos, comenzó sus faenas, la empresa prometió invertir 10 millones con el objetivo de introducir tecnología de punta. Sin embargo, desembolsó sólo 2 millones y las condiciones de los trabajadores, en todos los aspectos, tendieron a empeorar. A principios de 2002 se supo que la empresa matriz en Londres, ahora denominada RBG, estaba en total bancarrota, y que había arrastrado en su crisis a las posesiones locales. Dada la situación, tras algunas dubitaciones y antes que nada gracias a la movilización de los trabajadores, COMIBOL (Corporación Minera de Bolivia) intervino Huanuni y oferto inmediatamente Vinto, que fue adjudicada a la empresa boliviana COMSUR (Compañía Minera del Sur) propiedad del entonces presidente Sánchez de Lozada. Aunque COMIBOL señaló que el código minero aprobado en 1997 le impedía administrar Huanuni, los trabajadores y un amplio movimiento departamental, que activó numerosas organizaciones sociales y cívicas orureñas, la obligó a quedarse en Huanuni y a lo largo de todos estos años permaneció como la única mina bajo administración directa del Estado con 800 trabajadores.

A su vez, el cuadro del cerro Posokoni se completaba con otros actores igual de importantes, que adquirieron una presencia cada vez mayor durante la década de los noventa. Luego de la relocalización, en Huanuni se formarían las cooperativas La Salvadora, compuesta por trabajadores provenientes de la mina situada a 100 kilómetros de Huanuni: Catavi Siglo XX, y luego Nueva Karazapato, Playa Verde y Relaveros Libres, está última dedicada al aprovechamiento de los residuos de minerales echados al río. En total agrupaban a cerca de 4 mil trabajadores.

En abril de 1997 los cooperativistas quisieron a punta de dinamita tomar por la fuerza toda la mina Posokoni, sólo un paro de 24 horas decidido por los asalariados y una serie de intermediaciones hicieron que los cooperativistas se contentasen con ampliar sus concesiones hacia los sectores de “Duncan” y “Harrison”, colindantes con los socavones de la COMIBOL, tornando aún más precaria y compleja las actividades de explotación del cerro[7].

Las movilizaciones de mayo y junio del 2002 fueron las que definieron el futuro del cerro Posokoni para que nuevamente vuelva a la administración de COMIBOL obligando a la empresa inglesa Allied Deals a abandonar el distrito después de cometer fraude y quebrar estrepitosamente. Luego de esas épicas jornadas se produce la intervención judicial que culmina en Mayo de 2006. Se produjo la Intervención Judicial debido a que el Gobierno de Sanchez de Lozada prefirió el complicado camino del juicio contra la liquidadora Thorton, representante de Allied Deals o RBG con el propósito de adueñarse de la mina de Huanuni.

En el gobierno de Jorge Quiroga Los mineros de Huanuni lograron en su lucha la complementación a la Ley Minera 1777 con la importante Ley 2400 promulgada el 24 de julio de 2002, la cual devuelve las funciones de COMIBOL para las empresas que hubiesen roto el marco contractual pactado (Riesgo Compartido, Arrendamiento, etc.). Es decir, esta Ley perfora la Ley neoliberal de minería donde condenaba a la COMIBOL a ser una simple administradora de contratos, sin operar directamente.

3.3. HUANUNI VUELVE AL CONTROL DEL ESTADO

De no ser los obreros de Huanuni, de no haber sido por ellos, hubiera desaparecido la minería estatizada. Entonces Huanuni ha sido el último yacimiento que tenía COMIBOL trabajando y ha servido para reorganizar la minería estatal.

El año 2006 en la mañana del 5 de octubre el distrito minero de Huanuni amaneció con una serie de dinamitazos que tronaron en las cercanías del socavón Santa Elena del cerro Posokoni. El sector cooperativo buscaba ocupar las instalaciones estatales que acrecentarían sus parajes en Huanuni topándose con la resistencia de los asalariados de la FSTMB; el pequeño poblado se transformó durante dos días en un campo de batalla con las claras las dimensiones que había adquirido el enfrentamiento: 16 mineros muertos y 61 heridos de gravedad. Un primer atisbo de solución al conflicto, ya que la militarización del poblado fue inocua, comenzó con la propuesta de crear una empresa social totalmente estatal que recibiera inversión y contemplara la inmediata creación de 4.000 fuentes laborales para acoger a los cooperativistas locales bajo los alcances de la Ley General del Trabajo. Luego de realizar populosas asambleas, en las que varios cooperativistas señalaron que ya no quieren cargar la k‘epirina (mochila de lona) porque prefieren percibir un salario, los cooperativistas de K‘arazapato, Libres, Relaveros y La Salvadora aceptaron la iniciativa del gobierno ante la acusación de traidores de la matriz Federación Nacional de Cooperativas Mineras (FENCOMIN).

En ese entonces la FENCOMIN rompió la alianza política con el presidente Evo Morales, y le emplazó a resolver en tres días las causas del choque armado que dejó 16 muertes. El dirigente cooperativista Ramírez (2006) señalaba: “A partir del momento, no tenemos nada que ver con el gobierno”. El líder cooperativista en ese entonces anunció también el retiro de los representantes de FENCOMIN elegidos en las listas del partido de Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS), para el Congreso Nacional (en diciembre de 2005) y la Asamblea Constituyente (julio de 2006). “Nuestros parlamentarios y asambleístas tienen que declararse independientes”, señaló Ramírez, y denunció que Morales impone sus decisiones a los aliados[8].

En sus luchas el SMTMH, el 3 de Abril de año 2006 obligo al gobierno mediante la Resolución Ministerial Nº 132/06 del Ministerio de Trabajo aprobar el Reglamento de Comité de Control Social, posibilitando la participación efectiva de los trabajadores en la administración de la Empresa y la decisión de definir el destino de las utilidades. Su primer Directorio estuvo presidida por Miguel Zubieta M. posesionados el 27 de Julio de 2002.

El 31 de octubre de 2006 el Decreto Supremo 28901 determinó que todo el cerro Posokoni esté bajo dirección y administración de la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL)

El año 2009 se constituye la Comisión disciplinaria del SMTMH siendo su primer Presidente a Manuel Pérez.

En el año 2009 los trabajadores aprobaron la conformación de un Directorio para la Empresa donde los trabajadores debían ser mayoría. El Convenio firmado en Mayo de ese año en La Paz es desconocido por el gobierno quedando en stato-quo el funcionamiento de dicho Directorio hasta el 8 de diciembre de 2009, fecha en la cual el Directorio es posesionado después de haber sido aprobado su funcionamiento en la Asamblea General debido a la urgencia de aprobar proyectos de envergadura para la Empresa. El Directorio está compuesto por cinco miembros y presidido por el Ministro de Minería, luego está el representante de COMIBOL, un representante del Ministerio de Medio Ambiente y dos representantes laborales.

El Sindicato SMTMH, en la gestión 2009, estuvo dirigido por Irineo Martínez C. La gestión 2010 por Juan Carlos Trujillo y la de 2011 por Juan Carlos Huarachi.

4. COB FSTMB YPARTIDO DE LOS TRABAJADORES (PT)

Desde el punto de vista marxista, los partidos políticos son agrupaciones de personas que se compactan en torno a una misma ideología económica, social y política, cuyos fundamentos radican en intereses económicos de clase, que aspiran a la conquista del poder político del Estado para dar realización a sus planteamientos. De acuerdo a este criterio, los partidos expresan los intereses de determinadas clases; representan al mismo tiempo el sector más activo de la clase a la que pertenecen.

El Partido de clase, a diferencia de los partidos poli clasistas, busca representar los intereses de una sola clase social, reclaman el poder para los pertenecientes a dicha clase con exclusión de los demás; estos partidos buscan su militancia entre los miembros de organizaciones que representan a la clase en cuestión, es el caso de los partidos comunistas que buscan sus afiliados y simpatizantes en los sindicatos y organizaciones obreras.

El señalar que la clase se determina fundamentalmente por el lugar que se ocupa en la producción ; la conciencia de clase no emana espontáneamente de la posición económica, ni surge automáticamente como producto del desarrollo capitalista, sino que partido y organización sindical son los encargados de hacer madurar las tendencias objetivas que posee el proletariado, preparando a las masas en el plano ideológico, táctico, material y organizativo para la acción en una situación revolucionaria. Ello no significa, pensar al sindicato solo como correa de transmisión del partido, pues se corre el peligro de conceder protagonismo histórico al partido a expensas de la propia clase, a la cual sólo le quedaría un papel pasivo; a su vez, el sesgo sindical daría a los sindicatos un papel socioeconómico muy determinado: asegurar buen precio a la mercancía fuerza de trabajo.

El proletariado organizado en sindicatos, es el sujeto activo histórico del proyecto socialista; pero el socialismo no surgirá solo a través de los sindicatos. Sindicato y partido es la combinación no siempre armoniosa más bien conflictiva (no antagónica) pero necesaria que puede permitir unir las luchas económicas ideológicas y políticas; por tanto los elementos internos construidos en el devenir histórico en el mundo relacional (el lugar de trabajo y su organización sindical) junto a los denominados elementos externos (el partido obrero) vinculados por el concepto clase son esenciales en la lucha para derribar al sistema capitalista[9].

La introducción al Estatuto Orgánico de la COB señala que su sistema de organización y funcionamiento es consecuencia de sus características de sindicalismo revolucionario por lo que junto a sus funciones reivindicativas, comunes a todo tipo de sindicalismo, tiene fundamental y predominantemente funciones políticas y de poder. Existiendo este rasgo distintivo desde su fundación; señalando, su vez, que la COB es ante todo la máxima y única organización representativa del proletariado, el campesinado, las clases medias de las ciudades y otros sectores populares y oprimidos de Bolivia[10].

El Estatuto Orgánico de la FSTMB señala que esta es la organización sindical nacional de los trabajadores de la minería privada, nacionalizada, subsidiarios, metalúrgicos, siderúrgicos, autogestionarios y jubilados del país, los s afiliados a la FSTMB son los trabajadores mineros de los sectores: estatal, privado, metalurgistas, subsidiarios, autogestionarios y rentistas mineros. Donde los derechos, libertades y reivindicaciones de los trabajadores mineros, están identificados plenamente con los derechos, libertades y reivindicaciones de todos los trabajadores bolivianos y con las aspiraciones de liberación nacional. La FSTMB no acepta posiciones contrarias a los intereses de la clase obrera y a la liberación nacional y no renuncia a ningún medio de lucha o disposición legal que favorezca a sus afiliados[11].

Partido, FSTMB y COB han estado históricamente vinculados, oscilando de acuerdo a la correlación de fuerza hacia la subordinación de los trabajadores a la clase dominante o su liberación de ella. En adelante y como parte de la historia inmediata, abordaremos cronológicamente esa lucha entre la reproducción de las relaciones sociales de producción y la transformación de dichas relaciones.

4.1. ANTECEDENTES DEL PT

4.1.1. SEGUNDA ASAMBLEA NACIONAL DE SECRETARIOS GENERALES DE LOS SINDICATOS DE BASE[12]

Ante la situación política existente, en fecha 20 de julio de 2005 se realizó la Segunda Asamblea Nacional de Secretarios Generales de los Sindicatos de Base, oportunidad en la cual se resuelve la “conformación del Instrumento Político (IPT) como Frente de frentes encabezada por la Central Obrera Boliviana (COB) y las organizaciones afiliadas para la toma del poder del pueblo y los trabajadores”. El 22 de Julio se realizó una primera reunión donde se conformaron tres subcomisiones[13]: Vías y Métodos de la Revolución. Instrumento Político. Principios, Objetivos y Programa.

La subcomisión Instrumento Político, señala en su informe, que el IPT, es la Dirección Política para la toma del poder a través de la lucha insurreccional como método principal; sin embargo, se aprueba la participación en las elecciones con el propósito de convertir el Parlamento en tribuna revolucionaria de denuncia del sistema capitalista imperante y como parte de la estrategia de la toma del poder. Para esa participación, se indica, que se requiere personería jurídica que implica cumplir requisitos legales que no concluirían antes del plazo de presentación de los frentes y candidatos señalados para el 5 de septiembre de 2005. De tal modo que se presentan las siguientes alternativas que deben ser definidas por el Ampliado de la COB: a) Tramitar una personería jurídica propia, empezando de cero, con nombre propio, con el riesgo casi seguro de concluir después del proceso electoral o mínimamente después del plazo de inscripciones. Esto significa no participar en las elecciones de Diciembre con este Instrumento Propio. b) conformar Alianzas con las organizaciones políticas que tienen personería jurídica propia. Se realizaron reuniones con: FREPAB (Frente Patriótico Agropecuario de Bolivia), MIP (Movimiento Indigenista Pachakuti), El Movimiento Ayra de Fernando Untoja (se presentó en la COB para ofrecer su sigla, supuestamente a punto de legalizarse. No hubo posteriores reuniones. Desechado).

El mismo informe señala que Álvaro García Linera propuso a la COB la necesidad de conformar un solo bloque de izquierda en torno al MAS de Evo Morales y que organizaciones como la Confederación de Jubilados de Bolivia, que estaba designado para la Comisión Política de la COB, decidieron incorporarse al Frente del MAS. También se realizaron reuniones con el Frente FAUP-ICP (Frente Amplio de Unidad Patriótica – Instrumento de los Comités Populares).

A su vez, se informa que existiendo un marcado afán de convertir al IPT en un simple instrumento electorero se recomienda al Ampliado Nacional de la COB el análisis cuidadoso de las opciones a fin de precautelar los objetivos revolucionarios del instrumento, parte de la estrategia, así como preservar los principios y estatutos de la COB que señalan la Independencia de clase.

En Carta dirigida al Secretario Ejecutivo de la COB Jaime Solares Quintanilla, el 1 de agosto de 2005, se entregó la Propuesta del Documento Político que lleva como título: “Propuesta de la Estrategia de Poder Revolucionario” para que a través de la organización matriz de los trabajadores baje a las bases y sea presentado en el próximo Ampliado Nacional de la COB que fue programado para el 3 de Agosto de 2005[14].

4.1.2. ESTRATEGIA DE PODER REVOLUCIONARIO (PROPUESTA)[15]

El documento señala que los trabajadores, campesinos, naciones originarias andino amazónico y clase media empobrecida elaboran su Estrategia de Poder Revolucionario que permitirá determinar el eje matriz que debe seguir la lucha de los explotados y oprimidos para lograr el objetivo final de la toma del poder, la derrota del neoliberalismo y del capitalismo y la instauración de un Estado obrero, campesino, de naciones originarias andino amazónicos y clase media empobrecida que construya la nueva sociedad socialista y comunitaria, con una verdadera democracia directa desde las bases y contra cualquier burocratismo elitista.

La Estrategia del Poder Revolucionario es el marco general, nacional e internacional, en el que se planifican, organizan y orientan las luchas sociales para lograr los objetivos mencionados. Son parte de la Estrategia los Principios y Objetivos, las Vías y Métodos, el instrumento y finalmente el Programa. Entre otros principios figura el de la Independencia política de los trabajadores respecto al Estado, la burguesía, sus aparatos de represión y sus representantes.

El objetivo central es el fortalecimiento y reconversión política y orgánica de todas las instancias nacionales y sociales adecuadas a la estrategia dirigida a la instalación y estructuración del nuevo Estado propuesto que sustituya al viejo sistema neocolonial y capitalista inviable, actualmente en colapso.

El documento critica las acciones separatistas promovidas por el imperialismo y la burguesía cruceña; a su vez, ratifica la decisión de compromiso histórico de la COB; la cual es, consolidar la integración territorial y social de todos los bolivianos forjando un Nuevo Estado de los obreros, campesinos, naciones originarias andino amazónicas y clase media empobrecida que sea libre, soberano, multiétnico, multilingue, multinacional, pluricultural, desterrando el racismo, la exclusión social, el marginamiento, los regionalismos y las desigualdades sociales, económicas, políticas y culturales, garantizando la industrialización de nuestros recursos naturales y estratégicos, objetivos a lograrse con la lucha unitaria de todos los sectores de nuestro pueblo.

El método de lucha es la movilización insurreccional, como método principal para llegar al poder revolucionario. Sobre el parlamentrarismo señalan que este debe convertirse en Tribuna Revolucionaria; sobre todo, la lucha parlamentaria debe estar ligada a la acción directa de las masas.”…”En la próxima lucha electoral nuestra tarea consiste en llevar un bloque revolucionario, lo más fuerte posible, al parlamento.” Recalcamos que siendo antiparlamentaristas no podemos dejar este campo a nuestros enemigos de clase. Nuestra voz también se escuchará en el recinto parlamentario”[16].

Como dando por hecho su participación electoral en las elecciones de diciembre de 2005 el documento señala que: En momentos de campañas electorales como las actuales (sic), deberá elegirse a los delegados del instrumento político propio y a sus eventuales candidatos en asambleas municipales, provinciales, departamentales y/o nacionales, convocados por las organizaciones sindicales correspondientes.

El documento presenta un programa mínimo, el cual dice ser recogiendo de las demandas de las luchas históricas de Mayo-Junio del 2005, en las cuales se encuentra, entre otras:

– Nacionalización de los Hidrocarburos sin indemnización.

– En el sector minero asimismo la lucha es por la refundación de COMIBOL y la industrialización de los recursos minerales.

– Asamblea Constituyente soberana y originaria, como conducto institucional para determinar la profunda e integral transformación del Estado.

– Redistribución de la tierra a favor de los pueblos indígenas y las comunidades campesinas.

– Abrogar el D.S. 21060 por ser inconstitucional madre del Neoliberalismo.

– Abrogar la ley INRA por favorecer intereses de retorno de la oligarquía, cuando la Constitución sostiene que no reconoce latifundio.

– Abrogar la Ley SAFCO, madre de la corrupción y corruptela.

– Recuperar las empresas capitalizadas y abrogar la Ley de Capitalización.

– Instaurar Juicio de Responsabilidades a los autores por daños económicos al Estado.

– Abrogar la Ley de Pensiones y luchar para volver al sistema solidario corrigiendo errores del pasado.

La propuesta estratégica de poder revolucionario hace eco del clima político existente y del discurso hegemónico; el documento no hace ninguna alusión al MAS.

4.1.3. X AMPLIADO NACIONAL DE LA COB (DECLARA COMO PRIORIDAD LA CONSOLIDACIÓN Y DESARROLLO DEL ÓRGANO DE PODER POLÍTICO).

El 9 de agosto de 2005, en el Centro Minero de Huanuni, se llevó a cabo X Ampliado Nacional de la COB en la cual se resolvió:

– Resolución Primera, ratificar y declarar de prioridad la consolidación y desarrollo del órgano de Poder Político.

– Resolución Segunda, a fin de obtener la finalidad política específica del instrumento, se le faculta a ejercer autoridad y organicidad autónoma en su institucionalización como poder político en el seno de la COB, para lo cual podrá adoptar las medidas políticas y orgánicas que convenga tanto en la estructura interna de la entidad matriz como en las externas.

– Resolución Tercera, el Órgano de Poder Político, queda con mandato de elevar el diseño estructural del IPT, sus estatutos y reglamento interno y funcional al XIV Congreso Nacional de la COB.

– Resolución Cuarta, el órgano de Poder Político, queda con facultad plena de tomar acuerdos, pactos, alianzas o frentes de carácter electoral con las organizaciones políticas, sociales, cívicas, de agrupaciones ciudadanas y/o indígenas siempre bajo el principio de identidad común nacional, quedando expresamente excluidos los de carácter tradicional del sistema dominante de la casta y oligarquía explotadora, responsables de las desgracias nacionales, incluyendo a sus aliados y elementos serviles del pasado y el presente.

Es notoria la decisión de participar en las elecciones de diciembre de 2005[17]. El calendario electoral elaborado por el Tribunal Supremo Electoral, Elecciones Generales y de Prefectos 2005, tenía prevista la Presentación e Inscripción de Listas de Candidatos a Presidente, Vicepresidente, Senadores y Diputados como también el registro de alianzas políticas hasta el viernes 26 de agosto de 2005[18].

