(ABI).- El director de Pro Bolivia, Óscar Alcázar, desmintió el sábado el incremento del precio de todos los productos derivados de la leche y aclaró que sólo se aprobó el alza de la Leche del Elias, el yogurt saborizado y la leche chocolatada.

“Quiero desmentir algunas versiones que mencionan que el incremento del precio de la leche también se extiende a otros productos que no son los productos controlados”, remarcó.

Aseguró que el Ministerio de Desarrollo Productivo “no ha autorizado” el incremento de otros productos a los distribuidores y agencias.

Según una nota de prensa de PIL Andina, el gerente de esa empresa, Pablo Vallejo Ruiz, aseguró a la población de que “las distorsiones de precios que se están presentando en el mercado serán controladas en los siguientes días y se extremarán los esfuerzos para evitar cualquier tipo de especulación”.

Según datos de esa empresa, el incremento de precios fue autorizado para la Leche UHT de 946 ml, el yogurt saborizado en sachet de 80 ml, la leche chocolatada de 80 ml y las leches del ELIAS en sus distintas presentaciones.

Solo en productos autorizados

El gerente general de Pil Andina S.A., Pablo Vallejo, aclaró el sábado, mediante un comunicado, que el incremento de precios se realizó sólo en productos autorizados por el Gobierno.

“Luego que se difundiera una información en sentido de que habría elevado los precios de más productos lácteos. PIL Andina asegura, que sólo se ha definido incrementar para el público consumidor, el precio de los productos autorizados por el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural”, precisa el comunicado.

Vallejo señaló que la elevación de precios, que se hizo sobre la base del análisis técnico con el Gobierno, sólo rige en la Leche UHT de 946 ml, en el yogurt saborizado en sachet de 80 ml, la leche chocolatada de 80 ml y las leches del Elías, en sus diferentes presentaciones, “el resto de los productos continúan con precios anteriores”.

En ese entendido, la PIL Andina S.A. no autoriza a los distribuidores y agencias a subir el precio de otros productos lácteos, no mencionados.