Los problemas al interior de la Asamblea de los Pueblos Guaraníes del Itika Guasu (APG IG) parecen nunca acabar, pues después de haber logrado definir e identificar a sus verdaderos dirigentes, ahora se encuentran con que ha desaparecido de sus cuentas del Banco de Brasil la suma de 14,7 millones de dólares.

La información la confirmó el presidente de la APG IG, Hugo Arevayo, quien molesto y desilusionado, denunció al anterior directivo de los guaraníes, Never Barrientos, por haber hecho “desaparecer” este dinero. Pero también dudó de Repsol, que es la empresa que habría sido la que otorgó este dinero a la Asamblea.

La petrolera española Repsol depositó entre finales de 2010 y principios de 2011 la suma de 14,8 millones de dólares, tras un acuerdo de amistad con los guaraníes por concepto de indemnización a raíz de los trabajos que debían realizar en sus tierras.

Dicho dinero debía ser usado para el desarrollo de los pueblos indígenas del Itika Guasu, pero el mismo fue retirado de las cuentas oficiales del Banco de Brasil tres meses después de haber ingresado en sus arcas. Puntualmente, un total de 14,7 millones fueron retirados y derivados a otro banco en Estados Unidos, según revelaron.

Sobre el tema, el asesor legal de los guaraníes, Jorge Alcoba explicó que la información la conocieron hace dos semanas atrás, gracias a un requerimiento fiscal. Con esto el Banco de Brasil habría hecho llegar un extracto bancario respaldado y certificado por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero de Bolivia (ASFI).

“A la fecha se tiene conocimiento que sólo existe en esa cuenta 24 mil dólares americanos; esto dañará a todos los proyectos en inversión. Pero lo peor es que no sabemos a qué nombre están las cuentas en Estados Unidos” lamentó.

Alcoba detalló que el dinero de las cuentas en el Banco de Brasil comenzó a salir con destino a cuentas desconocidas en EEUU el 14 de marzo de 2011, esto se lo habría realizado en dos retiros de 5 millones de dólares el mismo día. Los restantes 4.7 millones de dólares habrían salido del banco brasilero el 22 de marzo siguiente.

Arevayo siguió con la explicación y recordó que el mismo Barrientos (ex dirigente de la APG IG) había afirmado en más de una ocasión a varios medios de comunicación que dicho dinero no podía ser retirado del Banco de Brasil y que por ello, los guaraníes se iban a beneficiar de los intereses que generaría ese dinero depositado.

De esta manera, afirmó que el anterior presidente de la APG IG mintió a la Asamblea, pues aseguró que después de haber hablado con los dirigentes de los pueblos indígenas del Itika Guasu, evidenció que ninguno de ellos tenía conocimiento y mucho menos autorizó realizar los movimientos del dinero.

“Si vemos todos los extractos bancarios del Banco de Brasil desde el año 2010 al 16 de septiembre de 2014 se han realizado un montón de débitos y no sabemos a qué cuentas privadas o particulares se fueron esos dineros. Serán cuentas privadas de señores, de ellos, no sabemos. Lo peor es que ningún mburuvicha (jefe guaraní) sabía que a tres meses de depositado ese dinero fue sustraído”, sostuvo.

Ayuda estatal

El actual presidente de la APG IG dijo que ya pidió ayuda al Ministerio de Transparencia, al Ministerio de Economía e incluso al propio presidente Evo Morales para recuperar el dinero, pues denunció que Barrientos con ese dinero estaría intentando poner de su lado a algunos dirigentes nacionales guaraníes, para así seguir al mando de la Asamblea.

Barrientos desmiente versiones de Arevayo

Sobre el tema, el ex dirigente de la APG IG y directo aludido Never Barrientos negó las acusaciones vertidas por Arevayo y dijo que los movimientos económicos realizados son exclusivos del Banco de Brasil y que por ello él no tiene nada que ver con tales denuncias. De hecho, aseguró que el dinero sigue en manos de la APG IG en los fondos de inversión del Itika Guasu. Denunció que lo que hace Arevayo con estas acusaciones es desprestigiar a las 36 comunidades