4.1.4. XIV CONGRESO DE LA COB (DETEREMINA CONSTRUCCION DEL IPT)

El XIV Congreso ordinario de la COB se llevó a cabo entre el 19 y 20 de junio de 2006, el documento político de dicho congreso señala que se debe luchar por el cumplimiento de las agendas de octubre de 2003 y mayo – junio de 2005, que se expresan fundamentalmente en:

– La nacionalización sin indemnización de los hidrocarburos, la recuperación de todos los recursos naturales imponiendo al gobierno surgido en la selecciones el cumplimiento de estos objetivos.

– Luchar por la refundación de COMIBOL e YPFB, consolidando estas empresas en el control social de los trabajadores.

– Abrogación de la ley de pensiones.

– Ratificar la construcción del IPT y el pueblo para cubrir el vacío político generado por las luchas del pueblo boliviano en la construcción de una nueva sociedad.

– Defender nuestras organizaciones sindicales de toda penetración de políticos oficialistas y supuestos opositores, todos ellos defensores del sistema.

– Ratificar la independencia sindical respecto de los gobiernos de turno.

– Rechazo contra cualquier intento de paralelismo sindical.

El Documento complementario a la tesis del SMTMH señala, como mandato supremo de este XIV congreso ordinario y habiéndose aprobado el documento político que hace defensa explicita de la necesidad de poner en marcha desde la COB el IPT se otorga a los miembros del nuevo Comité Ejecutivo, la potestad para iniciar la discusión en las bases de los diferentes sectores laborales, procesos que debe culminar en el plazo no mayor de 6 meses en un congreso fundacional del IPT, debiendo todos los sectores estar dispuestos a poner en pie esa alternativa, hacerse presentes con delegados cada 30 trabajadores de base, elegidos en asambleas de los respectivos centros laborales. Para este cometido y para que el IPT agrupe al grueso de los asalariados del país, se debe poner en marcha una gran campaña por la sindicalización de los miles de trabajadores que hoy no están sindicalizados y que por ese motivo son víctimas de una salvaje explotación empresarial. El comité ejecutivo de la COB deberá presidir este proceso de organización obrera, vigilando que las federaciones y Confederaciones lleven adelante este proceso de organización sindical masiva[19].

Pese que la resoluciones del XIV Congreso dieron luz verde al IPT, en los hechos no se efectivizo su puesta en marcha. Pedro Montes González fue elegido Secretario Ejecutivo de dicho Congreso.

4.1.4.1. PEDRO MONTES: DE LA “INDEPENDENCIA” A LA SUBORDINANCIÓN POLITICA

La burocratización es un proceso que parte por la separación de los representantes respecto de sus bases, es un proceso degenerativo en que el poder de decisión pasa de la clase a funcionarios que se autonomizan en función de sus propios intereses, distintos de los de sus representados, ello provoca que la conciencia obrera que no es uniforme, se debata entre una identidad conciliadora y una combativa. Esta capa obrera implica un obstáculo para el tránsito de una conciencia de los obreros como asalariados a una conciencia de los obreros como explotados. Es decir, un obstáculo para el desarrollo de una conciencia revolucionaria que trascienda la conciencia corporativa.

Pedro Montes pertenece a esa capa de dirigentes burocráticos conciliadores que jugó como veremos un rol negativo en aquellos momentos de auge de la movilización obrera, llamando sistemáticamente al orden y la calma.

Pedro Montes en una primera etapa al mando de la COB (que salía del XIV Congreso con mandato explícito de conservar su independencia del Gobierno), se mantuvo con una actitud expectante: no se presentó el Pliego Petitorio Nacional y tampoco se impulsó ninguna lucha, dando de hecho un apoyo encubierto. Después el 2008, atinó emprender el reclamo por una Ley de Pensiones solidaria en rechazo de la antigua ley. Incluso se movilizó para que sea aprobada por el Gobierno; el cual contestó de forma represiva con un trágico saldo de un muerto y varios heridos[20].

La COB y el sector minero levantaron la lucha y entraron en un proceso de negociación, salvo promesas, la demanda quedó archivada. Fue precisamente cuando el gobierno había mostrado su esencia anti-obrera en esta lucha y cuando luego pactó la Nueva Constitución Política del Estado (NCPE) con la derecha en detrimento de los trabajadores, que la dirección de la COB, paradójicamente, pasó a apoyarlo abiertamente.

Como consecuencia las demandas fundamentales quedaron congeladas a cambio de migajas que no cubrían el incesante costo de vida y el deterioro en las condiciones de trabajo que la patronal seguía imponiendo. Así como se dejó de pelear por la Ley de Pensiones, se hizo lo mismo por salarios dignos. Pero además, en la línea de la dirección anterior, se completó el abandono de la Agenda de Octubre que los trabajadores habían planteado, así como la negativa a la formación del IPT, mandato del XIV Congreso. Y con este abandono, se dejó también a la clase obrera sin perspectiva política propia en beneficio del Gobierno reformista de Evo Morales.

Cuando el secretario ejecutivo de la COB, Pedro Montes, asumió el cargo (junio del 2006) declaró que no milita en ninguna organización política y se declaró “totalmente independiente”, además descalificó la creación del Estado Mayor del Pueblo, ente político del Gobierno, de cuyos dirigentes, dijo, son “marionetas del oficialismo”[21].

Ante la poca eficiencia del Estado Mayor del Pueblo, el MAS creo la Coordinadora Nacional por el Cambio (CONALCAM), brazo político del MAS, del cual Montes forma parte. La entidad nació en enero del 2007; el 17 de septiembre del 2008, infringiendo el principio de independencia de clases el líder cobista firmó un acuerdo, a nombre de la organización sindical, con el presidente Evo Morales en el que respalda y anuncia la defensa del “proceso revolucionario de cambio” y rechaza a los prefectos opositores[22].

4.1.4.2. EL MAS Y EL ESTADO MAYOR DEL PUEBLO (MODIFICACION DEL ESTATUTO ORGANICO DE LA COB)

Por tradición y estatutos, el principal dirigente de la COB es elegido por la Federación de Mineros, para preservar la ideología y la política del proletariado, que debe guiar al conjunto de los trabajadores y el pueblo hacia la liberación nacional y social.

En el congreso ordinario de la COB en el año 2006, el MAS pretende cambiar la estructura de la organización matriz de los trabajadores. Las organizaciones que respaldan al presidente Evo Morales ya no quieren que la dirección de la COB esté en manos del proletariado minero. Uno de los coordinadores del autodenominado Estado Mayor del Pueblo, que nuclea a todas las fuerzas sindicales afines al MAS, Hugo Moldiz, explicó en ese entonces que pugnarán por la modificación de los estatutos para que sean incorporados los campesinos e indígenas, dando lugar a la posibilidad de que encabecen la organización matriz de los trabajadores bolivianos, “Vamos a promover la renovación de la entidad matriz para que tenga la capacidad de convocar a sus afiliados e incorporar a otros actores emergentes del modelo neoliberal. Para que ello se haga efectivo, vamos a plantear que el nuevo Comité Ejecutivo reciba el mandato de convocar a un Congreso Orgánico para que modifique el estatuto a fin de que el secretario ejecutivo no necesariamente sea un minero, como lo establece la actual normativa”, dijo. Esta posición fue ratificado por el dirigente de los cooperativistas mineros, Pascual Guarachi, otro aliado del gobierno de Morales, quien aseguró que una vez que se modifique el reglamento, este sector podría pensar en proponer a un candidato[23].

“El propósito es defender al gobierno, defender el proceso político de cambio que con sangre, huelgas, paros, manifestaciones, sacrificio y dolor el pueblo ha conquistado. Y el enemigo principal se llama imperialismo Estadounidense y la oligarquía boliviana”, aseguró el coordinador del Estado Mayor del Pueblo, quien a su vez, acusó a los sectores de salud y magisterio de buscar un protagonismo mediático cometiendo los mismos errores que en las décadas de los años 70 y 80 y sin identificar al enemigo principal que es el neoliberalismo[24].

Jaime Solares (2006), dijo que esa postura es “divisionista y oportunista”. “Los amarillos y los que detentan hoy el poder a nombre del pueblo quieren dividir la COB, como lo está haciendo el gobierno con el Estado Mayor del Pueblo, generando un paralelismo sindical y eso no lo vamos a permitir”[25].

4.1.5. XIV CONGRESO ORDINARIO DE LA CENTRAL OBRERA DEPARTAMENTAL DE ORURO (RATIFICA COMO PRIORIORITARIA LA CONSTRUCCION DEL IPT)[26]

Efectuado en Huanuni, Marzo de 2008, El documento entre otras cosas refiere:

La salida constitucional y electorera que se da en diciembre del 2005 es producto de la falta del Instrumento Político del pueblo boliviano, cuya construcción debe ser inmediata y prioritaria. El 2005 se produce una victoria electoral histórica del MAS, producto del aplastamiento de las fuerzas políticas neoliberales por las masas en las luchas previas a las elecciones de diciembre. El pueblo, al no contar con su legítimo instrumento de dirección política deposita en el MAS la confianza y la esperanza de un verdadero cambio que lleve a la práctica las Agendas del 2003 y 2005. Lamentablemente, el MAS, fiel a su línea reformista, desconoce y no aplica las demandas contenidas en las Agendas de lucha del pueblo boliviano, manteniendo la política económica neoliberal y ocasionando las crisis y problemas económicos que son propias del modelo. La inflación, desempleo, el hambre y miseria son flagelos de esa política económica que vivimos durante décadas desde que se impone el neoliberalismo a través del 21060.

Los acuerdos, pactos y concesiones cedidas por el MAS a la minoría oligárquica es parte de su política de conciliación y entendimiento con el enemigo de clase utilizando el cuento de convertir en socios a los patrones o sea, intentar otra vez, ingenuamente, sensibilizar a los capitalista, humanizar la explotación, cuando sabemos que los reformistas han intentado por décadas y siglos sin lograrlo.

Se señala que las cooperativas mineras deben gradualmente convertirse en empresas sociales y estatales.

Para construir una verdadera política minera patriótica se debe elaborar una nueva Ley Minera donde el actor fundamental debe ser el Estado, a través de COMIBOL. El extraordinario potencial minero del país exige inversiones en prospección y desarrollo que el Estado debe emprender para dar fin a la actual y continua baja de la producción minera.

Medidas como el monopolio de la comercialización en manos del Estado significará dar fin a la fuga y contrabando millonario de minerales. Además iniciará el camino a la industrialización que nos permitirá liberarnos de nuestra dependencia de país exportador de simple de materias primas.

En la plataforma de lucha, entre otros esta la conformación del IPT para hacer realidad la propuesta histórica y revolucionaria del pueblo de Bolivia.

4.1.6. XXX CONGRESO MINERO (CRITICA AL MAS Y RATIFICA CONFORMACIÓN DEL IPT) [27]

Entre los días 24 a 29 de marzo de 2008 fue realizado el XXX Congreso Nacional de los Mineros Bolivianos – FSTMB en Villa Chuquina (Oruro).

En la Comisión política, la más importante y polémico del congreso fueron las intervenciones, sobre todo, de los obreros de Huanuni marcadas por fuertes denuncias al gobierno de Evo Morales y su política de continuidad de las privatizaciones en el sector y apoyo a los cooperativistas. Los mineros de Huanuni, que en el congreso anterior (XXIX)[28] tenían solo 20 delegados, en este tuvieron 100 (la empresa paso de 800 trabajadores a 4800), presentaron un documento político donde planteaban la nacionalización de las minas privadas, exigían más inversiones del gobierno en los distritos mineros del estado, la creación de más fuentes de trabajo, y denunciaron el carácter pactado y limitado de la propuesta de constitución de Evo Morales[29].

Mientras el sector privado (los mineros asalariados de la minería privada) plantean en su plataforma de lucha la defensa de los trabajadores mineros bajo la dependencia de empresas privadas, solicitando garantías para la inversión privada, con el objetivo de mantener sus fuentes de trabajo y la estabilidad laboral[30]. La posición de la minería estatal arguye que la “agenda de octubre del 2003”, fue abandonada por el gobierno y es ratificada como objetivo de lucha por la declaración política. Se plantea la recuperación de los hidrocarburos y de todos los recursos naturales para beneficio de los bolivianos, el que sólo se puede concretar a través de la nacionalización de los centros mineros; incluso para el fortalecimiento de la COMIBOL. Se señala que la entrega de los yacimientos mineros a las transnacionales, tan sólo enriquece a los propietarios; refuerzan su posición indicando que actualmente las grandes empresas pagan impuestos muy bajos y sacan grandes cantidades de minerales por la vía del contrabando. Es más, indican, que para beneficiar a todos, la nacionalización también implica el monopolio del comercio de los minerales por parte del Estado (medida que fue aprobada unánimemente en la Comisión Económica)[31].

La delegación de Huanuni y otros que defienden la nacionalización buscan rescatar los principios del sindicalismo revolucionario y preservar la independencia y autonomía de sus organizaciones de la injerencia tanto empresarial como gubernamental. La nacionalización es parte de una estrategia política para profundizar el proceso político que vive el país y, por tanto, recuperar y fortalecer su condición de vanguardia es una tarea de primer orden. Entre tanto, los que “defienden la inversión privada” desarrollan un sindicalismo más reivindicativo y gremial, la defensa de sus fuentes de trabajo y la estabilidad laboral son sus principales reivindicaciones, todo los demás es secundario, por ello, no buscan confrontación con la parte patronal, incluso la propuesta del “control social de la producción” en las empresas privadas aprobada en la comisión económica, si bien no tuvo oposición, no fue del total agrado de algunos delegados.

El documento político ratifica su crítica al MAS que fiel al reformismo, desconoce y no aplica las demandas contenidas en las Agendas de lucha del pueblo boliviano, manteniendo la política económica neoliberal ; a su vez, vuelve a satirizar al MAS por su ingenuidad de convertir en socios a los patrones humanizando la explotación[32].

Es parte de la plataforma de lucha la Conformación del IPT para hacer realidad la propuesta histórica y revolucionaria del pueblo de Bolivia.

Guido Mitma Crispin del SMTMH fue elegido secretario ejecutivo y primer secretario general César Lugo (Porco).

4.1.7. XXXI CONGRESO MINERO (IPT DIRECCIÓN POLÍTICA REVOLUCIONARIA DEL FRENTE ANTIIMPERIALISTA)

Efectuado en septiembre del 2011 en la ciudad de Potosí. El Documento político señala entre otras cosas[33]:

Que, el Proceso iniciado en el 2006 con la amplia victoria electoral del MAS fue resultado de la lucha del pueblo al echar del gobierno a los resabios del gonismo, Carlos Meza Gisbert y compañía. La unión del pueblo se demostró en el voto aplastante por Evo Morales. La apertura de su Gobierno a representantes del neoliberalismo marcaron el viraje hacia posiciones reformistas y abandonando los objetivos por los cuales el pueblo había luchado contra el neoliberalismo el 2003 y 2005.

Que, Las masas oprimidas en el país tenemos claramente identificados a nuestros enemigos: las transnacionales saqueadoras (imperialismo), los latifundistas, los grandes empresarios vende-patrias, los politiqueros de los partidos burgueses tradicionales, pero esta claridad de visión se ha visto en la última época ofuscada por la labor confusionista del reformismo y la burocracia sindical, controlada por el MAS, que se empeñó en sembrar ilusiones sobre la posibilidad de transformar el país (refundar Bolivia), acabar con el hambre, la miseria, la desocupación, la discriminación social y racial, etc., a partir de reformas jurídicas al aparato del Estado Burgués sin tocar para nada el basamento económico sobre el que se asienta la opresión imperialista y la explotación burguesa.

Declara que: “los trabajadores mineros que en su momento hemos apoyado a los gobiernos progresistas ya señalados. Los hemos apoyado no desde el punto de vista puramente lírico, sino con una activa militancia revolucionarla. Sin embargo, fueron estos gobiernos, a pesar de todo, los primeros en abandonar su pose antiimperialista, desnaturalizar las medidas iniciales y terminar enfrentándose al pueblo considerando injustamente toda crítica como una expresión de la derecha. Sin embargo la autocrítica profunda nos muestra que no fue suficiente el apoyo y debía pasarse del apoyo a la participación efectiva, orgánica y militante para avanzar hacia un proceso socialista. Los trabajadores fuimos protagonistas de las movilizaciones del 2003 y 2005, los mineros dimos nuestros muertos en esas jornadas. Por lo tanto el proceso era nuestro y debíamos terminar apropiándonos del mismo para conducirlo por un sendero verdaderamente revolucionario. Los procesos reformistas se estancan en sus albores y, luego, caen en un mayor predominio del imperialismo. Comprobamos, en carne propia, que los procesos democráticos y nacionalistas que no son dirigidos por el proletariado, campesinos y clase media empobrecida y transformados en un proceso socialista, concluyen siempre en la frustración y la derrota”.

“Las nacionalizaciones y medidas progresistas hechas por tales gobiernos, del mismo modo que su lenguaje al rojo vivo del primer período de oposición contra el imperialismo y la reacción concluyeron siempre retrocediendo y desnaturalizando esas medidas. Los regímenes que adoptaron esas medidas impuestas por el pueblo movilizado no comprendieron que el desarrollo industrial integral, dentro de los marcos del régimen capitalista de producción y en la órbita del imperialismo, ya no es posible y que conduce a la traición de los intereses nacionales. Las lecciones de los gobiernos de Toro, Busch, Villarroel, la del régimen movimientista y hoy las falsas ‘nacionalizaciones’ en sociedad con las transnacionales que hace el MAS, continuando el saqueo de nuestros recursos naturales confirman este enunciado. Es indudable que las referidas tareas, las tareas democráticas, concluyeron empantanadas e inconclusas, aunque fueron en sus inicios progresistas y muchas de ellas impulsadas e impuestas por los trabajadores”.

“No existe ninguna razón valedera para que los trabajadores y el pueblo se hagan ilusiones sobre el actual gobierno si efectivamente no avanzarnos en el camino de apropiarnos del proceso en la perspectiva de instaurar nuestro propio gobierno: el gobierno obrero, campesino y las capas medias empobrecidas. Estamos seguros de que el curso democrático y popular y las medidas de avance adoptadas por el gobierno, sólo podrán triunfar definitivamente a condición de que tal proceso pase realmente a manos del proletariado, campesinado y pueblo empobrecido”.

“En el presente período, la clase obrera tiene que adquirir un alto grado organizativo y convertir sus direcciones nacionales, medias y de base, en centros de vanguardia revolucionaria, capacitadas para llevar el actual proceso hacía el Socialismo. Están equivocados aquellos que sostienen que las organizaciones sindicales deben limitarse a jugar el papel de sindicatos amarillos, es decir, circunscritos a la lucha puramente económica. Sin abandonar la brega por el aumento del pan cotidiano, los trabajadores debemos intervenir en la vida política del país en nuestra condición de vanguardia revolucionaria. Para cumplir nuestra misión histórica, los trabajadores debemos contar con formas propias de organización: los sindicatos, el Instrumento Político de los Trabajadores como la dirección política revolucionaria del frente antiimperialista y anticapitalista. Para llegar al Socialismo se plantea la necesidad de unir, previamente, a todas las fuerzas revolucionarias y antiimperialistas. El IPT a la cabeza del frente revolucionario antiimperialista es la alianza obrero-campesina junto a las masas de las ciudades y el campo, en el plano político. En el confluyen todas las corrientes sociales y políticas que pugnan por un cambio a fondo de la situación boliviana, con la sustitución de las estructuras caducas en sentido antiimperialista y anticapitalista. La expulsión del Imperialismo y el Capitalismo y la solución de las tareas nacionales y democráticas aún pendientes, harán posible la revolución socialista”.

