(ABI).- El Gobierno boliviano prevé que la construcción del Corredor Ferroviario Bioceánico Central Atlántico-Pacífico, que pase por Bolivia, demandará una inversión “aproximada” de 7.000 millones de dólares, e inscribió el proyecto en el Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento (COSIPLAN), dependiente de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), informó el martes el ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez.

Según el Ministro de Obras Públicas, el proyecto boliviano fue inscrito la anterior semana en el COSIPLAN, durante un encuentro instalado con sus pares de la Unasur en Montevideo, Uruguay.

“La anterior semana había una reunión, en Montevideo, de ministros de Obras Públicas donde hemos asistido con instrucciones precisas del presidente Evo (Morales) y hemos logrado un apoyo muy importante de los ministros del área en cuanto al corredor bioceánico, que ya es parte de la agenda de este grupo de trabajo que se llama el COSIPLAN”, informó a los medios.

Explicó que el proyecto boliviano establece que el tren bioceánico comience en el Puerto de Santos, en Brasil, ingrese a Bolivia por Puerto Suárez, pase por los municipios de Santa Cruz, Montero y Bulo Bulo hasta llegar al altiplano de La Paz para salir a Perú por el hito 4 y terminar en el Puerto de Ilo.

El proyecto establece -según Sánchez- que el corredor tenga 3.360 kilómetros de vías, de las que más de 1.600 kilómetros ya estarían construidas en suelo boliviano.

Precisó que determina también la implementación de un tren que soporte 27 toneladas por eje a una velocidad de 150 kilómetros con carga y 100 kilómetros con pasajeros.

“En la práctica sólo tenemos que construir un 30 por ciento de la línea férrea, y reconstruir aproximadamente un 40 por ciento, es decir, es un proyecto muy avanzado desde el punto de vista de infraestructura”, agregó.

Adelantó que los cuatro estudios de “línea base” formulados por el Gobierno boliviano para iniciar el proyecto bioceánico, serán concluidos el próximo 30 de diciembre y desde 2015 se buscará el financiamiento y delimitarán cronogramas.

El pasado 25 de noviembre, el Ministro de Obras Públicas aclaró que el proyecto de tren bioceánico que pretenden implementar Perú y Brasil, con financiamiento chino, es distinto al que busca construir Bolivia, pero que también uniría los océanos Atlántico y Pacífico.