(ABI).- Bolivia proyectó para el 2015, en el Presupuesto General del Estado, un crecimiento económico de 5,9% impulsado principalmente por la inversión pública y la demanda interna, y una inflación máxima acumulada de 5%, informó el lunes el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce.

“El próximo 2015 el crecimiento será de 5,9 por ciento, es decir más alto que en la presente gestión. Para la próxima gestión la inflación (sería) 5 por ciento, es decir hay claramente una tendencia de que cada vez la inflación está mejor controlada en Bolivia”, dijo en conferencia de prensa.

Bolivia prevé cerrar este año con un crecimiento económico de 5,7% y una tasa de inflación de 5,5%.

Por otro lado, el Ministro de Economía precisó que el Producto Interno Bruto (PIB) del país crecerá hasta los 36.196 millones de dólares el 2015, es decir, 5.196 millones más que los 31.000 millones de dólares calculados para este año. “Continuamos con el modelo de producir y producir más, eso no ha variado”, agregó.

Señaló que en 2015 se mantendrá “como todos los años” la variación de 10 puntos porcentuales, hacia arriba o abajo, como flexibilidad para que el Banco Central de Bolivia (BCB) pueda modificar el tipo de cambio del dólar, con respecto a la moneda nacional (boliviano).

Apuntó que el Presupuesto General del Estado 2015 prevé un déficit económico de 3,6% del PIB, aunque aclaró que el Gobierno hará todos los esfuerzos para lograr un equilibrio macroeconómico fiscal, como en años anteriores.

“El año 2013 era menos 4,6% y logramos superávit, siempre en la gestión tratamos de generar un incremento en las recaudaciones y tratar de generar cifras positivas fiscales”, remarcó.

La inversión pública para 2015 -puntualizó- será 6.179 millones de dólares, es decir, 37% más que los 4.519 millones de dólares presupuestados para este año.

Subrayó que el 80% de la inversión pública para el próximo año será financiado con recursos internos y sólo el 20% provendrá del exterior.

“Lo que quiere decir que cada vez Bolivia es más soberana, más autónoma con respecto a los recursos externos para el crecimiento de su economía”, añadió.

De los 6.179 millones de dólares de inversión pública para 2015, Arce detalló que 2.498 millones serán destinados a infraestructura (comunicaciones, energía, recursos hídricos, transporte); 1.768 millones a fortalecer la producción (agropecuario, hidrocarburos, minería, industria y turismo); 1.687 millones al sector social (educación, salud, saneamiento básico, urbanismo y vivienda) y 226 millones de dólares al área multisectorial.

El PGE 2015 será enviado ahora a la Asamblea Legislativa Plurinacional para su debate y posterior aprobación.