La plataforma de lucha está referida entre otras a: la conformación del IPT como organización política para ejecutar la propuesta histórica y revolucionaria del pueblo boliviano. Nacionalización de las empresas trasnacionales privadas y de la minería mediana respetando la estabilidad laboral, categorías salariales, conquistas sociales y sin paralización de operaciones. Imposición del Control Social colectivo de los trabajadores como forma de evitar la burocratización y corrupción de las empresas estatales y privadas.

Se incide en la preservación de la Independencia de Clase de los trabajadores y sus organizaciones sindicales en relación a los gobiernos burgueses y reformistas pro-burgueses, no significando dicha independencia de Clase neutralidad política. Rechazo y condena al sindicalismo amarillo, pro-patronal y ratificación del sindicalismo revolucionario establecido en los Estatutos y Principios de las organizaciones matrices y de base.

El minero de Huanuni y ejecutivo de la COB, Pedro Montes fue remitido al Tribunal de Honor de la FSTMB.

En este conclave, los trabajadores mineros de Bolívar (mina privada) plantearon defender el contrato de riesgo compartido que tiene Sinchi Wayra con la COMIBOL, para mantener la estabilidad laboral en sus fuentes de trabajo. La posición fue dada a conocer por el secretario general del Sindicato de Trabajadores Mineros de Bolívar, Gabino Gutiérrez, quien aseguró que si bien es cierto que el documento político del XIV Congreso Ordinario de la Central Obrera Departamental de Oruro (COD) determina exigir el cumplimiento de las agendas del 2003 y del 2005, que implica la nacionalización de las riquezas naturales, los trabajadores deben preservar sus fuentes laborales. “Nosotros tenemos una posición desde 1993 que es la defensa del contrato de riesgo compartido, fue una medida revolucionaria en ese momento, porque fue uno de los primeros contratos de esas características, evidentemente el documento político de Huanuni dice nacionalización y la posición de Bolívar de defender la estabilidad laboral fue tomada en cuenta”, “Nosotros, ante todo queremos una estabilidad laboral de nuestras fuentes de trabajo, no podemos hablar de nacionalización si no hay esa garantía, por lo que estamos descartando cualquier nacionalización, como mina Bolívar tenemos una posición que es la defensa del contrato de riesgo compartido”, señaló Gabino Gutiérrez; el dirigente minero de Bolívar manifestó que ellos no defienden a la empresa privada, simplemente quieren una estabilidad laboral en sus fuentes de trabajo, por eso se presentó ese documento[34].

Fue elegido Secretario Ejecutivo Miguel Pérez Sandoval[35] (Huanuni) y como 1ro. Secretario General estaba David Ramos Mamani (Porco Potosí)

4.1.8. XV CONGRESO DE LA COB (CRITICA A LA POLÍTICA EXTRACTIVISTA DEL GOBIERNO DEL MAS E IMPULSA EL IPT)[36]

Se llevó a cabo en Enero de 2012, la ciudad de Tarija fue sede[37]. El salón del Congreso estaba presidido por una gran gigantografia conteniendo retratos de Carlos Marx, Federico Engels, Lenín, Trotsky, el “Che” Guevara, Lechín, César Lora, Isaac Camacho, Federico Escóbar, Miguel Alandia, Artemio Camargo, Marcelo Quiroga Santa Cruz, Guillermo Lora y otros.

El documento es prácticamente el mismo del XXXI congreso minero donde se añade:

Critica al gobierno por las medidas adoptadas contra el pueblo como el gasolinazo, la negativa por parte de este a nacionalizar verdaderamente las minas e hidrocarburos, su postura demagógica en el conflicto del TIPNIS que muestra los objetivos claramente reformistas y pro-capitalistas del MAS; ello señala el documento, obliga a las direcciones sindicales recuperar la Independencia Política y luchar por un gobierno que tenga como objetivo fundamental la implantación del Socialismo.

El actual gobierno (señala el documento) se ufana de la bonanza económica que es producto de los altos precios de las materias primas. La economía y las finanzas públicas dependen cada vez más de los sectores extractivos, mientras se estanca la producción industrial y agropecuaria. En concreto la actual política económica se orientó a profundizar el patrón primario exportador, que tiene como consecuencia el debilitamiento y el abandono del sector interno de la economía, pues sigue siendo una economía dominada por el capital monopólico que aprovecha los recursos naturales nativos y la explotación de la fuerza de trabajo local, pero que realiza y acumula la plusvalía fuera de nuestras fronteras.

Nuevamente, se repite el libreto neoliberal de la liberalización de precios, privatización y fomento a la inversión extranjera para estabilizar la Macroeconomía y aplicar los ajustes estructurales, señala.

En otro punto, sobre la Cumbre Social auspiciada por el gobierno, se indica que es de claro tinte oficialista, en la que el empresariado privado es el principal protagonista. De entre las decenas de propuestas ninguna plantea la recuperación y la nacionalización de nuestros recursos naturales que se encuentran en manos de las trasnacionales, se indica.

El XV Congreso resolvió impulsar el Instrumento Político de los Trabajadores. Esta decisión, fue en base a las resoluciones del XXXI Congreso de la Federación de Trabajadores Mineros.

Juan Carlos Trujillo fue nombrado Secretario Ejecutivo, lo acompañan: José Luis Núñez y Jaime Núñez como asesores, Emigdio Izquierdo como secretario de Conflictos, Ariel Vergara como secretario de Defensa, José Luís Delgado (Integración y Desarrollo Regional), Hermo Pérez (Representante de Fabriles) como secretario general, Simeón Mamani (Representante Campesino), Jaime Quispe como secretario de Relaciones, Luís René Beltrán (Representante Ferroviario) y Oscar Tapia como secretario de Finanzas.

Siendo candidato Trujillo, señalo que el primer desafío es la reivindicación. “La COB tiene que volver a asumir ese rol importante en el país y debe ser contestataria, debe recobrar la credibilidad que como sector ha perdido; no podemos seguir parcializados con el Gobierno porque los trabajadores no hemos conseguido nada; ya está bueno que quieran comprar a la gente con una sede, un edificio o una cancha” dijo[38].

Trujillo ante la acusación de que era masista, respondió: “Juan Carlos Trujillo no es del Movimiento Al Socialismo, es trabajador minero de Huanuni y miembro de la Federación de Mineros de Bolivia, con la independencia política. Con ese sentimiento revolucionario lo vamos a demostrar en la historia y en el tiempo. Y quien nos va a juzgar será el pueblo y los trabajadores, si traicionamos”[39].

Ante la pregunta de un periodista, sobre la posible creación del instrumento político, contestó Trujillo: “Ya tenemos un lineamiento que está en el documento presentado por los mineros de Huanuni a través de la Federación de Mineros. Pensamos que hay las bases suficientes para crearlo, pero tiene que someterse a una socialización en los diferentes sectores mineros, petroleros, fabriles y otros sindicatos, para que sea realidad”. Esto es indudablemente así, ya que debe ser una construcción de los trabajadores. Sin embargo, también es necesario que los dirigentes lo impulsen y este fue el mandato del Congreso[40].

Según Javo Ferreira, Juan Trujillo y un sector importante de la dirección cobista propone un “partido como el PT de Lula” es decir, un partido reformista que les permita aprovechar el descontento obrero para negociar en mejores condiciones con el gobierno, y buscar pactos con el MAS, por lo que buscan borrar todo atisbo de independencia política de los trabajadores de los documentos y estatutos, impedir que se imponga la democracia obrera y marginar a las tendencias de “extrema izquierda”[41].

4.1.9. XV CONGRESO CENTRAL OBRERA DEPARTAMENTAL DE ORURO (INDEPENDENCIA POLTICA DEL GOBIERNO)

El XV Congreso de la COD de Oruro advirtió que los trabajadores “impulsan un cambio total en el país y no un cambio demagógico, como se pretende imponer desde el Gobierno”; la declaración fue emitida por el presidente del presídium del Congreso, Ever Choque. El ejecutivo saliente de la COD, Germán Chaparro, al presentar su informe de la gestión pasada, explicó que el sindicalismo del departamento de Oruro, “se encuentra en franca división, como consecuencia de las prebendas del Gobierno, que está destruyendo las organizaciones sindicales, pero a pesar de esa situación, la Central Obrera ha mantenido su independencia sindical y política”. En el congreso no participaron los dirigentes de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos (FSTUCB) ni de la Federación de Mujeres Bartolina Sisa[42].

El congreso concluyó con la elección de Vladimir Rodríguez[43] como ejecutivo de la COD, y sin mayores controversias, pues cuando se anunció la postulación de Germán Chaparro quien, luego de que Solares se fue a la COB, asumió la ejecutiva de la central obrera de Oruro, ésta no fue respaldada por los mineros, y retiró su participación. Tampoco hubo debate durante las plenarias, que se caracterizaron por gritar “aprobado” sin mayores observaciones, a todos los informes y resoluciones que se emitían[44].

Ante la elección de Rodríguez, el máximo representante de la COB, Juan Carlos Trujillo, pidió demostrar independencia ideológica y política en beneficio de los intereses y la unidad de los trabajadores. “Tenemos que proponer la gran marcha nacional, para decirle a este Gobierno que los trabajadores estamos unidos y decimos presente para defender nuestras conquistas. No engañemos ni traicionemos nuestros principios, porque consolidar la unidad de los trabajadores es un deber y obligación”, manifestó Trujillo[45].

Vladimir Rodríguez Hurtado, ejecutivo de la COD de Oruro, se encuentra en la lista de los procesados por el Gobierno Nacional, a causa de dinamitar del puente de Cahiwasi en mayo de 2013 durante las jornadas de lucha contra la Ley de pensiones.

5. PRIMER CONGRESO DEL PARTIDO DE LOS TRABAJADORES

En el Congreso convocado por la Central Obrera Boliviana, el 7 y 8 de marzo de 2013 en Huanuni, quedó constituido el Partido de los Trabajadores (PT), nombre que recibe el Instrumento Político de los Trabajadores (IPT) impulsado por la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) en su congreso de septiembre 2011, y que la COB ratificó en su Congreso de enero 2012. A La cabeza del flamante PT estaba Guido Mitma Crispín, minero de Huanuni.

El Congreso fundacional conto con la presencia de 1300 delegados y la aprobación del documento político del partido. Se conformó una comisión transitoria para preparar los documentos de cara a la inscripción del PT en la corte electoral. De acuerdo al informe de acreditaciones, sobre 65 organizaciones convocadas concurrieron 31 de las mismas.

Estuvieron también presentes distintas organizaciones de izquierda como: Alternativa Revolucionaria del Pueblo (que incluye a La Protesta, organización de la Unidad Internacional de los Trabajadores Cuarta Internacional UIT-CI, morenistas), Alternativa Socialista Revolucionaria ASR (vinculada internacionalmente a la Comité por una Internacional de los Trabajadores CIT), Lucha Socialista (Liga Internacional de los Trabajadores Cuarta Internacional LIT-CI), Liga Obrera Revolucionaria Cuarta Internacional vinculada internacionalmente LOR-CI ( vinculada al PTS de Argentina), el Movimiento Socialista de los Trabajadores MST, también fueron reconocidos 2 delegados del Centro de Estudios Cesar Lora (que se anotaron como pertenecientes al Partido Obrero Revolucionario POR).

Estuvieron ausentes el POR (Sección boliviana de la CERCI, Comité de Enlace por la Reconstrucción de la Cuarta Internacional) y el PCB (Partido Comunista de Bolivia) que fue excluido por ser parte del Gobierno.

5.1. DOCUMENTO POLITICO Y DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

DOCUMENTO POLITICO

La aprobación del “Documento político y declaración de principios del Partido de los trabajadores P.T.” y el “Estatuto Orgánico del Partido de los Trabajadores” dan fe de que no se trata de un simple cuestionamiento a políticas de gobierno, sino reflejan una indeclinable voluntad de contar con una nueva organización política de las y los trabajadores[46].

Sobre el actual gobierno, el documento señala que: paradójicamente a lo que en apariencia e representa, no es sino una organización política absolutamente contraria a lo que muchos han creído; las bases de sustentación campesinos, cocaleros y cooperativistas mineros son simplemente artificiales porque están engañados por sus dirigentes oficialistas que ya son parte de una nueva y naciente burguesía. El actual gobierno, continúa el documento, se ufana de la bonanza económica que es producto de los altos precios de las materias primas.

La economía y las finanzas públicas dependen cada vez más de los sectores extractivos, mientras se estanca la producción industrial y agropecuaria. En concreto la actual política económica se orientó a profundizar el patrón primario exportador, que tiene como consecuencia el debilitamiento y el abandono del sector interno de la economía, pues sigue siendo una economía dominada por el capital monopólico que aprovecha los recursos naturales nativos y la explotación de la fuerza de trabajo local, pero que realiza y acumula la plusvalía fuera de nuestras fronteras. Nuevamente se repite el libreto neoliberal de la liberalización de precios, privatización y fomento a la inversión extranjera para estabilizar la Macroeconomía y aplicar los ajustes estructurales[47].

“El nacionalismo, el reformismo burgués o pequeño-burgués y ahora el reformismo indigenista busca consumar asumiendo poses populistas una serie de reformas estructurales, o sea, pretende superar las formas de producción atrasadas y dominadas con el modelo exportador de materias primas con la finalidad primordial de desarrollar el país, abrir campo a las inversiones foráneas (al capital financiero) y mantener indefinidamente el régimen capitalista que, en nuestro caso significa imponernos la condición de simples productores de materias primas para el mercado mundial” [48].

“El desarrollismo en el marco de los intereses capitalistas e imperialistas, los programas de nacionalizaciones a medias y los tímidos intentos de planificar algunos sectores de la economía no tienen más que ese sentido.” “Las masas oprimidas en el país tenemos claramente identificados a nuestros enemigos: las transnacionales saqueadoras (imperialismo), los latifundistas, los grandes empresarios vende-patrias, los politiqueros de los partidos burgueses tradicionales, pero esta claridad de visión se ha visto en la última época ofuscada por la labor confusionista del reformismo masista, que se empeñó en sembrar ilusiones sobre la posibilidad de transformar el país (refundar Bolivia), acabar con el hambre, la miseria, la desocupación, la discriminación social y racial, etc, a partir de reformas jurídicas al aparato del Estado Burgués sin tocar para nada el basamento económico sobre el que se asienta la opresión imperialista y la explotación burguesa. Las medidas adoptadas contra el pueblo como el gasolinazo, su negativa a nacionalizar verdaderamente las minas e hidrocarburos, su postura demagógica en el conflicto del TIPNIS muestra los objetivos claramente reformistas y pro capitalistas del MAS”.

“El actual gobierno, paradójicamente a lo que aparentemente representa, no es sino una organización política absolutamente contraria a lo que muchos han creído, que avanzaba al socialismo, a la igualdad de oportunidades y el desarrollo equilibrado. Juan Evo Morales Ayma como Presidente del país ha venido permanentemente empleando el resurgimiento cultural andino indigenista como arma ideológica para manipular el sentimiento de la mayoría indígena y campesina del País, para este cometido, no ha dudado sin el menor escrúpulo en echar mano de todas las tradiciones y costumbres indígenas, al servicio del Capital. El MAS es antagónico a los intereses de las mayorías nacionales e indígenas que demagógicamente dice y pretende representar”[49].

El documento asume que “en las jornadas de octubre de 2003 la perspectiva socialista que los obreros levantamos como nuestra estrategia, estuvo ausente, razón por la cual la demanda de las masas se frustró y acabó encumbrando a gobiernos populistas y reformistas”[50].

El actual proyecto político del MAS no sería sino o una reedición renovada del fracasado y viejo nacionalismo revolucionario que neciamente intenta propiciar un modelo capitalista de economía mixta de mercado con las multinacionales extranjeras en asociación con empresas estatales y capitalistas nacionales privados y cooperativistas mineros. La articulación de esta triple alianza excluye cualquier cambio en la propiedad y en las relaciones sociales de producción[51].

Sobre la lucha de clases, el documento rechaza la prédica de la conciliación de clases y de la “paz social”, por ser contraria a su aspiración de conquistar el poder. La lucha de clases en un país atrasado como el nuestro, no niega la posibilidad de la alianza entre clases no antagónicas, hecho que nada tiene que ver con la política reformista del colaboracionismo[52].

DECLARACION DE PRINCIPIOS

Entre otros citaremos:

– El principio rector del PT es la lucha de clases.

– Encabezar la lucha decidida y combativa para aplastar al sistema capitalista vigente, discriminatorio, excluyente e injusto y remplazarlo por la Sociedad Socialista.

– Independencia Política del sistema Capitalista y sus instituciones de dominación. Este principio garantiza evitar que los afiliados al PT sean arrastrados al colaboracionismo con los enemigos de clase (clase económicamente dominante).

– Se afirma como principio insoslayable la defensa y la garantía de los derechos democráticos nacionales y culturales de los pueblos originarios.

5.2. VÍAS Y MÉTODOS DE LA ESTRATEGIA

Son vías y métodos de la estrategia:

La Movilización insurreccional, En este sentido y basados en la experiencia histórica de lucha del pueblo boliviano, afirmamos con nitidez la vía insurreccional como método principal para llegar al poder revolucionario, teniendo como componentes formas de lucha que son aplicadas en el momento y lugar apropiado. En este marco el arsenal de los movimientos sociales y sindicales es amplio, donde por ejemplo, se contempla la toma de instituciones, territorios estratégicos así como la Huelga General, bloqueos, marchas, movilizaciones y diversas formas de lucha que deriven en verdaderas insurrecciones a las que debemos convertir en revolución triunfante[53].

El PT toma como justificativo lo que la “Tesis de Pulacayo” afirma y sostiene en su capítulo octavo lo que sigue: “Reivindicamos el lugar de preeminencia que corresponde entre otros métodos de lucha proletaria a la acción directa de masas… etapa de ascenso del movimiento obrero y dentro de esto la Huelga y la Ocupación de minas. En lo posible evitemos la Huelga por motivos insignificantes a fin de no debilitar nuestras fuerzas. Superemos la etapa de huelgas locales. Las huelgas aisladas permiten a la burguesía concentrar su atención y sus fuerzas en un solo punto. Toda huelga debe nacer con la intención de convertirse en general. Algo más, una huelga de mineros debe extenderse a otros sectores proletarios y la clase media. Las huelgas con ocupación de minas están en la orden del día. Los huelguistas desde el primer momento deben comprobar los puntos clave de la mina y sobre todo los depósitos explosivos[54]

Sobre la lucha parlamentaria se puntea que esta es importante, pero en los momentos de ascenso del movimiento revolucionario adquiere un carácter secundario. El parlamentarismo para jugar un papel trascendental debe subordinarse a la acción directa de las masas. En los momentos de reflujo, cuando las masas abandonan la lucha y la burguesía se apropia de los puestos que aquellas han dejado, puede el parlamentarismo colocarse en primer plano. De un modo general, el parlamento burgués no resuelve el problema fundamental de nuestra época: el destino de la propiedad privada. Tal destino será señalado por los trabajadores en las calles. Si bien no negamos la lucha parlamentaria, la sometemos a determinadas a condiciones. Debemos llevar al parlamento a elementos revolucionarios probados que se identifiquen con nuestra conducta sindical. El Parlamento debe ser convertido en Tribuna Revolucionaria. Sabemos que nuestros representantes serán una minoría pero también que se encargarán de desenmascarar desde el seno mismo de las cámaras las maniobras de la burguesía. Y sobre todo, la lucha parlamentaria debe estar ligada a la acción directa de las masas[55].

5.3. SOBRE EL SINDICALISMO, EL PROGRAMA MINIMO Y LA REPRESENTACION POLITICA

Se señala que están equivocados aquellos que sostienen que las organizaciones sindicales deben limitarse a jugar el papel de sindicatos amarillos, es decir, circunscritos a la lucha puramente económica. Sin abandonar la brega por el aumento del pan cotidiano, los trabajadores debemos intervenir en la vida política del país en nuestra condición de vanguardia revolucionaria[56].

PROGRAMA MINIMO[57]

Entre otros:

– Nacionalización de las transnacionales hidrocarburíferas sin indemnización y su inmediata industrialización, bajo el control de los trabajadores y el pueblo.

