(ABI).- El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, afirmó el jueves que Bolivia está preparada para resistir el shock de la caída de los precios internacionales de las materias primas.

“Bolivia está preparada para resistir el shock de caída de precios, tenemos reservas internacionales fortísimas, tenemos una tasa de crecimiento importante, pero además, nuestra economía tampoco está globalizada, tampoco dependemos exclusivamente de los precios internacionales de materias primas, tenemos un mercado interno, que es capaz de asimilar estas variaciones de precios”, fundamentó.

Bolivia exporta gas natural a Brasil y Argentina en base a los precios internacionales del petróleo Intermedio de Texas (WTI), cuyo costo presenta una caída gradual desde junio de este año. El precio del petróleo WTI cayó el miércoles 2% y terminó en 77,19 dólares el barril, su nivel más bajo en tres años.

Quintana, en un improvisado contacto con los periodistas, aclaró que es muy difícil decir que la caída del precio internacional del petróleo y otras materias primas no va afectar a Bolivia.

“Consecuentemente es muy difícil decir que no va afectar, claro que va afectar, el declive de los precios afecta, pero no va a afectar de manera significativa”, subrayó.

El Ministro de la Presidencia explicó que Bolivia tomará previsiones para paliar la caída de precios a partir de la aprobación del Presupuesto del Tesoro General del Estado.

“Nosotros tomamos previsiones, fundamentalmente a partir de la aprobación del presupuesto del Tesoro General del Estado Plurinacional, ahí definimos un precio estimado, por ejemplo del barril de petróleo para el año, por lo tanto tenemos un rango en el cual nosotros prevemos, podríamos decir las incertidumbres que se generan en materia de precios”, puntualizó.

Asimismo, dijo que el precio del petróleo “no está fuertemente vinculado al precio del gas”, porque son precios variables, por ejemplo, en el caso de los contratos con Brasil de comercialización de gas el país vecino tendría que pagar el mismo precio que paga desde hace un año.

“El precio del petróleo está fuertemente vinculado al precio del gas, son precios variables, hoy día el Brasil requiere la misma cantidad de gas y va a tener que pagar el mismo precio de gas, que está pagando desde hace un año, independientemente que caiga el precio del petróleo”, remarcó.

A su juicio, el precio del petróleo bajó “por razones políticas, porque Estados Unidos se ha hecho cargo de invadir varios países sobre los cuales sus empresas transnacionales controlan el petróleo”.

Sin embargo, vaticinó que los países se reconstruyen y empezarán a reclamar la propiedad de sus recursos naturales, por tanto nuevamente habrá un ascenso en los precios de las materias primas.