– Nacionalización de las transnacionales mineras sin indemnización y planificada con los sindicatos, garantizando la estabilidad laboral, respeto a las categorías salariales, conquistas sociales y continuidad ininterrumpida de los trabajadores.

– Transformación de las cooperativas mineras en empresas estatales para el beneficio del interés nacional.

– Monopolio estatal del comercio exterior para impulsar un plan de desarrollo económico nacional, que basándose en la planificación económica, viabilice la industrialización nacional.

– Banca estatal Única controlada por los trabajadores para terminar con el enriquecimiento del sector bancario y financiero que han multiplicado sus utilidades 30 veces en los últimos 5 años.

– Hacer respetar los principios del Código de Seguridad Social, con el aporte de la tripartito (aporte estatal, patronal y laboral), bajo administración y control de los trabajadores y trabajadoras.

– El Sistema Universitario debe orientar el estudio, diagnóstico y solución integral de todos los problemas regionales y nacionales. Poner al Sistema universitario al servicio de los trabajadores y pueblo y debe ligarse a la lucha revolucionaria del pueblo boliviano. Impulsar la Revolución Universitaria en todo el Sistema, desterrando las roscas y discriminaciones.

– No a ley Abelino Siñani, que transfiere la responsabilidad de la educación a los gobiernos Departamentales y Municipales, conserva el carácter discriminador de la educación capitalista. No a la profesión libre.

REPRESENTACION POLITICA[58]

De acuerdo al Estatuto Orgánico del PT el Congreso Nacional es su máxima instancia orgánica.

El congreso nacional del PT tiene la siguiente representación:

– 46% de proletariado y trabajadores y trabajadoras de producción.

– 35% de trabajadores y trabajadoras de servicios (maestros, salud, bancarios, trabajadoras del hogar), de la clase media empobrecida y direcciones intermedias departamentales, municipales y regionales del P.T.

– 10% de campesinos e indígenas.

– 9% a las organizaciones políticas revolucionarias que sean parte orgánica del P.T., juntas vecinales, y otras.

El Primer Congreso no eligió a la Dirección Nacional y en su remplazo nombró una Comisión Política, se argumenta que se optó por ello en razón a diversas circunstancias, entre ellas la necesidad de adecuar los documentos del PT y la estructura partidaria a las exigencias de la Ley de Partidos Políticos, en mayo de 2013 dicha comisión presento la publicación para la discusión del II congreso del PT.

5.4. COMISIÓN POLITICA DEL PARTIDO DE LOS TRABAJADORES

Al documento presentado por la comisión política en mayo de 2013 se hicieron varias críticas entre ellas se señala que:

– El congreso fundacional realizado en Huanuni, ha mandado adecuar los documentos aprobados a las leyes vigentes referidas a partidos políticos para la legalización del Partido. No autorizó cambiar el contenido del mismo.

– La Declaración de principios y el Programa de Gobierno para las elecciones 2014, presentados por la mayoría de la Comisión Política, modifica completamente el contenido del documento original, resultando contrario a lo aprobado en el Congreso de Huanuni, dejando a éste como “tesis histórica” y no como documento fundamental con el cual el PT realiza su lucha cotidiana.

– En tanto que los documentos de la Comisión política sustituyen al documento original deben ser rechazados, si no lo remplaza y sólo se utilizan para la legalización deben ser reformulados sin romper con los principios y el programa original ya que la Ley no exige hacerlo.

Se señala por ejemplo que respecto al derecho a formar dentro del partido grupos de opinión, tendencia y fracción, la Comisión Política ha quitado ese derecho democrático, sin que la Ley obligue a ello, por lo que se debe mantener tal cual está en el Estatuto Original[59].

En lo referente a la lo métodos de lucha se denuncia que el capítulo décimo tercero de la comisión política deja de lado la lucha revolucionaria concentrándose en la lucha parlamentaria[60].

En la redacción del documento de la comisión política ni en la declaración de principios ni en estatuto orgánico no aparece el concepto “lucha de clases”[61].

El punto referido a las relaciones con otros partidos o frentes (alianza fusión) es el mismo tanto en el estatuto del congreso de Huanuni y en el documento de la comisión política[62].

En el documento de Huanuni, no se estipula ningún artículo sobre la designación de candidatos, sobre el mismo punto, la comisión política considera en todo un capitulo (XV) la designación de candidatos públicos y la conformación de brigadas legislativas[63].

En la protocolización del documento esta rotulado, entre otros:

– El Partido de los Trabajadores (PT) se declara respetuoso de la actual C.P.E., en particular de los derechos fundamentales reconocidos en ella, y lo hace sin renuncia alguna a postular su reforma, es también respetuoso del sistema legal boliviano a estricto apego a que sus normas no contravengan los mandatos de la constitución y los mandatos de los derechos humanos.

– El principio rector del partido de los trabajadores, con la alianza de las naciones originarias andino amazónicas y las clases medias empobrecidas, es la lucha de clases.

– La independencia Política del sistema Capitalista y sus instituciones de dominación. Este principio garantiza evitar que los afiliados al PT sean arrastrados al colaboracionismo con los enemigos de clase (clase económicamente dominante).

El texto protocolizado de la declaración de principios del PT no diferencia los límites entre los conceptos ideológicos burgueses (humanismo, derechos humanos) con los conceptos del marxismo científico (lucha de clases fundamentalmente) para adecuar un conjunto de elementos que en vez de acercarlos a una política revolucionaria proletaria, lo lleva a una política reformista típica de la socialdemocracia que busca confundir a la clase obrera.

6. SEGUNDO CONGRESO DEL PT

Entre el 28 y 29 de junio de 2013 en la ciudad de Oruro se llevó a cabo el segundo congreso del Partido de los Trabajadores impulsado por los sindicatos y federaciones sindicales, con el objetivo de elegir a la dirección Nacional y rediscutir los documentos a ser presentados a la corte electoral plurinacional. Participaron más de 300 delegados, la mitad mineros, quienes ratificaron los documentos aprobados en Huanuni, y se nombró una nueva dirección transitoria ampliando la Comisión Política elegida en el congreso de Huanuni, con la incorporación de 9 compañeros y compañeras, entre ellos Jaime Solares de la COB y ante la renuncia de Guido Mitma, se eligió como presidente de la nueva dirección a Mario Martínez de Huanuni.

La inauguración del 2º Congreso fue un contraste en comparación con el 1º celebrado en Huanuni. De 1.300 delegados se pasó a casi 300. Entre las principales causas se encuentran el auto-boicot constante de los principales dirigentes de la COB, que no solo no asistieron al Congreso (estaban en reunión con el gobierno sobre la ley de pensiones), sino que hicieron todo lo posible por ocultar al PT durante las importantes luchas obreras del mes de mayo. La otra parte de la responsabilidad fue de la comisión transitoria (comisión política) elegida en Huanuni, ya que era la encargada de llevar adelante la convocatoria para masificar el 2º Congreso y hacer una fuerte campaña para sacar al partido de la clandestinidad. Nada de eso hicieron durante los más de 3 meses que hubo entre el primer y segundo Congreso. En su lugar se dedicaron a elaborar un nuevo documento totalmente contrario a los aprobados en Huanuni.

El centro de la discusión en el 2º Congreso giró en torno a los documentos presentados por la comisión transitoria y los aprobados en Huanuni por más de 1.300 delegados. La importancia del debate fue porque en el fondo se debatían dos proyectos de partido. Por un lado un PT con un programa anti-capitalista y revolucionario defendido por los delegados de base de Huanuni y las organizaciones de izquierda, y por otro un PT reformista y pro-capitalista defendido por la mayoría de la comisión política a la cabeza de Rodríguez y guido Mitma[64]. Este último sector es apoyado por la burocracia de Cochabamba a la cabeza de Mario Céspedes[65] que busca hacer del PT un partido reformista y con una ideología socialdemócrata.

La ausencia del Comité Ejecutivo Nacional CEN de la COB (a excepción de Jaime Solares) fue el indicio patente de boicotear el fortalecimiento del PT; a su vez, la fuerte lucha entre diferentes organizaciones políticas al interior del PT política sobre el documento el elaborado por la comisión política mostraba un sector claramente electorero.

7. EL MAS Y LA COOPTACION DE LA COB

La cooptación implica la inclusión de dirigentes sindicales otrora opositores, su objetivo es que estos dejen de plantar sus demandas y protestas o que solo puedan efectuar parte de sus planteamientos; pero ya bajo el control y mando del gobierno; ello implica, al mismo tiempo, la debilitación de la organización y de las fuerzas que ellos abandonan.

Según Gonzales Casanova, la aparición y especificación del concepto cooptación se da desde el pensamiento crítico clásico, hasta el emergente en el nuevo milenio. Ya Marx habla de “reclutamiento de cuadros por la burguesía”, Lenin se refiere al surgimiento de lo que llama “una aristocracia obrera”. Él mismo y Rosa Luxemburgo critican como “revisionistas” y “oportunistas” a Bernstein y a otros ideólogos de la socialdemocracia reformista, que encabezan una cooptación en gran escala de “sectores” importantes de los trabajadores[66].

La Cooptación viola la cohesión y la homogeneidad necesarias para que los trabajadores logren sus fines; la cooptación implica asimilación; ambos conceptos requieren ser consideradas en sus tendencias y contradicciones para comprender la lucha anticapitalistas.

La asimilación implica manipulación, la cooptación es el acto por el que se neutraliza o gana a una organización mediante su asimilación a un grupo establecido o una cultura dominante a un sentido común dominante. Más allá de la etimología, el concepto de cooptación se usa para denotar asimilación para un “nuevo propósito”. Para Gonzales Casanova, en política, el uso de estos términos por las organizaciones democráticas liberadoras y socialistas tiende a identificarlos con negociaciones, acuerdos y tomas de posición que son identificados con actos de traición o corrupción, propios de “traidores”, de “vendidos”, de “domesticados” y de “renegados”, que se pliegan a las políticas de mediación y mediatización del sistema, régimen o poder que busca seguir dominando[67].

“La domesticación, corrupción y colusión con los opositores de los partidos políticos y las organizaciones laboristas adquiere características parecidas en el centro y la periferia del mundo. La antigua oposición antiimperialista, socialista, comunista, muestra una rara capacidad para hacer suyas las ideas neoliberales. Las convierte en reflejos condicionados. Muchos antiguos políticos de izquierda participan en la inmensa corrupción y represión de sus traicionados conciudadanos, y actúan abiertamente contra los mismos trabajadores y pueblos a los que encabezaban. Entre penosas racionalizaciones apoyan activa o pasivamente la entrega de los derechos y recursos sociales y nacionales. La izquierda cooptada y asimilada llega a ser una izquierda coludida. Forma parte principal del actual proyecto de acumulación primitiva, privatizadora, desnacionalizadora y represiva, desestructuradora del Estado Social y Nacional. Comparte activa y agresivamente las políticas de “desregulación” de los derechos de los trabajadores y de los pueblos, así como las políticas de terror y genocidio, éstas en su sentido económico, psicológico y biológico.”[68].

En agosto de 2013, el Viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada aseguró ante los medios de comunicación que la COB ha determinado sumarse a la Coordinadora Nacional para el Cambio (CONALCAM) acercándose así a las políticas del Gobierno de Evo Morales. “Si bien la COB no ha firmado institucionalmente una adhesión a CONALCAM, en los últimos días se han sumado “compañeros fabriles y mineros” de la COB, estas personas han superado la visión de los sectores ‘ultra izquierdistas’ que califican erróneamente al gobierno de Evo Morales de pro imperialista”. Rada destacó que la CONALCAM es un “referente obligado” de la política boliviana por su labor en la Cumbre Antiimperialista que se realizó en la ciudad de Cochabamba[69]. Juan Carlos Trujillo asistió a la mencionada cumbre como representante de la COB[70].

El Secretario de Empleo y Desocupación de la COB, Silverio Paucara, expresó ya días antes de la mencionada cumbre que “Los trabajadores expresamos nuestro respaldo a los presidentes del ALBA, nosotros somos parte de este proceso de cambio, y en este encuentro de los presidentes se tiene que fortalecer la democracia en América Latina”, agregó, asu vez, que una delegación de dirigentes de la COB viajará a Cochabamba a la cabeza de Juan Carlos Trujillo[71].

El viernes 4 de octubre de 2013, durante la visita del presidente ecuatoriano Rafael Correa a Ivirgarzama y a propósito de la asistencia de Trujillo, Morales pidió unidad a las organizaciones sociales frente a los sectores sociales disidentes a su Gobierno. “Aprovechando la presencia de los compañeros mineros, cooperativistas mineros, transportistas, la Central Obrera Boliviana (COB), no podemos equivocarnos, los trabajadores, los obreros, no debemos ser instrumentos del imperio, menos de las oligarquías, como hay en otros departamentos, no pueden ser instrumento de la derecha”, dijo el gobernante[72].

7.1 ARREMETIDA AL SINDICATO MIXTO DE TRABAJADORES MINEROS DE HUANUNI

Luego de la suspensión de la huelga (contra la Ley de Pensiones) por parte de Carlos Trujillo y del retorno de los trabajadores mineros a su distrito, el gobierno lanzó su contraofensiva basada en el procesamiento de 22 mineros de Huanuni acusados de destruir el puente de Caihuasi[73]; a su vez, la Contraloría General de la República al revisar las cuentas de la Empresa Minera Huanuni (EMH) amenaza el control obrero colectivo, sosteniendo que hay un estrangulamiento financiero a la empresa. Todo esto tuvo el efecto de provocar temor en los trabajadores donde un importante sector vio en este ataque una amenaza a la estabilidad laboral y a la viabilidad del yacimiento que necesita importantes inversiones en exploración y prospección minera en busca de aumentar las reservas del yacimiento.

La campaña gubernamental contra los trabajadores mineros (dependientes de la COMIBOL) llegó al punto de plantear la necesidad de la cooperativización como único mecanismo ante la caída de rentabilidad de la empresa. Una importante campaña de rumores sobre la eventual quiebra de la Empresa Minera Huanuni EMH y su entrega a las cooperativas sostenida por declaraciones de viceministros y por parte de viejos dirigentes privatizadores como Hugo Pereyra, o Pedro Montes, ex ejecutivo de la COB y operador del MAS, condujeron a una situación de aislamiento de la vanguardia y desorganización de las filas obreras a causa de la confusión y el temor provocado[74].

Como parte de este ataque, el gobierno logró un punto de apoyo al provocar la división de los trabajadores quienes empiezan a ver en el sindicato y al PT como la causa de este ataque. Así, provocaron la renuncia de los tres primeros dirigentes y la convocatoria a elecciones sindicales.

Las elecciones del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Minera Huanuni[75], adelantadas para el 11 de octubre debido a la renuncia de los tres principales dirigentes que fueron elegidos en febrero y debían cumplir su gestión en enero del 2014.

Los candidatos Pedro Montes Gonzales, Edgar Gutiérrez y Juan Carlos Achaya del frente B.R.U.S. ganaron las elecciones Sindicales en Huanuni con el 61%, seguido por el Frente F.A.S. de Javier Canchari, VitalianoVillca, Elías Colque Vásquez con el 25% y finalmente el Frente M.A.S. De Santos Ramírez Yucra (ex dirigente cooperativista), Leandro Villca Condori y Raúl Choquecallata Yucra con el 5% de Votos[76].

El 31 de octubre de 2014 el presidente Morales, en el acto de homenaje a la nacionalización de las minas de 1952 y de posesión de Pedro Montes como nuevo ejecutivo del sindicato de Huanuni, Morales defendió a los dirigentes burócratas, entre ellos al nuevo ejecutivo del sindicato y los dirigentes de la FSTMB y la COB señalando que “(…) los dirigentes , que son acusados por los trabajadores de base de ser ‘llunkus de Evo’, son ‘responsables con la empresa y con el proceso de cambio”, fustigó a los que critican a Evo y su gobierno tildándoles de enemigos del pueblo, de “llunkus de Goni, Tuto y el imperialismo. Advirtió inclusive a los periodistas de la Radio Nacional de Huanuni que algún día “les va a doler” por las críticas que le hacen a diario con falsos argumentos y que él se informa de quienes se trata haciéndoles seguimiento[77]. Todo el discurso del presidente tuvo el tono de amenaza velada, con insinuaciones sobre el peligro que correrían los trabajadores si no se alinean con el proceso de cambio, es decir, si no se someten a una mayor explotación para sostener al gobierno, disciplinados y en silencio[78].

El Ex Ejecutivo de la C.O.B. Pedro Montes Gonzales con el brazo izquierdo levantado y el puño cerrado juramento al cargo de Secretario General del S.M.T.M.H. y en sus primeras palabras agradeció a todos los trabajadores de Huanuni por el apoyo recibido Dijo “que desde ahora el presidente del estado plurinacional Juan Evo Morales Ayma se convierte en un comandante del país, junto con el vamos abrir más el camino de desarrollo”, señalo[79].

Siete años antes, a tiempo de ser elegido en 2006 ejecutivo de la COB Montes era enfático al asegurar que el cogobierno de la COB y el MAS no es una opción que será considerada durante su mandato, pues el ente sindical precisa independencia. “Los dirigentes deben dar una orientación que permita respetar la estructura clasista y los principios de la COB[80]

En julio de 2014 Pedro Montes fue inscrito como tercer candidato a senador por Oruro, La promesa que había recibido Montes no se cumplió y causó el disgusto del sector minero estatal que ve como los cooperativistas tienen una mayor representación[81].

Huanuni hoy ha bajado su ritmo productivo y la cotización del estaño no es de las mejores, motivo por el cual los mineros han renuncian al aumento salarial del 10 por ciento y al incremento del 20% a la masa salarial, en tanto se nivele la producción y mejore la economía del importante centro minero de la minería estatal[82].

Actualmente en Huanuni se produce entre 900 a 1.000 toneladas métricas de estaño fino y se espera la habilitación del nuevo ingenio que permitirá subir la producción hasta 3.000 toneladas de estaño al día[83]. El avance de obras en la habilitación del nuevo ingenio está en más del 93% a cargo de la empresa china Vicstar, que anticipa la realización de las primeras pruebas de trabajo en el mes de julio[84]. Todo este proceso que vislumbra una mejoría en la producción de estaño se destinará a la Metalúrgica de Vinto, especialmente para cubrir la demanda del nuevo horno Ausmelt[85],

En la gestión 2013 La Empresa Minera Huanuni generó una utilidad cercana al millón de $us, mientras que con menos de la mitad de trabajadores la otra mina estatal, Colquiri en el distrito de La Paz produjo una utilidad de 21 millones de dólares, asegura el gobierno[86].

Al primer trimestre de 2014 en Huanuni ha bajado la producción, de lo proyectado en un 100% se tiene un 68% de producción que es cerca de 250 TMF de lo que se había proyectado entre 750 TMF y 800 TMF, porque cada mes tiene su propia variable. Ante esa situación el Gobierno anunció otorgar un fideicomiso de 50 millones dólares para la compra de equipos y tecnología que aumenten la producción, dijo el ministro de Minería, lo que se traduciría en el tratamiento de 3 mil toneladas de estaño por día. El objetivo del fideicomiso además es el de mejorar la productividad en Huanuni, tener mejores niveles de rendimiento, terminar la construcción del ingenio, construir el dique de colas (con $us 15 millones) y que este sea el principal proveedor para el horno de fundición de Vinto[87].

Se proyecta una inversión de 15 millones de dólares para la provisión del dique de colas porque no se justifica un ingenio de 3 mil toneladas por día si no tenemos un dique de colas señalo el ministro Navarro[88].

Los indicadores de eficiencia del Ministerio de Minería y Metalurgia (MMM) establecen que por cada trabajador debe procesarse una tonelada (t) de mineral al día. Huanuni tiene 4.800 trabajadores y, por lo tanto, debería procesar similar volumen de mineral, pero el ingenio de la empresa procesa sólo 1.200 toneladas, explicó.[89]

7.2. DIRIGENTES DE LA COB ENTIERRAN AL PT (AMPLIADO NACIONAL COB DECIDE APOYAR AL MAS)

El ampliado de la COB realizado en la ciudad de Santa Cruz entre el 21 y 22 de noviembre finalizando con resoluciones y la denominada “Declaración de Santa Cruz”.

En un principio se señaló, que la Central Obrera Boliviana se reuniría en ampliado nacional este 21 y 22 de noviembre en la capital oriental para analizar el incremento salarial para la gestión 2014[90].

Resoluciones del ampliado nacional del 21 y 22 de noviembre[91]:

Las resoluciones tiene una introducción donde se indica que:

“Ante la actual situación política que vive Bolivia, cuando la derecha con miras a las próximas elecciones pretende retomar el poder re-articulando a dirigentes políticos que en el pasado saquearon el país apropiándose y regalando nuestras riquezas; las trabajadoras y trabajadores proclamamos que nuestra misión histórica fue siempre aplastar al capitalismo y a sus sirvientes nativos”.

“Proclamamos, continúan, que nuestra misión es la lucha por el socialismo. La clase trabajadora del país cumpliendo su rol histórico debe defender, reencaminar, fortalecer, y profundizar el proceso de cambio forjado con sangre y lucha del pueblo boliviano acción que debe desarrollarse bajo una “agenda programática” responsable que permita a la clase trabajadora ser parte en la toma de decisiones conjuntas y no permitir bajo ninguna circunstancia el retorno de la derecha al poder”.

Los términos de la agenda programática a corto, mediano y largo plazo bajo pilares fundamentales en el orden político, económico, productivo, social, sería elaborada por el CEN de la COB para luego ser considerada con los sectores afiliados a la entidad matriz. Para el efecto el Ampliado Nacional aprobó el documento denominado “LA DECLARACIÓN DE SANTA CRUZ DE LA SIERRA” que perfila los fundamentos y objetivos de la histórica determinación asumida.

El ampliado aprueba, entre otras, las siguientes resoluciones:

– Exigencia y pedido de liberación del proceso penal a las y los compañeros cautelados de la COD Oruro, producto del conflicto por la Ley de pensiones.

– Suspender a partir de enero 2014 todo congreso de la Central Obrera Boliviana, Confederaciones, Federaciones Nacionales, CODs y CORs hasta la realización del próximo Congreso Nacional

– Apoyar de manera efectiva la aplicación del Decreto Supremo 1802 que instituye el pago del Segundo Aguinaldo denominado “Esfuerzo por Bolivia”, por constituirse en una medida social única en la historia del movimiento obrero que reconoce y retribuye el esfuerzo y aporte de la clase trabajadora al crecimiento económico del país y rechazar la falsa campaña de crear caos haciendo anuncios de posible inflación realizado por algunos malos empresarios y resabios del neoliberalismo aglutinados en partidos de oposición, ya que la medida resulta ser una inyección a la economía del país respaldado por el crecimiento sostenido de la economía del país.

Aparte de esta resolución, hay 7 resoluciones más. La primera vinculada a problemas en Inti Raymi, la segunda referida a la Caja Nacional de Salud (CNS), la cuarta referida a la administración de asignaciones familiares.

RESOLUCIÓN NO 3:

– Artículo 1.- Apoyar de manera efectiva la aplicación del Decreto Supremo 1802 que instituye el pago del Segundo Aguinaldo denominado “Esfuerzo por Bolivia”, por constituirse en una medida social única en la historia del movimiento obrero que reconoce y retribuye el esfuerzo y aporte de la clase trabajadora al crecimiento económico del país.

– RESOLUCIÓN No. 5

– Artículo 1.- Exigir la inmediata disolución del proceso penal seguido a los compañeros de la COD Oruro a la cabeza del compañero Vladimir Rodríguez porque vulnera la libertad sindical.

RESOLUCIÓN No. 6

– En su parte considerativa prescribe Que: Ante la rearticulación de la derecha que intenta tomar el poder nuevamente en las próximas elecciones, la clase trabajadora no puede poner en riesgo el proceso de transformación del país, siendo necesario tomar determinaciones para defender, reencaminar, fortalecer y profundizar el cambio en nuestro país, impidiendo por sobre todas las cosas el retorno de la derecha.

Que en ese marco y la coyuntura actual eleccionaria que estamos atravesando con miras a las elecciones nacionales de diciembre de 2014, el Ampliado Nacional establece que no es conveniente ni prudente exponer a las directivas de las organizaciones sindicales afiliadas a la C.O.B. tanto del CEN de la Organización Matriz de la clase trabajadora, Confederaciones, Federaciones Nacionales, Centrales Obreras departamentales y Centrales Obreras Regionales, dejando a merced de quienes quieren tomar estas direcciones con intereses ajenos a los de la clase trabajadora.

RESUELVE:

– Artículo 1.- Suspender a partir del 01 de Enero de 2014 todo Congreso Ordinario donde se elige directorios tanto del Comité Ejecutivo Nacional de la Central Obrera Boliviana; CEN de las Confederaciones, CEN de Federaciones Nacionales, CED de Centrales Obreras Departamentales y CER de Centrales Obreras Regionales hasta la realización del Congreso Nacional Ordinario de la COB Posterior a las Elecciones Nacionales[92].

7.3. DECLARACION DE SANTA CRUZ DE LA SIERRA[93]

El documento en su parte más saliente destaca:

Los trabajadores proclamamos que nuestra misión histórica en el presente momento es aplastar al imperialismo y a sus sirvientes nativos. Proclamamos que nuestra misión es la lucha por el socialismo. Proclamamos que el proletariado es el núcleo revolucionario por excelencia de los trabajadores bolivianos Asumimos el papel dirigente de la revolución como genuinos representantes de los intereses nacionales. “La alianza de obreros y campesinos con la gente pobre de las ciudades y con todas las fuerzas antiimperialistas es la garantía de la victoria (Tesis socialista La Paz, mayo de 1970). Luego de grandiosas batallas, con el pueblo en las calles espontáneamente sin dirección ni conducción política, se consiguió la convocatoria a elecciones generales. Es visible que la conciencia anti neoliberal debido a desastrosos resultados económicos y sociales por la aplicación del modelo, hicieron que este haga aguas por todos lados. En esas circunstancias el pueblo encontró en el c. Evo Morales la posibilidad del cambio y la transformación progresista del país. El MAS sin ideología definida, sin principios científicamente formulados de composición social amorfa e ideológicamente heterogénea, – sostenido por los movimientos sociales – recibe el espaldarazo popular y obtiene el 54% de los votos.

En consecuencia, las base social, fuente y origen de la victoria del MAS es el conjunto del pueblo, pero además, es la expresión de la actitud anti neoliberal, anticapitalista y antiimperialista que quiere transformación de la sociedad boliviana y la superación de la discriminación, la exclusión social, económica y política. Hoy, en estas circunstancias el imperialismo más sus lacayos y partidos de derecha, intentan terminar con el proceso de cambio, apelando a la mentira y la especulación intentando confundir a los trabajadores y al pueblo boliviano. Sólo la conciencia y la memoria histórica de la clase trabajadora impedirán la ejecución de este propósito oligárquico.

Tampoco debemos caer en la actitud reticente y abiertamente opositora como lo hicieron la ultraizquierda y el lechinismo con el gobierno de la UDP. En aquellas circunstancias los trotskistas levantaron sus falsas concepciones de la independencia sindical para obstruir sistemáticamente, junto a Lechín la integración orgánica del movimiento obrero a una acción concertada con el gobierno de la UDP.

Por las acciones del pueblo boliviano y la clase trabajadora a partir del 17 de octubre del 2003 en nuestro país se marca el fin de los gobiernos del sistema explotador capitalista neoliberal y el inicio de un proceso de cambio es fruto de la lucha del pueblo boliviano y sangre de los que ofrendaron sus vidas en defensa de los recursos naturales. Proceso que es propiedad de todo un pueblo que aposto por un cambio el mismo que la clase trabajadora debe defenderla.

“Por lo tanto declaramos y planteamos una alianza (obreros y clase media) de la COB con el actual gobierno para defender, garantizar, fortalecer y profundizar el proceso, evitando una des acumulación y retroceso, alianza sobre la base de la aplicación de un programa mínimo claramente formulado y fundamentado. Simultáneamente, tiene que entenderse que la única manera de garantizar la consecuencia de los objetivos señalados es contando con un poderoso bloque unificado de todos los trabajadores, fuerzas patrióticas, progresistas y revolucionarias. Unidad en torno a la alianza obrero-campesina, de trabajadores constructores e intelectuales, universitarios y estudiantes es decir, juntar las fuerzas del trabajo y las fuerzas de la cultura. La alianza no se producirá fácil ni espontáneamente, es obligación de la clase obrera y su vanguardia conquistarla. Ello implica no sólo postular las reivindicaciones y considerar los intereses particulares de cada sector en el programa y las medidas gubernamentales, sino también conseguir el entendimiento con los representantes y actores políticos de las diversas clases y fracciones de clase. Hay que construir la real hegemonía obrero-campesina en la alianza de clases necesaria y posible, donde tiene particular importancia los principios de la unidad y lucha, simultáneamente adoptar una actitud amplia de crítica y autocrítica.

REPERCUSIONES

La determinación de la Central Obrera Boliviana (COB) de respaldar la candidatura del presidente Evo Morales en las elecciones de 2014 y abandonar la construcción del instrumento político de los trabajadores, causó fracturas y cuestionamientos en sus organizaciones afiliadas. Las centrales obreras departamentales de Chuquisaca, Oruro, Beni, Potosí y la federación de fabriles de La Paz cuestionaron la resolución y anunciaron la convocatoria a ampliados para analizar este tema mientras que el comité ejecutivo nacional de la confederación de fabriles de Bolivia se fracturo tras un largo debate político.

Las organizaciones critican a los dirigentes de la COB que, en un ampliado nacional, reorientaron las decisiones del congreso realizado en Tarija en el que resolvieron construir el Partido de los Trabajadores (PT) con miras a las elecciones de 2014, porque la entidad sindical ya no reconoce al MAS como su instrumento político.

Según Roberto Pardo de la COD de Chuquisaca abandonar el proyecto del PT, y apoyar el proceso de cambio, estos temas no estaban en el orden del día, declaró a Página Siete[94].

La resolución también sorprendió al dirigente de la federación de fabriles de La Paz, Wilson Mamani, quien expresó el malestar entre sus bases por la decisión que habría tomado una “élite de la COB”. No vamos a ser cómplices de los masacradores de indígenas”, declaró el secretario ejecutivo de la COD de Beni, Juan Acosta. El representante rechazó las decisiones del último ampliado de la de la entidad sindical. La COD de Potosí ya realizó un ampliado y los “sectores han criticado” la posición de la COB, dijo el dirigente Miguel Mamani, quien considera que detrás de la última resolución de los dirigentes existen “intereses[95]Yo (Juan Acostas) señores de la COB operadores políticos del MAS, no soy alcahuete de resoluciones inconsultas, por eso con una demostración del compromiso con las bases esta posición del que vamos hacer en el aspecto político”, expresó el dirigente obrero del Beni. Acosta sostuvo que no puede atribuirse la representación de las 52 organizaciones afiladas a la Central Obrera Departamental de Beni.[96]

Vladimir Rodríguez, Secretario Ejecutivo del a COD Oruro, dijo que cualquier acuerdo “tiene que ser consultado en un congreso extraordinario, porque ha sido un congreso el que ha decidido la formación del Partido de los Trabajadores (PT)”. Expresó que, de todas maneras, “el Partido de los Trabajadores está en etapa de consolidación al margen de la COB, ya que la COB no es la que debe decidir su funcionamiento, sino un congreso y, en ese sentido, se está trabajando para participar en las próximas elecciones generales”. Según Rodríguez, “el congreso de la COB tendrá que analizar esta actitud de los dirigentes, para tomar alguna decisión al respecto, porque fueron los delegados de los sindicatos los que han organizado este partido; a su vez, según el secretario de conflictos de la COD de Oruro, Jhonny Sanabria, en dicho ampliado “parecía que habían más militantes del Movimiento al Socialismo que dirigentes laborales, porque una gran parte eran miembros de la COD de Santa Cruz”. Expresó que ni siquiera se ha permitido la exposición de criterios de parte de la COD de Oruro y, por eso, los fanáticos del MAS han hecho que ese ampliado se distorsione y no analice prácticamente lo social y económico y mucho menos el proceso que sigue el Gobierno a los dirigentes de Oruro, como Vladimir Rodríguez, que sigue con medidas cautelares[97].

A su vez, El Scretario Ejecutivo de la Central Obrera Departamental de Oruro, Vladimir Rodríguez, calificó a los dirigentes Juan Carlos Trujillo y Pedro Montes de “traidores” a la clase obrera, por haber “digitado” que el ampliado de la matriz sindical nacional, apruebe el apoyo de los trabadores del país al Gobierno. “Es algo muy malo, estamos desviando la proyección de la Central Obrera Boliviana porque, inclusive, los estatutos establecen que no debe apoyar ni pertenecer a un partido político. En realidad, es una traición a la memoria de tantos compañeros que ofrendaron sus vidas en aras de fortalecer nuestras organizaciones”. Rodríguez aseguró que en ese ampliado, “todo estaba digitado, porque no permitieron hablar a los dirigentes de Oruro, Potosí y Tupiza, que no están de acuerdo con esta medida”[98].

De forma sorpresiva el secretario ejecutivo de la COD Oruro, Vladimir Rodríguez, días después, manifestó que el respaldo al partido oficialista se decidió porque el “proceso de cambio” lo hicieron todos los bolivianos, pero que pocos sectores están “metidos” en el Gobierno. “El ampliado ha determinado de que estamos apoyando la alianza que ha hecho la COB con el Gobierno (del MAS). El ampliado también ha determinado de que una vez quede en suspenso los procesos que se están siguiendo a 22 compañeros”, afirmó. Por su parte Trujillo afirmaba que la COB jamás se ha vendido o se va a vender, tiene su identidad propia, pero el principio fundamental para nosotros es defender el proceso profundizar, corregir y redireccionar”, afirmó en conferencia de prensa en la ciudad de La Paz, según ABI. Indicó que el respaldo se fundamenta en lo productivo, social, político y económico para el beneficio de los trabajadores de todo el país. “En esa dirección nosotros vamos a trabajar para fortalecer y reconducir y criticar los errores que existen en este Gobierno, para eso es. No es solamente hacer alianza y nada más”, mencionó[99].

Nicanor Baltazar, señaló que además de “ser parte del proceso de cambio (como se conoce al Gobierno de Morales)”, los trabajadores aspirarán a lograr representación en la Asamblea Legislativa en los comicios de 2014[100].

Para Álvaro García, el ampliado fue un debate que parecía una exposición de catedráticos de sociología, de economía y de ciencias políticas, sacadera de mugre hubo ahí, de gran altura, con argumentos, posiciones, pero al final la COB, esa histórica COB… con el apoyo de nuestros hermanos de la CSUTCB, de las Bartolinas e interculturales (ha tomado) una gran decisión histórica, esa decisión es que la COB respalda el Proceso de Cambio y respalda al Presidente Evo en la profundización de este proceso revolucionario”, destacó el Vicepresidente Álvaro García Linera. (ABI)[101].

En el ampliado cobista participaron delegados del pro-oficialista Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Confederación de Mujeres Campesinas, Originarias e Indígenas Bartolina Sisa. y de la Confederación de Interculturales (ex colonizadores), quienes anteriormente también proclamaron al Presidente/candidato del MAS.

8. LA DIRIGENCIA DE LA COB EN EL MAS

En el ampliado del MAS, la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) se sumó a la organización de la campaña electoral del Movimiento Al Socialismo. Fue la primera vez que la COB participo con su representación máxima en un ampliado nacional del MAS, el cual tuvo lugar el 2 de febrero de 2014 en la ciudad de Cochabamba. En el acto el presidente Evo Morales, dijo que el objetivo central del encuentro era la organización de la campaña electoral hacia los comicios de octubre de 2014. “Quiero expresar mi alegría y satisfacción por la participación de la Central Obrera Boliviana (COB) en este ampliado nacional, donde nos preparamos para ganar las elecciones de fin de año, por eso muchas gracias al compañero Juan Carlos Trujillo y a todos los miembros de la COB”, empezó su discurso el Mandatario[102].

Por su lado, el máximo ejecutivo de la COB, Juan Carlos Trujillo, sostuvo que la dirigencia estaba presente en el ampliado masista por mandato y de manera orgánica, cumpliendo la resolución del ampliado nacional de la COB del 21 de noviembre de 2013 en Santa Cruz, donde, dijo, se resolvió “defender, profundizar y fortalecer el proceso de cambio encabezado por el presidente Morales[103]

En abril de 2012 en una entrevista concedida al periódico la Razón Juan Carlos Trujillo, afirma que el presidente Evo Morales “se está derechizando” y reclama para los trabajadores el reconocimiento como generadores del proceso de cambio en el país. El proceso de cambio es la construcción de los trabajadores a través de la COB. ¿Acaso el MAS ha llevado la bandera de la expulsión de Sánchez de Lozada? Ha sido la COB, en un ampliado en Huanuni, que ha resuelto la expulsión de ese maldito. En su momento, votamos por el MÁS con la esperanza de que iba a existir un cambio al proceso de cambio que nosotros hemos construido. Nuestro proceso lo entregamos al presidente Evo Morales, pero decepcionó y defraudó a los trabajadores con sus políticas. No hay nacionalización ni industrialización, cada vez el poder adquisitivo se ha ido perdiendo. No hay políticas profundas. Lamentablemente, el gobernante Morales está rodeado por los mismos neoliberales de antes; por eso decimos que este Gobierno se está derechizando cada vez más. El Presidente tiene que revisar su postura, porque se está equivocando. Se ha equivocado y sigue equivocándose; él y su entorno. El proceso de cambio que inició la COB está siendo llevado muy mal por el MAS. Sobre la tesis de Pulacayo Trujillo afirma que sí. “Es el principio fundamental de los trabajadores para alcanzar el poder con el control obrero y social”.

En marzo de 2014 en la concentración del estadio de Sacaba para celebrar el XIX aniversario del MAS, el Presidente aprovechó para reclamarles más unidad y dejar de lado los celos para lograr el 74 por ciento de votación.“Yo quiero decirles a los compañeros dirigentes de la Central Obrera Boliviana, sin decisión orgánica de la COB, del sector obrero en especial, hemos sacado 64 por ciento, ahora la COB tiene que aportar el 10 por ciento para estar con 74 por ciento; ése es nuestro deseo, nuestro sueño. Y de verdad creo que no estamos tan lejos de llegar”, dijo Morales. En una anterior asamblea del MAS en Cochabamba, Morales indicó que, habiendo ganado las elecciones de 2005 con 54 por ciento, y las de 2009 con 64 por ciento, le correspondía al MAS, vencer las de 2014 con 74 por ciento. Ayer agregó que eso se lograría gracias al Pacto de Unidad suscrito con la COB y la Coordinadora Nacional por el Cambio (CONALCAM[104].

9. BUROCRACIA SINDICAL INTERVIENE COD BENI

En San Ig­nacio de Moxos, en un falso Congreso, presidido por Juan Carlos Trujillo, al que no dejaron entrar ni si­quiera el Comité Ejecutivo de la COD de Beni, con más policías de civil y uniforme que congresales, con delegados truchos como los de profesores de San Ignacio de Moxos, impidiendo la acreditación de los profesores que fueron de la Federación Departamental. La comisión de poderes eran los burócratas de la Central Obrera Boliviana. Todo fue un show político, con representantes políticos del MAS como Katia Chávez, el asambleísta Alex Ferrier, funcionarios de ADMAF (el organismo es­tatal de “fronteras” que dirige De la Quin­tana).

Convocaron a un Congreso de la Central Obrera Departamental, en base a funcionarios estatales y delegaciones falsificadas, como de un sindicato fantasma de Constructores, un sindicato de base de maestros de San Ignacio de Moxos (sin que se entere la Federación de Maestros urbanos de Beni) para tratar de eliminar la independencia de la COD de Beni, imponiendo autoridades masistas.

Hace un mes la conducción de la COB procedió a expulsar a 5 dirigentes de la COD de Beni, preparando este ataque.

La conducción de la COB ha expulsado en forma ilegal, sin ningún proceso y falsificando información, a 5 dirigentes de la COD de Beni, como parte de un intento de atropellar y avasallar a esa organización obrera para someterla a los designios gubernamentales.

El Congreso intentaron instalarlo en el día 28 de mayo, y debió sesionar en la alcaldía, ante el repudio de los trabajadores benianos que ocuparon el lugar en que iba a reunirse originalmente (El Coliseo de San Ignacio de Moxos).

En el día de hoy, 29 de mayo, policías ocuparon el local central de la COD de Beni en Trinidad. Juan Acosta, secretario ejecutivo de la COD de Beni, denunció el atropello, así como también el Congreso fraudulento y fuera de la ley, cuando hay una acción judicial ante los Tribunales de La Paz, contra Juan Carlos Trujillo, secretario ejecutivo de la COB por este intento de atropellar a la COD de Beni que viene ya desde hace varios meses.

El motivo de este ataque es que es uno de los pocos organismos sindicales que se mantiene independiente, que ha apoyado la 8º y 9º marchas del TIPNIS, que denunció la traición de la COB al aliarse con el MAS y que incluso Juan Acosta hizo públicas declaraciones de apoyo a la construcción del Partido de los Trabajadores recientemente[105].

El motivo es que la COD de Beni es independiente, que apoyó a las 8º y 9º marchas indígenas, que denunció la traición de Trujillo en la lucha por el salario y jubilaciones, y que Juan Acosta adhirió públicamente al PT y denunció el pacto inconsulto de las bases de Trujillo y la conducción de la COB con el MAS[106].

En la gran marcha del 1º de mayo de la COD de Beni, estas fueron las palabras de Juan Acosta: “Es una marcha de protesta. Aquí no se ve reflejado ese proceso de cambio, en 8 años de gobierno en la economía de la clase más empobrecida. Por otra parte esta es la respuesta a la arremetida que ha hecho el gobierno a través de la dirección de la Central Obrera Boliviana, de querer dividirnos, de querer sobrepasar sobre nuestros derechos de autodeterminación. Decían que somos cuatro gatos, pero aquí están los trabajadores que representan a la COD de Beni[107]

Juan Acosta denunció que se ha gestado un “golpe de estado institucional”, al interior de la Central Obrera Departamental (COD) del Beni que estaría siendo liderado por el actual ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Trujillo, así lo hizo conocer ayer el dirigente beniano. Por este intento de “golpe institucional”, Trujillo enfrena un Amparo Constitucional, presentado en Beni, pero azares de la justicia el proceso se ventila en la Sala Segunda de Materia Civil en La Paz, hasta donde se trasladó el dirigente Acosta para participar de la audiencia.

El recurso legal se fundamenta porque Trujillo habría llamado a un congreso en el Beni, acción que no es potestad de esta instancia porque no está en su reglamento. Acosta que asumió por segunda vez el mando de la COD beniana el 10 de mayo de 2012 y sostuvo que aprovechará su presencia en la capital paceña para denunciar, además, la usurpación de funciones y el manejo político que se le quiere dar a la máxima organización de los trabajadores benianos.

El representante del Beni acusa a Trujillo de haber hecho un pacto “descarado”, con el Movimiento Al Socialismo (MAS) a fin de copar esta institución en vista a las elecciones del mes de octubre. Para consolidar esta tramoya se habrían clonado sellos de varios sindicatos y representantes de trabajadores con los cuales se estaría avalando la existencia de una dirigencia paralela funcional al partido de gobierno[108].

Acosta denunció que el actual ejecutivo de la COB, Juan Carlos Trujillo, fue reelegido en 2012 producto de la “prebenda, chantaje y hostigamiento a la que acostumbra este Gobierno”, pues según él, de esta forma se perdió la independencia de la institución obrera. “Quedamos como el único bastión independiente dado que el MAS, a través de la COB, ha tomado las COD en todos los departamentos”.

La gestión de Trujillo culminaba en enero de este año, mes en que debía haber una reelección, pero el 21 de noviembre de 2013, en un ampliado nacional de la COB en Santa Cruz, se acordó que no habría ningún congreso para la elección de directivas en 2014 hasta después de las elecciones presidenciales. Contrariamente, en diciembre de ese año se convocó a la COD de Beni a un congreso en San Ignacio de Moxos para elegir a sus ejecutivos[109].

“Era para cambiar nuestro directorio, denunciamos que Trujillo pisó el acuerdo definido en Santa Cruz”, criticó Acosta.

Por su parte Juan Carlos Trujillo, respondió anoche, en contacto con Cadena A, que efectivamente en Santa Cruz se acordó no convocar a congresos ordinarios para reelegir directivas de ninguna instancia afiliada a la COB; sin embargo, en el artículo 3 de ese acuerdo se permite hacer una excepción en caso de inestabilidad de la organización. “La COD de Beni estaba fracturada, por eso se llamó a congreso”, afirmó[110]. El ejecutivo de la Central Obrera Boliviana dijo también que la independencia de la organización que él dirige se mantiene intacta, en respuesta a las denuncias de sometimiento al gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS). Reconoció que el 21 de noviembre, durante un ampliado en Santa Cruz, se acordó que en 2014 no iba a haber congresos para elegir directivas de ninguna entidad afiliada hasta después de las elecciones presidenciales, en octubre de este año; sin embargo, el 29 de mayo, luego de un congreso calificado de “irregular” en San Ignacio de Moxos, nuevos directivos ingresaron en la sede de la COD de Beni, en Trinidad.

El dirigente justificó la medida porque la “COD de Beni estaba fracturada, tenía hasta tres dirigencias. La COB tiene ese derecho cuando existe una crisis dirigencial. No es que se los expulsó, sino que después del congreso, cuando nosotros llegamos, habían sacado todos los equipos de la sede y nosotros ingresamos, no hubo ningún asalto”[111].

El 11 de junio de 2014, al no poder mantenerse este estado de crisis dentro de la COD de Beni y por la presión de los trabajadores de base, se llama a un Congreso con la participación de 120 delegados de más de 38 organizaciones, siendo elegido secretario ejecutivo Jesús Costas[112]

10. EL SINDICATO COMO APARATO IDEOLOGICO DEL ESTADO

Por la formación que recibimos en la Universidad, es habitual primero hacer algunas consideraciones teóricas y luego contrastar las mismas con la realidad concreta; en este capítulo nosotros, deliberadamente hemos invertido esta situación para que los conceptos del marco teórico no sean de inicio un corsé que impida cierto grado de objetividad. De seguro quienes lean este trabajo serán los facultados a criticar, dar por válida o desechar esta pretensión que de ninguna manera significa neutralidad política.

Designamos con el nombre de aparatos ideológicos del Estado (AIE) a cierto número de realidades que se presentan al observador inmediato bajo la forma de instituciones distintas y especializadas[113].

Aparatos en tanto instancias institucionales[114] que se conciben como engranajes de la estructura funcional del Estado, orientadas a hacer cumplir la norma instituida apelando a dos dimensiones de la conducta social: El consenso y la coerción; el segundo incluye no solo el acto de violencia por delito, sino que se utiliza para reprimir los grupos que se oponen o son disidentes al Estado Capitalista, el primero funciona mediante la ideología[115]; donde existe una pluralidad de aparatos ideológicos del Estado, no visibles de inmediato, no solo concierne al dominio público sino también al dominio privado. En tanto ideología representación imaginaria de la realidad, tiene una base material la que se expresa en prácticas.

Para Gramsci[116], el Estado no es solo un instrumento de coerción y fuerza[117]; sino es el complejo total de actividades prácticas y teóricas con las que la clase dominante no solo justifica y mantiene su dominio, sino que logra ganar consenso activo de aquellos a los que domina. Gramsci, pretende advertir que el fenómeno de la dominación en las sociedades capitalistas modernas es un proceso complejo en el que además de los aparatos de coerción, que representan una especie de “límite último”, que garantiza la pervivencia del orden burgués, interviene toda una serie de mecanismos de transmisión ideológica tendientes a lograr un consenso que le otorga bases más sólidas a la dominación.

Entre los aparatos ideológicos del Estado, Althusser identifica entre los más importantes: el religioso (sistema de las distintas Iglesias), el escolar (sistema de las distintas “Escuelas”, públicas y privadas), el familiar, el jurídico, el de información (prensa, radio, T.V., etc.), el cultural (literatura, artes, deportes), el político (sistema político del cual forman parte los distintos partidos), el sindical[118].

Para Althusser, el Estado tiene una esencia o contenido de clase[119], en el sistema capitalista una esencia burguesa[120]. Es mediante el poder de Estado y los aparatos de Estado, que una clase puede plantearse hegemonía.

Como diría Gramci, “(…) el hecho de la hegemonía presupone, que se constituya, sin duda, que se tenga en cuenta los intereses y las tendencias de los grupos sobre los cuales se ejercerá la hegemonía, que se constituya un cierto equilibrio de compromiso, o sea que el grupo dirigente haga sacrificios de orden económico-corporativo, pero también es indudable que tales sacrificios y el mencionado compromiso no pueden referirse a lo esencial, porque si la hegemonía es ético-política no puede no ser también económica, no puede no tener su fundamento en la función decisiva que ejerce al grupo dirigente en el núcleo decisivo de la actividad económica”[121].

Poulantzas[122], considera al Estado como condensación de la relación de fuerzas sociales existentes en una formación social capitalista, por tanto, el Estado posee la función particular de constituir el factor de cohesión de los niveles de una formación social y como factor de regulación de su equilibrio global en cuanto sistema. En su papel de cohesión de la unidad de una formación, papel particularmente importante en la formación capitalista, realiza varías funciones: económica, ideológica, política. Esas funciones son modalidades particulares del papel globalmente político del Estado: están sobredeterminadas, por y condensadas, en su función propiamente política, en relación con el campo de la lucha política de clases.

El Estado capitalista presenta la particularidad de que el predominio propiamente político de clase no está presente en ninguna parte bajo la forma de una relación política de clases dominantes – clases dominadas, en sus instituciones mismas. Todo ocurre, en esas instituciones, como si la “lucha” de clases no existiese, aparentemente.

En esta perspectiva, el Estado, supuestamente estaría organizado como unidad política de una sociedad de intereses económicos divergentes, no intereses de clase, sino intereses de “individuos privados”, sujetos económicos, lo cual se refiere a la relación del Estado con el aislamiento de las relaciones sociales económicas que es, en parte, su propio efecto. Partiendo de ese aislamiento, la función política del Estado presenta una ambivalencia característica, según se trate de las clases dominantes o de las clases dominadas:

– Respecto de las clases dominadas, la función del Estado capitalista es impedir su organización política, que superaría su aislamiento económico, manteniéndolas en el aislamiento que es en parte su propio efecto. El Estado capitalista mantiene la desorganización política de las clases dominadas, por una parte gracias a su efecto de aislamiento sobre las relaciones sociales económicas, y por otra parte gracias a la ventaja que saca de ese efecto, presentándose como la unidad del pueblo-nación compuesto de personas políticas-individuos privados. Esa función es, pues, desempeñada a la vez por medio de la ocultación a los ojos de las clases dominadas de su carácter de clase y por medio de su exclusión específica de las instituciones del Estado en cuanto a clases dominadas.

– Por el contrario, respecto de las clases dominantes, el Estado capitalista trabaja permanentemente en su organización en el nivel político, anulando su aislamiento económico e ideológico[123].

El Estado sólo tiene sentido en función del poder del Estado[124] y el control de los Aparatos del Estado[125]. Toda la lucha política de las clases gira alrededor del Estado. Aclaremos: alrededor de la posesión, es decir, de la toma y la conservación del poder de Estado por cierta clase o por una alianza de clases o de fracciones de clases. Esta primera acotación nos obliga a distinguir el poder de Estado, objetivo de la lucha política de clases por una parte, y el aparato de Estado por otro.

Sintetizando diremos que, el Estado tiene un papel principal de organización; representa y organiza la clase o las clases dominantes, encarna el interés político del bloque en el poder, compuesto por varias fracciones de la clase burguesa. El Estado constituye la unidad política de las clases dominantes, las instaura, las organiza, las instituye. Cumple este papel debido a que posee una autonomía relativa[126] respecto de las fracciones e intereses. Tiene una separación relativa con las relaciones de producción a la especificidad de las clases y las luchas de clases bajo el capitalismo. A esta altura es conveniente señalar que el gobierno es quien dirige el Estado.

Los sistemas hegemónicos no son eternos sino históricos, sobresalen sus procesos des-estructuradores que harían posible la conversión cultural y política de una clase dominada y dirigida, en dominante y dirigente, por tanto, el Estado es hegemónico en tanto es el producto de determinadas relaciones sociales, el complejo de actividades con las cuales las clases dirigentes justifican y mantienen su dominio y logran obtener el consenso activo de sus gobernados. Las instituciones son el escenario de la lucha política de clases[127].

El AIE sindicato no ha sido suficientemente trabajado; sin embargo, se puede señalar que el mismo tiene por objeto, lidiar por los derechos consagrados en las leyes tutelados por el Estado.

El sindicato representa los intereses de todos los trabajadores afiliados a ella sin importar su posición política o ideológica. Es así que este se vuelve un escenario de la lucha de clases[128], en tanto surgen posiciones contradictorias, algunas reformistas pro-patronales y otras revolucionarias. Aun así, esta forma de organización del proletariado, en su amplitud puede ser usada para intereses de la burguesía, por su mismo contenido normativo y legal[129], es decir, por su reconocimiento hacia el Estado y el reconocimiento de este al sindicato.

Un sindicato, para poder existir, debe cumplir un conjunto de requisitos que el Estado le exige para poderlo reconocer como una “persona jurídica” o que representa a un conjunto de personas que se expresan mediante su organización. Por tanto, el sindicato es maniatado por la ideología burguesa, en ella es inmerso un contenido ideológico, que apunta al respeto de las leyes y al Estado, que es un poder de clase[130].

El sentido común del sindicato hegemonizado por el Estado hace incidencia en los derechos laborales garantizados por el Estado, mediante la norma, como también algunas técnicas y varias otras cosas más, incluso elementos (que pueden ser rudimentarios o profundos) directamente utilizables en los distintos puestos de la producción. Pero además y paralelamente, al mismo tiempo que estas técnicas y conocimientos, en el sindicato se aprenden las reglas, los usos habituales y correctos, es decir los convenientes, que deben existir dentro y fuera de la producción entre obreros y el patrón. Los que se deben observar según el cargo que esta “destinado” a ocupar todo agente de la división del trabajo: normas morales, normas de conciencia cívica y profesional, todo lo cual quiere decir, en una palabra, reglas del respeto a la división técnico-social del trabajo; reglas en definitiva, del orden establecido por la dominación de clase.

Por tanto, la reproducción del sistema capitalista no solo implica reproducción material de la fuerza de trabajo, ni solo exige una reproducción de su calificación; sino, al mismo tiempo, la reproducción de la sumisión de los trabajadores a las reglas del orden establecido, es decir, la reproducción de su sumisión a la ideología dominante, y una reproducción de la capacidad de los agentes de la explotación y de la represión para manipular la ideología dominante a fin de asegurar, también por la palabra, la dominación de clase[131].

Los sindicatos representan así a la clase obrera en un papel socio-económico muy determinado: como vendedores de cierta mercancía, en este caso la fuerza de trabajo. Puesto que ha nacido de las relaciones de producción y formas de propiedad del capitalismo, el objetivo esencial de los sindicatos es asegurarle a esta mercancía el mejor precio que se pueda obtener bajo las condiciones prevalentes del mercado. Como Gramsci notara: “El sindicato representa lo lícito y tiene que obligar a sus miembros a respetar esa legalidad”[132]. Cuando la legalidad se defiende, la lucha de clases mengua.

La diferencia esencial entre la política reformista (impulsada por los gobiernos pro- capitalistas) y la política revolucionaria en los sindicatos estriba en que la primera reduce o trata de reducir la lucha de los trabajadores a conquistas económicas[133] que, en todo caso, mejoren las posiciones de negociación del sistema sindical con las diferentes fracciones de la burguesía y del Estado Capitalista sin poner en riesgo la estabilidad o cuestionar la existencia misma del sistema del capital; por el contrario la lucha política[134] revolucionaria valora las luchas económicas políticas y culturales de la fuerza de trabajo como pequeños grandes ensayos hacia la conquista del poder político para los trabajadores[135]. Hay que entender y diferenciar ambos aspectos de la lucha del proletariado, como fases o facetas en determinadas coyunturas, aun así, solo es posible en abstracción poder diferenciarlas o separarlas para su análisis, porque en la realidad están van interrelacionas en mayor o menor medida una sobre otra.

En el capítulo V (movimiento obrero) del libro Potencia Plebeya Álvaro García sostiene: “(…) no es exagerado afirmar que los obreros, y en particular los mineros, en toda esta época que va de 1952 a 1990, han inte­riorizado como un componente indisoluble de su identidad de clase la cercanía al Estado, la ambición de integración en el Estado. (…) Pero, a la vez, no se trata de una presencia en el Estado como objetivación de un yo colectivo de clase; es decir, el minero no se ambiciona en el Estado como titularidad gubernativa. Al contrario, se ambiciona poderosamente en el Estado como súbdito, como seguidor, arrogante y belicoso, pero tributario de adhesión y consentimiento negociados. El obrero no se ha visto jamás, a no ser en momentos extremos y evanescentes, como soberano; pues el soberano no pide sino ejerce, no reclama sino sentencia (…) En general, la condición obrera se ha caracterizado por la radicalidad de de­mandar y no tanto por la radicalidad de lo demandado al Estado y a la patronal. Desde los años veinte, el movimiento obrero ha creado una cultura reivindica­tiva centrada en el salario, los beneficios sociales, la alimentación, la protección familiar, la salud, la vivienda, el cuidado familiar (…) El mundo obrero boliviano, precisamente, ha cultivado un tipo de práctica política fundamentalmente reivindicativa, en tanto que las prácticas políticas pro­ductoras de horizonte estratégico alternativo han sido bastante restringidas, por la reconstitución de sumisiones y mansedumbres en el interior del campo de fuerzas de clase que se dan dentro del proceso de trabajo y el proceso de producción en general. En cierta medida, el obrero boliviano, a diferencia de los trabajadores de otros países latinoamericanos, ha sabido llevar adelante una cultura de subordina­ción productiva basada en la sublevación intermitente y el lenguaje de masas (…) Los mineros carecen de un plan para producir historia colectiva que va más allá del legado por el Capitalismo de Estado, en su versión nacionalista o izquierdista (el llamado ‘socialismo’)[136].

Más allá del fatalismo o subjetivismo romántico, la categoría Aparatos del Estado (ideológicos y coercitivos) puede, de seguro entre otros, explicar porque el movimiento obrero organizado en sindicato federación y confederación en un proceso dialectico (y no lineal) oscilan entre un proletariado minero que no defiende efectivamente, los intereses de clase, sino los intereses de otros, como el caso de los trabajadores sindicalizados, que defienden los intereses de la burocracia estatal pro-burguesa o de la burocracia sindical de los trabajadores mineros cooperativistas que defiende los intereses de la burguesía cooperativa.

Tomando en cuenta que el obrero no es revolucionario per se, así como tampoco es conservador porque si, su esencia como todo sujeto social es ser formado en su mutua relación contradictoria con la objetividad social; la conciencia de clase no emana espontáneamente de la posición económica, ni surge automáticamente como producto del desarrollo capitalista, entre otras, importa mucho lo que haga el partido marxista, porque sindicato y partido esa combinación no siempre armoniosa más bien conflictiva (no antagónica) pero necesaria, puede permitir unir las luchas económicas ideológicas y políticas, vincular los elementos internos construidos en el devenir histórico en el mundo relacional (el lugar de trabajo y su organización sindical) junto a los denominados elementos externos (nacional e internacional) vinculados por el concepto clase en lucha para derribar al sistema capitalista.

En Bolivia al igual que en otros países, con sus propias características, los valores e ideas que se encuentran contenidos en el sentido común impuesto por la clase dominante funcionan como pegamento, argamasa diría Gramsci, para mantener desmovilizados a los obreros o movilizados por la ideología sindicalista que no busca romper con las relaciones de poder dominantes. Aquí cobra fuerza el elemento conciliador de las burocracias sindicales, haciendo pasar a través de su política el interés particular como general. Se sabe que la burocracia construye hegemonía (equilibrio entre consenso y coerción) al hacer concesiones a los obreros en reivindicaciones puntuales pero, como es razonable, no atentan contra la esencia capitalista

El abordaje del PT es más descriptivo que analítico por lo tanto el presente trabajo no ha efectuado mayores disquisiciones y/o valoraciones de hecho sobre el programa o el carácter electoralista o de vanguardia revolucionaria del PT; de seguro este son temas insoslayables que serán objeto de estudio de otra investigación.

—–

(*) El presente trabajo es parte de un trabajo mayor que denominamos ‘El MAS y la reproducción de las relaciones sociales de producción capitalista’ presentado en el Taller Colectivo de Tesis II en junio de 2014 en la Universidad Mayor de San Simón – Facultad de Ciencias Sociales – Carrera de Sociología

(**) Los autores son estudiantes de la Carrera de Sociología, Facultad de Ciencias Sociales FACSO, UMSS.

[1] Gonzalo Trigoso, Gonzalo Ley General del Trabajo de Bolivia, LGT, Art. 99; Decreto Reglamentario de la GT, Art. 120.

[2] Gonzalo Trigoso, Antología Sindical, Bolivia, C&C Editores, 2002.

[3] Torme Mauricio, Reflexión teórico-política sobre Burocracia Sindical, http://revistasiigg.sociales.uba.ar/index.php/hicrhodus/article/view/401

[4] Historia del Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Huanuni, en:

https://sites.google.com/site/sindicatominerohuanuni/our-company

[5] En agosto de 1986, Miles de obreros del subsuelo, iniciaron la marcha en Oruro con la única intención de llegar a la ciudad de La Paz y defender sus fuentes de trabajo. El 28 de agosto de 1986 en la localidad de Calamarca la marcha fue retenida por el gobierno.

[6] La oferta extralegal consistió en beneficios extraordinarios (expresados en dinero) que el gobierno de Víctor Paz ofreció a todos los mineros de COMIBOL que quisieran retirarse.

[7] Cfr Proletariado minero, nacionalización económica y el reposicionamiento actual de la Central Obrera Boliviana, Bruno Fontanilla, www.scielo.cl/scielo.php

[8] Cooperativas mineras rompen alianza política con Evo Morales, http://www.caracol.com. 11/10/2006.

[9] David North, El Marxismo y los Sindicatos Obreros, 1998. En: <http://www.wsws.org/es/articles/2000/jan2000/sp-j05.shtml>.

[10] Estatuto orgánico de la Central Obrera Boliviana, En Documentos Central Obrera Boliviana CEDLA, 2006.

[11] Estatuto de la federación de Trabadores Mineros de Bolivia, http://www.oocities.org/es/fstmb2003/Estatutos.htm

[12] Informe de la Comisión Política de la Central Obrera Boliviana aprobado en el ampliado nacional de 09/08/2005, https://sites.google.com/site/fstmb2003/documentos

[13]La Comisión política fue conformada con las siguientes organizaciones: 1.- Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, 2.- Confederación de Jubilados y Rentistas de Bolivia, 3.- Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia,4.- Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia,5.- Confederación de Maestros Rurales de Bolivia,6.- Federación de Juntas Vecinales de El Alto,7.- Central Obrera Regional de El Alto,8.- Federación Nacional de Cooperativas Agropecuarias de Bolivia,9.- Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia,10.-Confederación Sindical de Trabajadores de Luz Fuerza, Telecomunicaciones, Aguas y Jubilados de Bolivia,11, Palabra Obrera (LOR-CI).

[14] Carta de entrega propuesta política a la COB, La Paz, 01/08/2005,

https://sites.google.com/site/fstmb2003/documentos

[15] Cfr. Estrategia de Poder Revolucionario, La Paz, 29/07/2005,

https://sites.google.com/site/fstmb2003/documentos

[16] Ibid.

[17] El Decreto Supremo de convocatoria a elecciones generales N° 28228 de 6 de julio de 2005, fija la realización de las elecciones para el día domingo 4 de diciembre de 2005

[18] Cfr. Calendario electoral, Elecciones generales y de prefectos 2005, Tribunal Supremo Electoral, http://www.oep.org.bo/proces_electoral/generales2005

[19] Declaración Política del XIV Congreso ordinario de la Central Obrera Boliviana, Documentos Central Obrera Boliviana, CEDLA, 2006.

[20] Los incidentes se registraron entre policías y trabajadores mineros estatales del centro de Huanuni, tras un corte de rutas en demanda de la aprobación del proyecto de Ley de Pensiones de la COB. El desbloqueo de la carretera en la altura de Caihuasi que une Cochabamba – La Paz, generó los enfrentamientos entre mineros y policías, que dejó el saldo de un muerto y una decena de heridos.(Lley y de pensiones deja dos muertos y 32 heridos de bala en Ccaihuasi, en Actualidad de la Minería del 05 de Agosto del 2008, http://constituyentesoberana.org/3/noticias/mineria/082008/050808_1.html9

[21] El MAS mina las bases de los sindicatos, Luz Mendoza, 19/04/2009. En: http://eju.tv/2009/04/el-mas-mina-las-bases-de-los-sindicatos/).

[22] En la sede paceña de los trabajadores, la COB y la CONALCAM, suscriben un documento de siete puntos llamado “Por la defensa de la democracia, la unidad e integridad de Bolivia” que convocaba a la organización matriz de los trabajadores a encabezar “el proceso de cambio que vive el país y a sepultar el modelo neoliberal”. Sobresalen, entre los siete puntos de acuerdo COB-CONALCAM, los siguientes: El primer punto llama a defender la unidad de la patria ante el golpe de Estado civil; el segundo, a “preservar la democracia que costó luto y sangre al pueblo boliviano”. El tercer punto acuerda respaldar y defender el proceso de cambio en busca de la equidad, igualdad y justicia social que es liderado por el Presidente. El cuarto repudia el odio y el racismo fascista neonazi, y la actitud de los prefectos y dirigentes cívicos neoliberales (Frontanilla Bruno, Proletariado minero, nacionalización económica y el reposicionamiento actual de la Central Obrera Boliviana, 2009)

[23] Pedro Montes: La COB no será cooptada por el MAS, Rebelión 2009, en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=33969

[24] Estado Mayor del Pueblo convoca a defender al gobierno, Los Tiempos, 18/04/2006.

[25] Ibid.

[26] declaración política aprobada por el XIV Congreso ordinario de la Central Obrera Departamental de Oruro, Unidad Internacional de los Trabajadores, http://www.uit-ci.org/2011

[27] Documento político de la FSTMB aprobado en eLXXX congreso de INTIRAYMI, https://sites.google.com/site/sindicatominerohuanuni

[28] El XXIX Congreso minero realizado en mayo del 2005 en Huanuni fue interrumpido a fin de apoyar las multitudinarias manifestaciones en La Paz por la nacionalización del gas y el petróleo; en ese entonces Solares secretario ejecutivo del al COB, al igual que los trabajadores y vecinos de los barrios más pobres de La Paz y El Alto y las organizaciones campesinas, demandan la nacionalización de los hidrocarburos sin indemnización y la expulsión de las transnacionales del gas y del agua, en cambio Morales y sus seguidores no quieren llegar a tanto y exigen que las petroleras que quieran seguir operando en Bolivia paguen el 50% de sus ingresos (Bolivia: Mineros rumbo a La Paz, Econoticias Bolivia, 19/05/2005)

[29] Congreso de los mineros exige nacionalización de la minería, LUCHA SOCIALISTA, 08/04/2008.

[30] En una intervención un delegado de ese sector decía que el planteamiento de “la nacionalización iba a resquebrajar la unidad de la FSTMB”. El discurso ya anunciaba un posible abandono del congreso o la división de la FSTMB. Alfredo Aguilar, trabajador de la multinacional Sinchi Wayra y ex – Secretario Ejecutivo de la FSTMB, decía abiertamente que “si acaso no se inserta en la declaración política la defensa de la inversión privada y no nos dan la Secretaria Ejecutiva, nosotros salimos del Congreso, nos vamos a Oruro y fundamos la Federación del Sector privado” (Congreso de los mineros exige nacionalización de la minería, lucha Sindical , 08/04/2008)

[31] XXX Congreso de la FSTMB, CEPROMIN, 02/04/2008.

[32] Estas críticas ya están presentes en el documento del XIV Congreso ordinario de la Central Obrera Departamental de Oruro.

[33] Documento Político aprobado en el XXXI Congreso Minero, www.cedib.org/bp/2011/09/

[34] Mineros defenderán contrato de riesgo compartido de mina Bolívar, jueves, 24/04/2008. En:

http://boliviaminera.blogspot

[35] En marzo de 2014 Miguel Pérez conforma el grupo de operadores, que presentaron al presidente la Ley Minera, la cual se pidió que se aprobara sin mayores modificaciones.

[36] Documento político del XV Congreso dela COB, somossur.net/…/politica/…/833-documento-politico-del-xv-congreso.

[37] El congreso estaba previsto para el 2011. Ante la cercanía del mismo el primero de mayo de 2011, el gobierno del MAS decretó un aumento salarial de 10% para los mineros y de hasta 70% para los petroleros. Con esta política el oficialismo pretendía crear con los sectores productivos más importantes, como son los mineros de Huanuni y los petroleros una “aristocracia obrera” completamente subordinada al Estado, para que desplace a los “radicales” y tome el control de la COB.

[38] Mineros cierran el paso a Montes y a Solares, eldeber.com.bo. http://www.eldeber.com.bo/imprimir.php?id=120119223345

El 1ro. de mayo de 2014 Evo Morales, entregó un hotel con equipamiento completo para albergar a 90 personas y 16 vehículos a la Central Obrera Boliviana (COB), como parte de los homenajes a los trabajadores por el Primero de Mayo.
El mandatario hizo la inauguración de esas instalaciones en La Paz junto al máximo dirigente de la COB, Juan Carlos Trujillo. Morales destacó que el hotel de la COB, un edificio de cinco pisos, tiene todos los equipos para albergar a los sindicalistas que llegan a La Paz para celebrar sus reuniones nacionales.
El equipamiento del hotel, en cuya puerta hay un busto de Morales, tiene un valor superior al millón de dólares. En su discurso, el mandatario dijo que el hotel tiene 18 camas matrimoniales y de dos plazas ‘” pedido de los compañeros de la COB” y también 72 camas individuales, el mobiliario necesario y equipos de computación, telefonía y televisores .Adicionalmente, el mandatario entregó 16 vehículos para apoyar el trabajo de los sindicatos afiliados a la organización nacional. Morales junto y Trujillo encabezan hoy la marcha principal por el Día del Trabajador, que recorre el centro de La Paz y terminará en la Plaza Murillo, a las puertas del Palacio de Gobierno (Evo entrega un hotel para albergar 90 personas y 16 vehículos a la COB, Opinión. com.bo 01/05/2014).En julio de 2014, la dirigente y senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS) Nélida Sifuentes informó que las organizaciones sociales pondrán a disposición del partido del Gobierno sus vehículos para la campaña electoral de los candidatos oficialistas (MAS usará los vehículos de las organizaciones para su campaña, 03/07/2013http://www.eldeber.com.bo/vernotacolumnistas.php?id=140102211913).

[39] Bolivia: XVI Congreso de la COB resuelve formar instrumento político de los trabajadores, la clase 25/01/2012, http://laclase.info/internacionales/

[40] XV Congreso de la COB resuelve formar instrumento político de los trabajadores, tribunachilena, 25/01/2012 http://tribunachilena.blogia.com/

[41] Javo Ferreira, ¿Hacia la fundación de un Partido de Trabajadores?, Fracción trotskista cuarta internacional, 25/01/2013

[42] Congreso de la COD rechaza el cambio que se pretende imponer desde el Gobierno nacional, Plataforma de discusión democrática, http://educamposv.lacoctelera.net/post/2012/11/16/

[43] Ante la reunión del presidente Evo Morales con la COD de Oruro en el marco de las actividades que desarrolla a propósito de la efeméride del 10 de febrero, Vladimir Rodríguez, entregó un reconocimiento al Jefe de Estado, que valora su presencia en ese departamento. ‘Nos toca dar el pecho para que nuestro país siga saliendo adelante‘, dijo. Además el Mandatario recibió de manos de los trabajadores un ‘guardatojo‘ casco de minero, como símbolo de la actividad económica que caracteriza a Oruro. Por su parte el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Trujillo, aseguró que una tarea de los trabajadores es defender el sistema democrático vigente en el país. (Evo Morales se reúne con dirigentes de la COD Oruro, http://www.fmbolivia.com.bo/noticia136092-evo-morales-se-reune-con-dirigentes-de-la-cod-oruro.html06 de Febrero de 2014

http://www.fmbolivia.com.bo/)

[44] Huanuni encabeza la COB y la COD de Oruro, Jueves, 20 de diciembre de 2012.LA PATRIA, Anuario

[45] Vladimir Rodríguez es el nuevo ejecutivo de la COD Oruro, http://www.eldeber.com.bo, 20/11/2012.

[46]Documento político y declaración de principios del partido de los trabajadores (PT), 08/03/2013.

[47] Ibid. Pág. 10

[48] Ibid.

[49] Ibid. Pág. 11.

[50] Ibid . Pág.10

[51] Ibid. Pág. 12

[52] Ibid. Pág.13

[53] Ibid. Pág. 17

[54] Ibid. Pág. 18

[55] Ibid. Pág. 19

[56] Ibid. Pág. 14

[57] Ibid.Pag.22-26

[58] Ibid. Pag, 30

[59] El Art. 13 del Estatuto Orgánico aprobado en Huanuni en su punto 4 señalaba: C) El Congreso del P.T. deberá ser convocado con dos meses de antelación, fecha en la que deberán estar disponibles los documentos a discutirse para que toda la militancia puede opinar, enmendar, constituir grupos de opinión,

tendencias o fracciones. D) Para la constitución de un grupo de opinión se requerirá al menos doce militantes del P.T. que avalen su conformación. E) Para la constitución de una tendencia del P.T. se requerirá

la firma de al menos 30 militantes. F) Para la constitución de una fracción permanente se requerirá al menos la firma de 30 militantes y al menos de dos miembros de la dirección Nacional del P.T.

Esta translocación según parte del PT era un intento que significaba dejar de lado a todas las organizaciones revolucionarias, dejando en manos y control del poder de la burocracia sindical. En la protocolización se mantiene el texto original.

[60] El documento protocolizado no hace referencia a los métodos de lucha.

[61] En el documento protocolizado, se señala que el principio rector es la lucha de clases

[62] También en el documento protocolizado del Estatuto Orgánico.

[63] El documento protocolizado es el mismo que el de la comisión política, añadiendo simplemente (en su art. 48) Corresponde a la Conferencia Nacional, Departamental, Regional, Provincial, Municipal, sectorial, o de autonomía indígena, según corresponda, considerar y analizar las postulaciones, así como la aprobación por procedimientos democráticos de la lista oficial de candidatos titulares y suplentes a los cargos públicos elegibles. Añadiendo, la palabra voto secreto al procedimiento democrático.

[64] Segundo Congreso del Partido de los Trabajadores Importante debate de estrategias y programa, LOR-CI, Bolivia, 01/07/2013.

[65] En febrero de 2014 Mario Céspedes a nombre de la Federación de Fabriles de Cochabamba expreso al presidente Morales su total compromiso con el proceso de cambio (Fabriles le prometen “lealtad” y apoyo a Evo, Los Tiempos, 04/02/2014).

En julio de 2014, Dirigentes de los trabajadores fabriles de Cochabamba determinaron retirar la candidatura que este sector había considerado en las listas del partido oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS). Los ejecutivos no aceptan que las listas de postulantes hayan sido modificadas a último momento y que su representante, Ángel Camacho, bajara de suplente de segundo senador a tercer suplente de diputado plurinominal. “Los fabriles ya no van más con ningún partido político”, afirmó el dirigente de la Federación de Trabajadores Fabriles de Cochabamba, Fernando Guizada. El representante informó que las bases se sienten indignadas por el manejo político realizado por el MAS, que relegó a su candidato a un puesto que les impedirá elevar sus propuestas e ideas en el denominado proceso de cambio. “Nosotros por dignidad no podemos aceptar esta actitud”, afirmó. En relación a su apoyo con el voto, informó que orgánicamente no se tiene ninguna determinación ya que dependerá de la determinación independiente de cada trabajador. Un ampliado de fabriles determinará las acciones del sector durante el proceso electoral de octubre próximo, donde no se descarta trabajar en un nuevo instrumento político de los asalariados (Fabriles retiran candidatura y apoyo al MAS, Opinión 17/07/2014).

[66] Pablo González Casanova, Cooptación y Asimilación, Universidad Nacional Autónoma de México, instituto de investigaciones sociales, 2007. http://conceptos.sociales.unam.mx/conceptos_final/415trabajo.pdf?PHPSESSID=ffc42510e755335c76404a255913b8ab

[67] Ibid.

[68] Ibid.

[69] Rada asegura que la COB se suma a la CONALCAM. El País, 05/08/2013.

[70] El Pacto de Unidad conformado por organizaciones sociales afines al gobierno determinó convocar a una Cumbre Antiimperialista y Anticapitalista en defensa de la soberanía y los derechos de los pueblos y en repudio al bloqueo aéreo al Presidente Morales. La Coordinadora Nacional para el Cambio (CONALCAM) dirigió dicha Cumbre en Cochabamba del 31 de julio al 2 de agosto de este año. El secretario ejecutivo de la COB Juan Carlos Trujillo partició en la Cumbre y en la inauguración propuso buscar mecanismos para “estrangular” al sistema imperialista en el mundo. El dirigente aseguró que la CONALCAM se convirtió en un referente obligado de la política boliviana en el ámbito nacional e internacional, y “en estas semanas se ha consolidado, se ha fortalecido en su capacidad de convocatoria, de iniciativa política, a la que ahora nuevamente se suma nuestra gloriosa COB”. (Dirigentes de la COB entierran al PT y se prorrogan por un año para hacer campaña por Evo Morales, Redacción Bolpress).

[71] COB expresa su respaldo a presidentes del ALBA, 02/10/2013.

[72] Evo y Correa apuntan contra los ecologistas. Los Tiempos, 04/10/2013.

[73] En la lucha por las pensiones se registraron varios enfrentamientos en Cochabamba (Parotani), La Paz, (La Apacheta) y Santa Cruz, con saldo de heridos y detenidos.

[74] El MAS pretende derrotar a los trabajadores de Huanuni, Javo Ferreira, LOR-CI, 26/09/2013.

[75]Todas las fórmulas que participaron de la elección están ligadas al Partido de Gobierno: Pedro Montes bajo la sigla BRUS (Brigada Revolucionaria de Unidad Sindical), el frente MAS (Masivo Alternativo Sindical), liderado por Santos Ramírez y el frente MASI (Movimiento Alternativo Sindical de Izquierda) precedido por Javier Canchari. La propuesta de todos los frentes es de dialogo con el gobierno del MAS.

[76] Radio Nacional Huanuni, 2013.

[77] En abril de 2014, se despidió a varios trabajadores de la radio Huanuni.

Se declaró como enemigo del movimiento minero a Javo Ferreira (LOR-CI), alejándolo de su cátedra y su cartera en la Federación Universitaria Docente (FUD) de Siglo XX. En mayo de 2014, la resolución Nº 3 del Ampliado, Nacional Minero de la FSTMB ratifica la resolución de 14 de enero de 2014 el alejamiento definitivo de la docencia a Javier Orellana Metz por haber demostrado, señala la resolución, una falta de respecto e incoherencia a instituciones tales como la COB, la FSTMB y el SMTMH; a su vez conmina a la Universidad Nacional de Siglo XX, hacer cumplir la resolución bajo advertencia de incumplimiento será sancionado con alejamiento y veto obrero, también extiende la misma medida a todo docente y estudiante que se preste a las malas intenciones de Javier Orellana contra la clase obrera y sus organizaciones matrices.

[78] 31 de octubre: Evo exige sacrificios a los mineros de Huanuni

“PRESIDENTE INDÍGENA” AMENAZA VELADAMENTE A TRABAJADORES Y PERIODISTAS, Huanuni (La Perforadora/Masas-POR)

[79] Pedro Montes Retorna a la actividad Sindical, Radio nacional de Huanuni,Huanuni.

[80] Pedro Montes: La COB no será cooptada por el MAS, Redacción Bolpress 30 /06/2006

[81] Cfr. Elección de candidatos del MAS deja insatisfechos a sectores, http://emebol.com/ver-noticia.php?val=10258

[82] Mineros de Huanuni extremarán recursos para mejorar producción, Perspectiva Minera, La Patria, 16/05/2014.

[83] De acuerdo a últimas estimaciones sobre las reservas de la mina Huanuni, se establece que al cierre de la gestión 2013 corresponden a 7.698.827 toneladas métricas, con un cálculo de explotación de 3.000 toneladas al día, la vida útil de la mina estará bordeando los ocho años venideros.

[84] La capacidad de producción de Huanuni es de 1.400 toneladas por día, volúmenes que son tratados en 1.200 toneladas en el ingenio de Santa Elena y 200 toneladas en Machacamarca .Con el nuevo ingenio, que demanda una inversión de 50,3 millones de dólares, la minera estatal más grande del país procesará 3.000 toneladas de estaño.En tanto que el ingenio de Santa Elena en actual operación será convertido para tratar complejos de zinc, plomo y plata, indicó el gerente General de Huanuni (Distorsiones en réditos de la minería, Perspectiva Minera La Patria, 16/05/2014).

[85] El proyecto estrella de la administración de la Metalúrgica de Vinto. hay críticos muy severos a la política minero metalúrgica del país, mencionando como ejemplo precisamente el caso de la Empresa Minera Huanuni y la Empresa Metalúrgica de Vinto, la primera que debe aumentar obligadamente su producción para satisfacer la demanda del horno Ausmelt que “tragará” miles de toneladas de estaño por día. En el caso de Huanuni, el ritmo acelerado de la explotación de su yacimiento le permitirá abastecer de concentrados hasta ocho años más (Si no hay más demoras el horno Ausmelt funcionará en agosto, Perspectiva Minera La Patria, 16/05/2014,

[86] Distorsiones en réditos de la minería, Perspectiva Minera La Patria, Viernes, 16/05/2014,

[87] Gobierno reconoce que producción de Huanuni descendió 32% entre enero y marzo, Pagina 7, 08/05/2014.

[88] Gobierno inyecta a Huanuni $us 50 millones para la producción, Cambio, 09/05/2014

[89] Huanuni está en riesgo por caída de precios del estaño, http://www.fmbolivia.net/noticia33763-huanuni-est-en-riesgo-por-cada-de-precios-del-estao.html

[90] COB se reúne en ampliado nacional en Santa Cruz para analizar incremento salarial para 2014, ANF, 11 noviembre http://www.noticiasfides.net/g/politica

[91] Resoluciones del ampliado nacional del 21 y 22 de-noviembre, COB Central Obrera Boliviana http://cob.org.bo/ampliados/

[92] La COB tenía previsto celebrar el primer mes de 2014 su XVI Congreso para renovar al Comité Ejecutivo dirigido por Juan Carlos Trujillo, cuyo mandato fenece en enero, y a la vez realizar un balance del desempeño de los dirigentes salientes.

[93] Declaración de Santa Cruz de la Sierra,

COB Central Obrera Boliviana http://cob.org.bo/ampliados/

[94] Afiliadas cuestionan decisión de la COB de apoyar al MAS, Pagina 7, sábado 30 de noviembre de 2013

[95] Ibid

[96] COD DEL BENI CALIFICA A DIRIGENCIA COBISTA COMO “OPERADORES POLÍTICOS DEL MAS”, El día Lunes, 25/11/2013.

[97] COD desconoce acuerdo COB-Gobierno por “ser inconsulta”, CEDLA, 26/11/2013

[98] DENUNCIAN LA TRAICIÓN DE LA COB A OBREROS, La Prensa, 26/11/2013

[99] Cúpula de la COB justifica apoyo a Evo 2014 y surge división, Opinión, 28/11/2013

[100] La entidad de los trabajadores decidió respaldar el proceso de cambio. COB desiste de partido propio y apoyará a Evo, el Potosí , sábado 23/11/2013

[101] Dirigentes de la COB entierran al PT y se prorrogan por un año para hacer campaña por Evo Morales

Redacción Bolpress

[102] En ampliado, la COB se suma a campaña electoral del MAS, La Razón, 03/02/2014.

[103] Ibid.

[104] Evo pide a COB aportar al MAS con 10% de votos, Los Tiempos, 30/03/2014

[105] Ataque del Gobierno Masista, Trujillo y su grupo de burocratas, a la COD de BENI, 01/06/2014, http://laclase.info

[106] Otros antecedentes de la Injerencia del MAS son : septiembre de 2013, el exdirigente del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) Rafael Quispe denunció que el Gobierno intentaba dividirlos mediante la injerencia; asu vez, el 20 de enero de 2014, la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de La Paz, Amparo Carvajal, denunció que el Gobierno pretendía tomar la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia a través de una organización paralela afín a su política.

[107] ¡Fuera el gobierno y los burócratas de la COB de la COD de Beni!, ARP Alternativa Revolucionaria del Pueblo, Nº 36- 4 de junio del 2014, La Protesta Bolivia

[108] Denuncian que se busca dividir a COB de Beni, – El Diario, 11//06/2014

[109] Dirigente denuncia que afines al MAS intervienen COD de Beni, Página 7, 11/06/ 2014

[110] Ibid.

[111] Ibid.

[112] Exitoso congreso de la Central Obrera del Beni, La Protesta, 16/07/2014. En https://www.facebook.com/photo.php?fbid=307992276027375&set=a.104958659664072.11972.100004498150156&type=1

[113] Louis Altusser, Ideología y aparatos ideológicos del Estado, en La Filosofía como Arma de la Revolución, Editorial Siglo XXI, 1977.

[114] Los aparatos en tanto instituciones son mecanismos de orden social y corporaciones que procuran gobernar el comportamiento de un grupo de individuos. Las instituciones en dicho sentido trascienden las voluntades individuales al identificarse con la imposición forzosa de un propósito, en teoría considerado como un bien social. Su mecanismo de funcionamiento varia ampliamente en cada caso, aunque se destaca la elaboración de numerosas reglas, comúnmente inflexibles. El termino institución se aplica por lo general a las formas de conductas y costumbres consideradas importantes en una sociedad, como las particulares organizaciones formales de gobierno y servicio público no tiene por qué, necesariamente ser un lugar físico o cosa (Oscar Metz, Instituciones como aparatos ideológicos, 2012 En:

http://equipotntcr7.blogspot.com/2012/12/instituciones-como-aparatos-ideologicos.html).

[115] La ideología representa la relación imaginaria de los individuos con sus condiciones reales de existencia (Negativo). La ideología tiene una existencia material (Positivo) pues esta se expresa en prácticas concretas. No hay práctica sino por y bajo una ideología. No hay ideología sino por el sujeto y para los sujetos. Al ser puesta en duda la ideología y sobre todo al decirse de ella que es una falsa conciencia creada, Althusser señala que la ideología divide entre individuo y sujeto. El sujeto es partícipe y actúa en algún punto de militancia en una ideología, luego el sujeto vive en sociedad; en cambio, el individuo se pierde inmediatamente cuando nace, ya que al momento de ponerle un nombre se pierde lo individual y se ve atado tanto a la familia como a la escuela o al estado. La ideología representa así una relación imaginaria entre individuos con sus condiciones reales o materiales de existencia. La ideología dominante se encarna en los aparatos del Estado.

[116] GRAMSCI, Antonio (2012), El Príncipe Moderno, pg. 51-56; 82-92 (Bolivia, La Riel Editores).

[117]Para el marxismo tradicional, el Estado es un instrumento de dominación de clase, es decir un instrumento de dominio, fuerza y coerción, a través del cual la clase económicamente dominante, impone su dominio a las demás clases sociales.

[118] Louis Altusser, Ibid.

[119] Son las cualidades y características propias de una clase social que la diferencian de otra, la cual tiene su correlato dentro de tres niveles o regiones estructurales: Económico (infraestructura), Juridico-politico e ideológico (superestructura). Decimos esencia o contenido de clase, en tanto esta no es visible o tangible, sino que esta se expresa en el conjunto de relaciones sociales de producción dentro una formación social, que una clase dominante puede imponer a través del Estado.

[120] Esa esencia se expresa por ejemplo en la Constitución Política del Estado, donde se puede denotar a genéricamente cuál es su contenido de clase del Estado; porque es en ella donde se plasman un conjunto de criterios económicos (modelo económico, explotación de la fuerza de trabajo, etc.), jurídicos-políticos (un marco legal, respecto a la propiedad privada, forma de gobierno, derecho a sindicalizarse, etc.) e ideológicos (Estado unitario social plurinacional, garantías constitucionales, democracia, etc.) que bajo una lógica de clase determinada, le permite el funcionamiento del Estado en relación con la sociedad y como si esto fuera algo normal, reproduce las relaciones sociales de producción en beneficio de la clase dominante, en nuestro caso, burguesa. Entendemos que el Estado es sólo el aglutinante de la formación social. De aquí que la práctica política tienda inexorablemente a una de estas dos alternativas: o bien a la conservación de la unidad de una formación, o bien a la transformación de las relaciones de producción a través de la ruptura de la unidad dada por el Estado; por tanto, el poder no es una cantidad o cosa que se posea, ni una cualidad ligada a una esencia de clase; el poder debe ser entendido, aplicado a las clases, como la capacidad de clase de realizar sus intereses específicos (sus intereses de clase). El campo del poder es relacional, el poder no es una magnitud conmensurable que se pueda repartir, el poder de una clase remite a su lugar objetivo en las diferentes relaciones económicas, políticas, ideológicas. El lugar de cada clase, es su poder. Deriva de un sistema relacionista de lugares materiales ocupados por tales o cuales agentes, el poder político de una clase, no depende solo de su lugar de clase con respecto a otras, sino también de su posición y estrategia frente a la de esta

[121] Antonio Gramsci. Escritos Políticos (1917-1933) Editorial Nacional Madrid, 2007.

[122] Nicos Poulantzas, Poder Político y Clases Sociales en el Estado Capitalista, Siglo Veintiuno Editores SA. 1987.

[123] Ibid.

[124] El Estado es sólo el aglutinante de la formación social. De aquí que la práctica política tienda inexorablemente a una de estas dos alternativas: o bien a la conservación de la unidad de una formación, o bien a la transformación de las relaciones de producción a través de la ruptura de la unidad dada por el Estado. El poder no es una cantidad o cosa que se posea, ni una cualidad ligada a una esencia de clase; el poder debe ser entendido, aplicado a las clases, como la capacidad de clase de realizar sus intereses específicos (sus intereses de clase). El campo del poder es relacional, el poder no es una magnitud conmensurable que se pueda repartir, el poder de una clase remite a su lugar objetivo en las diferentes relaciones económicas, políticas, ideológicas. El lugar de cada clase, es su poder. Deriva de un sistema relacionista de lugares materiales ocupados por tales o cuales agentes, el poder político de una clase, no depende solo de su lugar de clase con respecto a otras, sino también de su posición y estrategia frente a la de estas. El Estado no es ni el depositario instrumental, objeto, de un poder, esencia que posea la clase dominante, ni el sujeto poseyente de tanto poder. El Estado es el lugar de organización estratégico de la clase dominante en su relación con las clases dominadas. Es un lugar y un centro de ejercicio del poder. El poder siempre tiene un fundamento preciso (Nicos Poulantzas, Estado, Poder y Socialismo, Siglo XXI Editores, 1991).

[125] Altthusser identifica y profundiza la determinación de los aparatos represivos y la de los aparatos ideológicos del Estado, que tiene como fin reproducir las relaciones sociales de producción dominante. Althusser considera como aparatos de Estado, término acuñado por Marx, a los elementos reguladores y represores de una sociedad creados en dos niveles, el primero contiene a las instituciones gubernamentales como son el gobierno, el sistema de administración y recaudación con sus respectivas formas de sancionar, y el segundo plano relativo a las funciones formativas como son la religión, la educación formal en las escuelas, la familia, y los gremios. En lo concerniente a las relaciones sociales de producción, las mismas se encuentran vinculadas a los aparatos del Estado; Althusser define los aparatos del Estado como la materialización y condensación de las relaciones de clase (Louis Althusser, La Filosofía como Arma de la Revolución, Editorial Siglo XXI, 1989).

[126] La unidad propia y la autonomía relativa del tipo capitalista de Estado, respecto de las clases y fracciones dominantes, se deben a su lugar en las estructuras del Modo de Producción Capitalista y a su relación particular con el campo de la lucha de clases en ese modo. Marx y Engels nos dan la respuesta: la clase burguesa, por su constitución y su lugar en la lucha de clases, parece, salvo en casos excepcionales, incapaz de erigirse, por sus propios partidos políticos, en el nivel hegemónico de organización. Marx nos hablará con frecuencia de “esa burguesía que, a cada instante, sacrificaba su propio interés general de clase, su interés político, a sus intereses particulares más limitados, más sucios; de esa burguesía, que demostraba que la lucha por la defensa de sus intereses públicos, de sus propios intereses de clase, de su poder político, no hacía más que indisponerla e importunarla como si molestara a sus intereses privados”.

Esa incapacidad de la burguesía para erigirse en el nivel propiamente político viene de su impotencia para realizar su unidad interna: se deja naufragar en luchas de fracciones, sin poder realizar su unidad política a partir de un interés común políticamente concebido; pero esa incapacidad viene también, al mismo tiempo, y esto es lo que nos importa aquí, de la lucha de la burguesía contra las clases dominadas, y de la dificultad particular en que se encuentra de realizar su hegemonía política respecto de ésta. El Estado, a fin de revestirse concretamente de esa autonomía relativa inscrita en el juego de sus instituciones, necesaria precisamente para el dominio hegemónico de clase, se apoya en ciertas clases dominadas de la sociedad, llegando a presentarse, por un proceso ideológico complejo, como su representante: las hace, en cierto modo, actuar contra la clase o las clases dominantes, pero en provecho político de estas últimas. Así consigue precisamente hacer que las clases dominadas acepten toda esa serie de compromisos como conformes con su interés político. En el caso histórico concreto del bonapartismo francés, Marx nos muestra ese funcionamiento complejo del Estado capitalista en relación con el campesinado parcelario y la pequeña burguesía: “Al mismo tiempo, Bonaparte se opone a la burguesía como representante de los campesinos y del pueblo, en general, que quiere, dentro de los límites de la sociedad burguesa, hacer la felicidad de las clases inferiores. El bonapartismo, en cuanto tipo capitalista de Estado, llega a presentarse como emanación del interés general y como representante de la unidad del pueblo nación (Nicos Poulantzas, Poder Político y Clases Sociales en el Estado Capitalista, Siglo Veintiuno Editores SA. 1987).

[127] Arcadio Sabido Méndez ,Sobre el concepto de hegemonía, 2005 http://www.acessa.com/gramsci/?page=visualizar&id=442

[128] Para Poulantzas, no es que las clases existan primero, para luego de un proceso de toma de conciencia política entrar en lucha, sino que desde su origen, ya va unida a ellas la lucha de clases, ya que las clases sociales, no se dan, sino es en oposición objetiva a otras clases. Lo que presupone que cada clase social posea lugares objetivos antagónicos a otra clase en cada modo de producción, y también, prácticas sociales distintivas; ello que las clases sociales son, en único y mismo movimiento, clases y lucha de clases. las clases sociales solo se presentan en su oposición: las prácticas de clase no son analizables sino como practicas conflictivas en el campo de la “lucha” de clases, compuesto de relaciones de oposición, de relaciones de contradicción en el sentido más simple de la palabra. La relación conflictiva, de todos los niveles, de las prácticas de las diversas clases, la “lucha de clases”, y hasta la existencia misma de las clases, son el efecto de las relaciones de las estructura, la forma que revisten las contradicciones de las estructuras en las relaciones sociales: ellas definen, en todos los niveles, relaciones fundamentales de dominio y de subordinación de las clases de las prácticas de clase que existen como contradicciones particulares .Se trata, por ejemplo, de la contradicción entre las prácticas que tienden a la realización de ganancias y las que tienden al aumento de los salarios (lucha económica) entre las que tienden a la conservación de las relaciones sociales existentes y las que tienden a su transformación (lucha política).

[129] La función esencial del derecho es, la de contribuir, formando parte al mismo tiempo del aparato represivo y del sistema de aparatos ideológicos del Estado, en la reproducción de las condiciones de la producción o en otras palabras, en la reproducción de los medios de producción, fuerza de trabajo y relaciones de producción. La comprensión del derecho como aparato represivo y como aparato ideológico del Estado solo tiene sentido en la perspectiva de la lucha de clases como aparato de la clase que asegura la opresión de clase y garantiza las condiciones de explotación y de su reproducción.

[130] Situarse en la perspectiva de la lucha de clases significa no solo dar cuenta de cómo en la ideología jurídica se realiza la ideología dominante, sino también comprender que la ideología jurídica nace de las clases sociales entregadas a la lucha de clases, de sus condiciones de existencia, de sus prácticas, de sus experiencias de lucha, etc.

El derecho contribuye en la reproducción de los medios de producción fijando y asegurando las relaciones de circulación del capital como instancia donde impera “la propiedad”, “la libertad” y “la igualdad humana”. Y en la reproducción de la fuerza de trabajo regulando como algo natural su venta, así como el medio material para reproducirla: el salario. Estableciendo jornadas máximas de trabajo y salarios mínimos y remuneradores.

[131] En otras palabras, el sindicato (pero también otras instituciones del Estado, como la escuela, la iglesia, u otros aparatos como el ejército) enseñan ciertos tipos de “saber hacer”, pero de manera que aseguren el sometimiento a la ideología dominante o el dominio de su “práctica”. Todos los agentes de la producción, de la explotación y de la represión, sin que haga falta mencionar a los “profesionales de la ideología” deben estar, de un modo u otro, “penetrados” por esta ideología para asumir “conscientemente” su tarea, sea de explotados (proletarios), sea de auxiliares de la explotación (cuadros medio o superiores), sea de sumos sacerdotes de la ideología dominante (funcionarios o dirigentes), etc.

[132] Christine Buci-Glucksmann, Gramsci y el Estado, Editorial Siglo XXI, 1979.

[133] Lenin entiende por lucha económica “una práctica que Engels llamo ‘resistencia a los capitalistas’ y que es llamada lucha profesional y sindical”.

[134] La lucha política tiene por objetivo específico el poder del Estado. Para Poulantzas, La lucha política de clases es el punto nodal del proceso de transformación.

[135] Oscar Belisario, Sindicato y Poder Político, 2007. En:

<http://www.ildis.org.ve/website/administrador/uploads/PonenciaSindicatoPoderPoliticoBelisario.pdf>.

[136] Álvaro García Linera, Movimiento obrero, en potencia plebeya, CLACSO, s/n.